El objetivo del estudio es la preparación

No nos engañemos, estudiar tiene un coste personal. La lectura puede ser gratificante, pero el estudio es una tarea que exige un esfuerzo.

Estudiamos por muchas razones, en ocasiones, incluso por la menos deseable: la obligación. Pero no debemos perder de vista cuál es el objetivo del estudio.

En nuestra opinión, el objetivo del estudio es la preparación.

Porque hay muchos términos que pasan por ser sinónimos de enseñanza, pero los matices son importantes, no es lo mismo estudiar que formarse, o saber que prepararse. Estaremos de acuerdo en que hay quien pasa por la universidad, pero lamentablemente la universidad no pasa por él.

No siempre hay que conocer algo para aplicarlo o sacarle rendimiento. Yo mismo (y me imagino que hay muchos como yo) no sé cuáles son los fundamentos de la dirección asistida de los vehículos y tengo el atrevimiento de conducir. Tampoco sé muy bien lo que es una anadiplosis (ni otras muchas figuras literarias) y disfruto de la lectura.

Los centros educativos -según nuestra opinión- demasiadas veces se vuelcan y dedican demasiado tiempo en conocimientos poco prácticos.

Un ejemplo: le pregunto al lector ¿cuánto hace que no ve un «número mixto» en un mercado o en la calle? Sin embargo, en las escuelas dedican un tiempo precioso a operar con ellos. Hay muchos más. En la universidad más aún.

Mientras tanto, las empresas dedicadas a la formación tienen que pensar no el curriculum, sino en lo que el cliente necesita, no podemos olvidar que estas empresas son medidas por los resultados, tienen que preparar a sus alumnos ofreciendo algo más que contenidos, ofreciendo soluciones reales a los problemas de sus alumnos – clientes. (Sí, clientes, otro gallo cantaría si los centros educativos consideraran a sus alumnos como clientes).

¿Por qué hay clientes para este tipo de empresas?

Porque este tipo de empresas ha comprendido de hace tiempo que la enseñanza es algo más que el estudio, la razón de ser de la enseñanza es la preparación.

Una preparación que permita a cada uno enfrentarse con éxito a sus retos de futuro, tanto personales como familiares y profesionales.

Cada vez más debemos estar más preparados para estar perfectamente integrados en esta sociedad tan cambiante y por eso, cada vez más, tenemos que aceptar que el estudio con esta perspectiva es irrenunciable.

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Manuel Fandos

Relaciones Externas de Master-D, Manuel Fandos ha sido el responsable de los Departamentos de Innovación Educativa, de Producto y de Mastervisión de Master-D y en la actualidad es Relaciones Externas de la de empresa. Doctor en Psicopedagogía por la Universidad de Huelva, Licenciado en Ciencias de la Educación por la UNED y en Estudios Eclesiásticos ...