No explotan los pueblos, son los bandidos de…

sos pueblos… son los bandidos que allí viven y que explotan a sus propios pueblos primero y luego, organizadamente y en connivencia con el resto de bandidos y que manipulan el poder internacional, son los que se encargan de explotar no a los pueblos en particular, si no a la humanidad en su totalidad; y de ahí, la acumulación de poder y capital en unas minorías y la miseria que han logrado producir en todo el mundo; no dirijan ataques (pues) hacia un pueblo… el pueblo siempre es inocente como tal. Además es impotente y por ello manejado siempre y bajo cualquier tipo de gobierno conocido hasta la fecha; puesto que hasta la democracia, como menos malo… se pervierte y convierte en tiranía.

En estos términos (más o menos) respondía a un oponente que influenciado por la demagogia y la mentira imperante en todos los campos, quería achacar al pueblo norteamericano lo que en realidad no es culpa suya; como tampoco lo es el francés, inglés, italiano, español, ruso, chino… o cualquier otro; conviene centrar las definiciones y cargar a los culpables los desastres que padecemos y que son debidos a un solo motivo… la terrible avaricia de unas minorías que si pudieran, eran capaces de trocear el planeta y llevárselo… aunque fuese al infierno.

Decir más cosas sobre este terrible problema mundial, pienso que no ha lugar… cualquiera mínimamente inteligente, que deduzca por sí mismo y que vaya… “sacando hilos de la madeja”… pues habrá muchísimos; pero la realidad es una sola y ya la he dicho… y otros muchos lo han dicho antes que yo, pero aquí no se escucha a nadie sensato… “sea Papa o monaguillo” (que por otra parte debieran mirar sus trajes).

Pero si que matizaré lo que hemos tenido y lo que se va a perder miserablemente y se sintetiza con pocos renglones.

Hemos llegado a vivir en la sociedad más opulenta que civilización alguna lograse, según la historia conocida… en esa opulencia (que ha sido perniciosa incluso para la parte de la masa que ha participado) se pudo controlar a tiempo los derroches y derivar en repartos mucho más sociales y equilibrados… y con ello, haber logrado un nivel de vida aceptable para todo el planeta; puesto que se ha demostrado que aquí hay de todo y para todos los habitantes actuales y posiblemente para el doble o más; pero la avaricia ha segado todo y ha producido estas situaciones de ruina y de anquilosamiento en que o ya estamos o vamos a llegar mucho antes de lo que piensan los inútiles que dicen gobernarnos y que ahora y en realidad, no saben lo que hacer.

Y no saben lo que hacer, por cuanto todo son reuniones, discursos absurdos y como mucho, tratan de arreglar lo más cercano e inmediato y además, sin renunciar a nada de los abusos que ellos mismos se han asignado, esquilmando al pueblo con brutales impuestos que a la vista está… no han servido para crear prosperidad, como es el principal cometido de las cargas impositivas que se nos imponen por la fuerza… todo lo producido lo han devorado el exceso de parásitos.

Los pueblos queremos convivir en paz y concordia y por tanto no pretendemos ni explotar ni ser explotados… esa debiera ser la política a practicar; pero visto los antecedentes, ello tardará siglos y suponiendo que esta incivilización, continúe y se regenere dando paso a otra mucho más racional.

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Antonio García Fuentes

Escritor y filósofo. Mi biografía es larga y parte está en mi web; soy viejo pero también viejo rebelde y continuo con mayor vitalidad que nunca... el cerebro no envejece; saludos.