Comentario sobre la situación económica, política y social actual

Durante los estudios universitarios de Psicología los estudidiantes somos formados para que  mantengamos distancia entre el quehacer psicológico y la actividad política. Con esta actitud me mantuve hasta el año 1999 cuando observé que las empresas a las que asesoraba arrojaron pérdidas y no ganancias a pesar de una eficiente administración de recursos. Se trataba de empresas de actividades diversas, como por ejemplo, organizaciones relacionadas con la producción de energía, cemento y productos alimenticios, y otras vinculadas a las actividades metalúrgicas, de la construcción  y de servicios. Algunas de ellas poseían inversionistas internacionales, en tanto otras eran de capitales argentinos. Dada mi actividad de diagnóstico organizacional puedo decir que se trataba de empresas sanas en términos sociológicos. Mi conclusión fue entonces que la pérdida se originaba en el sistema que las englobaba, el financiero. Incursioné entonces en las lecturas de Lyndon Larouche quien allá por el 2000 ya anticipaba la crisis financiera que hoy vivimos. Este economista estadounidense explica que la economía es una ciencia física, no exclusivamente matemática y que esta visión equivocada de la economía derivaría en el colapso económico financiero que hoy domina la prensa internacional. El sistema financiero es ilógico, pues la economía es una ciencia además social y el fijar intereses fijos, o sea una variable constante, en un sistema que es dinámico, se deriva de un pensamiento ilusorio de vivir de rentas en forma indefinida. Además un sistema creado en base a un pensamiento subjetivo que no se corrige, como en la enfermedad mental conocida como esquizofrenia, finaliza en un caos desintegrativo”. Este es entonces mi parecer en cuanto a la realidad financiera y económica.

En cuanto a la realidad política ha seguido el mismo camino que la realidad financiera ya que es el mundo de las finanzas el que ha dominado el quehacer político con métodos coercitivos. Por ejemplo, la ex primera ministra de la India, Indira Ghandi, fue asesinada cuando se negó a que su país se endeudara con el Fondo Monetario Internacional. En mi país, la Argentina, agitadores que recibían sueldos desde Europa crearon una sensación de inseguridad en el país lo cual condujo, entre otras cosas, a que las fuerzas armadas irrumpieran en el poder en 1976. Mientras los argentinos centraron su atención en el accionar militar en contra de la actividad subversiva, la deuda externa creada con intereses de muerte se generó. El mismo fenómeno se ha dado en Estados Unidos, país en donde la sensación de inseguridad se generó a partir de los eventos conspirativos del nueve de septiembre. USA comenzó una guerra en contra de Afganistán e Iraq, incrementando a pasos agigantados la deuda externa que ya estaba abultada. Mientras que el ciudadano, o la ciudadana argentina debe aceptar la dolorosa realidad de que cada niño que nace en esa hermosa tierra debe 5.400 dólares según datos del argentino Mario Cafiero, el o la estadounidense deben aceptar la cruda verdad de que su  país es el más endeudado del mundo y una parte de sus acreedores son los Bancos Centrales de Japón, China, Corea del Sur y de Tailandia, que poseen de conjunto 700 mil millones de dólares en Bonos del Tesoro norteamericano. Recordemos aquí que “quien controla el dinero, controla al mundo”. En síntesis, la política subordinada al poder financiero ha sido empleada para que el esfuerzo de los pueblos, de las naciones aumente el poder de los bancos internacionales en forma indefinida. Aquí está además la perversidad del sistema. En efecto, igual que un drogadicto, la economía estadounidense es adicta a los préstamos extranjeros, disfrutando de un nivel de vida mucho más alto del que tendría que tener si tuviera que utilizar sus propios ahorros para financiar su consumo. Sin embargo así como el final de vida de un drogadicto es la muerte por sobredosis, el sistema económico disfuncional de USA  está extendiendo globalmente la inestabilidad, el desempleo y la depresión.

¿Quiénes son las víctimas de este sistema y quiénes son los ganadores? Recordemos  el principie Felipe de Inglaterra, el esposo de la mujer más rica del planeta, ha afirmado que desea reencarnarse en un virus para resolver el problema de la sobrepoblación. Al parecer entonces, las hambrunas en África, las crisis económicas endémicas de los países del tercer mundo, guerras imposibles de ganar- hay que recordar que el Corán sostiene los musulmanes deben defender con su vida la invasión de sus tierras- y ahora las crisis económicas del primer mundo apuntan a satisfacer el deseo del príncipe Felipe.

La sobrepoblación es percibida como una amenaza por la clase dominante ya que se necesitan dos planetas tierra más para mantener el nivel de consumo de los países ricos del Norte. Si nos ponemos en sus zapatos, ellos ya no necesitan los miembros de los pueblos que dominan, pues el ser humano ha sido remplazado por máquinas electrónicas. De allí que apuntan a un mundo con menos habitantes y que consuman menos. ¡Y lo están consiguiendo! Así como los radares que detectan los peligros dejaron de funcionar el nueve de septiembre,  los necesarios mecanismos de regulación que  hubieran evitado esta crisis no se implementaron pese a los ruegos del gobierno aleman, del economista Lyndon Larouche y del senador Barak Obama, candidato a la presidencia de USA.

Sin embargo no hay plan perfecto para dominar al mundo y la historia demuestra cómo planes siniestros han terminado con un fracaso rotundo aún cuando dejan millones de víctimas. Aquí vale la pena introducir la figura de vampiro que el presidente de Venezuela Hugo Chavez emplea para caracterizar a Bush. Según Chavez, Bush es un vampiro en el momento del amanecer, necesita chupar más sangre pero percibe que el tiempo se le termina y entonces se desepera. Esta figura siniestra del vampiro es excelente para poder describir el fin de este modelo. Una vez que los vampiros de la clase dominante se hayan chupado la sangre de todos los pueblos, querrán más sangre y  entones comenzará una guerra entre ellos. La personalidad humana tiene normalmente núcleos perversos, pero cuando el sistema social  estimula el desarrollo de estos núcleos de tal modo que éstos dominan la personalidad no existe un camino de retorno, la necesidad de destruir a otros para aumentar domina estas estructuras y se torna insaciable.

De allí que desde el psicoanálisis se plantea la muerte de la civilización blanca occidental. El panorama cultural es desolador, las palabras autoridad, respeto y democracia son hoy en el mundo occidental plabaras vacias de contenido. Las civilizaciones progresan o retroceden, no permanecen quietas. ¿Existe una diferencia substancial entre el niño argentino, el niño estadounidense y los siervos de la tierra de la época zarista? Los tres tienen un AMO. En los dos primeros casos son los bancos, en el tercero los zares, pero ambos, los bancos y los zares se relacionan con el poder de una manera despótica.

Finalmente quiero cerrar este cometario con una actitud optimista, no sé si basada en la realidad o en mi forma de ser. Cuando escucho las entrevistas a los actuales presidentes de Bolivia, Ecuador y Venezuela dispuestos a arriesgar sus vidas por la defensa de los pueblos que gobiernan en contra del sistema imperialista de USA, la lucecita de la esperanza destella en mi corazón.

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Ana Cristina Evans Burgess

7 respuestas

  1. Lo que este artículo plantea es la muerte del modelo individualista de la sociedad occidental. Mientras un niño argentino debe al sistema $5.400 dólares, un ciudadano de USA debe hoy $ 175.154 dólares. En síntesis, ambos son esclavos de un sistema en el que deben trabajar para pagar una deuda que no generaron, ni disfrutaron. Un sistema que no genera riquezas, sino que por el contrario suma restando, los grandes capitales suman riquezas a través de guerras por los recursos naturales, hundimientos de países débiles, y ahora el hundimiento de la clase media de los países europeos y de USA, termina en su propia destrucción. La guerra en Afganistán es un ejemplo, esta tierra en conflicto está hoy en manos de los talibanes y parar ganar la guerra Occidente requiere de más tropas de ocupación, equipos y dinero, más las poblaciones de USA y de Europa no quieren desembolsarlo, pues saben que éstos implicaran más recortes de prgramas sociales. Mientras el presidente del Fondo Monetario Internacional vaticina un futuro de recesión, el ministro ruso de finanzas pronostica un futuro de crecimiento. Y es que mientras USA y Europa desembolsaban dinero para sus aventuras en el medio este, Rusia y China se mantuvieron alejadas del conflicto. El resultado es que hoy China invierte hoy en Rusia para la construcción de un oleoducto desde las tierras de Siberia que le permita el suministro del oro negro, mientras que Rusia invierte en los mares de Venezuela para la extracción de gas. En síntesis, el modelo de: “Me salvo yo por el momento y no importa el precio de quien lo pague” es solamente un modelo temporario, como la realidad lo demuestra.

  2. Son muchas las visiones y diagnósticos que se expresan sobre esta crisis económica pero no veo claro que una enfermedad tan grave, no diera advertencias a tiempo. Por ello quedan algunas dudas y opiniones por resolver:
    1- ¿Podría ser cierto que los analistas económicos no supieran a donde iban a dar sus jugadas?
    2- Si lo que respaldaba las hipotecas, que en el fondo eran los mismos bienes depreciables en cualquier momento, ¿por que dejaron que ello se hiciera así?
    3- Como eran créditos de riesgo, nadie presta dinero si no sabe si lo recuperará, entonces fueron riesgos calculados a sabiendas que alguien pagaría los platos rotos.
    4- Y como el sector financiero en los países capitalistas está muy ligado al poder político, es de suponer que los políticos ya sabían la hecatombe que se avecinaba.
    5- Luego es de suponer, también, que todo esto estaba dirigido a caerle a los sectores económicos más débiles, o de menor capital, para poder apoderarse de ellos.
    6- Y muy seguramente en este momento lo que se esta dando es la concentración cada vez mayor de los bienes de producción y de servicio en manos de quienes tenían reservas de capital suficientes para moverse en los bajones de bolsa que se están dando.
    7- Lo que quiere decir que en el fondo lo que estarían haciendo los distintos gobiernos, especialmente los que conforman el G20, sería refinanciando el juego neoliberal de las especulaciones financieras, por otros tantos años más, hasta volver a repetir el mismo cuento, así pongan “correctivos” a los problemas evidentes de los sistemas financieros.
    8- Refinanciación hecha con proyección a los impuestos ciudadanos, incluidos IVA(s), fondos de seguridad social, mayores cargas impositivas a las empresas (luego menores salarios a los trabajadores); mayores intereses a los proyectos de ayuda financiera internacional a los países pobres o más necesitados (todos los demás que están fuera del G20) , luego mayor endeudamiento para las naciones pobres; manipulación de precios de materias primas que es lo que principalmente exportan estos países (como petróleo, carbón, minerales en general); y el afán de establecer TLC(s) con ellos para poder inundarlos de productos de comercio y alimentos, para así asegurar su producción y estabilidad internas en sus naciones.
    9- En otras palabras no habría tal crisis financiera si no un accionar cíclico del Capitalismo, con el hecho que en esta era de Globalización los efectos que se ven son colectivos, e involucran a todo el mundo.
    10- Entonces lo que realmente necesita este planeta –en esta era de globalización- es un proyecto de Nuevo Orden Económico Mundial, que corrija estos sistemas inhumanos y despiadados, que resultan tan nocivos y desastrosos para los pueblos como cualquier guerra o desastre natural de envergadura.
    11- Y esta conciencia de alguna manera es lo que expreso el Sr. Barack Obama en su campaña. Luego tiene un gran reto por delante para empezar a cumplir su Proyecto Político de Cambio. Y como la historia no viene sola, si no que las circunstancias la acompañan, se le pone en bandeja de plata la oportunidad de entrar interviniendo de manera oportuna y “manejable” estos aspectos tan importantes en el desarrollo social no solo de EU, si no del resto del mundo.
    12- Y no sería correcto que la mayoría de gobiernos que conforman el G20 (algunos terminando), en la reunión que están ejecutando en Brasil esta semana, y que concluye en Washington, y los organismos financieros nacionales y multilaterales , fuesen los que impusieran las políticas a seguir en los próximos años, cuando durante sus gobiernos y gestiones, especialmente en los últimos meses, por no decir que los últimos días, fue que advirtieron (¿?) de esta crisis, dejando por fuera o sin campo de maniobra al nuevo gobernante de los EU. , que sigue siendo la principal economía mundial.

    Les invito cordialmente a visitar la página http://www.uctrascendente.es.tl donde encontrarán temas afines a la globalización e integración mundiales, con enfoques humanistas y de interés general.

  3. Todos somos cómplices de esta barbarie, los que dicen vivir bien, y los que sobreviven, todos miramos para otro lado y rezamos (los que creen en dios y en la esperanza) para que no nos toque. Somos hipócritas y desalmados a la hora de denunciar, a la hora de decir BASTA, nos están esclavizando y seguimos pensando que vivimos bien, que tenemos libertad y que por suerte no morimos de sed o hambre. Eso es lo que hacemos cada día, morirnos de miedo; y ellos, los que crean grandes campañas publicitarias sobre las guerras, la crisis, el terrorismo…, lo saben y nos azuzan los perros del terror. Somos culpables de la miseria en el mundo, de la guerra, de las desigualdades, todos por igual, los mismos que nos tomamos el café hablando de la crisis, de las lluvias torrenciales, de las guerras, y pagamos por el cafelito dos euros, ahí es nada: que nadie se llame a engaño cuando El G7, G8 etcétera, nos pongan el collar en el cuello y nos coloquen a producir doce horas diarias por un plato de arroz y unos kilos de energía al día, no, que nadie se llame a engaño cuando el lobo tenga su boca abierta para engullirnos justo delante de nuestras narices; tanto hemos gritado que viene el lobo que ya no lo creemos. No, que nadie se llame a engaño, que los que manejan el poder no piensan cederlo a nadie y menos en pos de un mundo más justo, más digno, a ellos, a los que lo ostentan, no les faltan esbirros para realizar los más perversos crímenes, como lo han estado haciendo a lo largo de la historia. ¿Cuantos presidentes asesinados? ¿Cuántos políticos encarcelados y asesinados? ¿Cuántas mujeres violadas y asesinadas por querer ser libres? ¿Cuántos seres desaparecidos? Y todo porque ellos, los poderosos, han descubierto que todos miramos para otro lado cuando cometen sus crímenes con total impunidad.
    Que nadie se llame a engaño, porque ni el G7, G8…, van a permitir que crezca la esperanza, cuanto más, nos irán poniendo como a los burros, una zahanoria para que sigamos sustentado y alimentando sus riquezas.

  4. “Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.” Samuel Johnson (1709 – 1784)
    No importa de donde venga ni que nos motive la esperanza, el caso es que no la perdamos, pues así siempre podremos estar a la espera de un mejor devenir. En el caso que nos ocupa, me sorprende que se piense que en este artículo se habla de un villano único, al menos yo no lo vi así; más bien leo que hay varios culpables, y entre ellos estamos todos los ciudadanos que permitimos que quienes nos gobiernan hagan y deshagan a libre voluntad, mientras que a nosotros “no nos toque”, como es el caso de Krishna, quien dice que “afortunadamente en México vivo bastante bien”, lo que me hace pensar que o es parte de la farándula, de la política o bien de la delincuencia organizada, ya que la gente que trabajamos honesta y honradamente para este país, difícilmente vivimos “bien”. Esta época es de sobrevivencia, ya que el miedo se ha vuelto parte de nuestra cotidianeidad. El miedo a salir a la calle y que te asalten, te secuestren o te maten, el miedo a que la canasta básica está en las nubes, el miedo al despotismo y nepotismo de nuestras autoridades judiciales, jurídicas y hasta laborales. ¿Ahora quién es el que se tapa los ojos? No hay duda que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

  5. No hemos sido criados y educados (al menos en España) con el antiamericanismo, mas bien todo lo contrario, el pro americanismo y el anti comunismo y todo lo que se le parezca.
    Que mejor defensa que tachar a una persona de “anti” cuando esta diciendo verdades. con este argumento vacuo le echamos una loza encima dificil de quitar y ademas vacunamos a todos los que nos oyen. Esto se lo tienen bien aprendido los yanquis y sus adoradores.

  6. Supongo que usted no ha visitado Venezuela, ¿verdad? Porque yo sí, y puedo hablar con conocimiento de causa cómo se vive en esa nación. Y no crea que me hospedé en hoteles de lujo, me tocó dormir en alguna vecindad bastante patética, así que con mis propios ojos he visto la miseria, que es bastante y constante. En México, afortunadamente vivo bastante bien.

    Otra cosa que causa tristeza, es que todavía exista gente que considere que en el mundo hay un villano único, como si de un cuento de Disney se tratara. A mí, en cambio, la psicología me dice que hay un megalómano de apellido Chávez, con severos desórdenes mentales y delirios de persecución, dogmático como nadie, cursi y ridículo, y además autoritario.

    Se podría discutir, pero cómo hacer, si ante la evidencia más grande aún hay gente que se tapa los ojos porque la adoctrinaron con ese credo fanático del antiamericanismo.

  7. Me entristece descubrir que haya corazones en los que destelle la esperanza al escuchar hablar a políticos autoritarios que no han hecho más que empeorar las condiciones de vida de sus pueblos, limitar las libertades de sus gobernados y exigido sumisión a los regímenes que encabezan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios que falten al respeto o insulten serán borrados. Si quieres expresar tu opinión hazlo con educación y respeto.