España Frente a la Crisis Económica Actual

G-20

 

Dr. Belisario Rodríguez Garibaldo
Abogado, Sociólogo, Periodista, Analista Político, Profesor y Escritor
E-mail: brodgari@hotmail.com
Web: http://www.pa/secciones/escritores/rodriguez_belisario.html

Es importante hacer antes una distinción histórica clara sobre las diferencias fundamentales de políticas de gobierno español en el marco económico-social durante el gobierno socialista de Felipe González hasta el gobierno popular de José Maria Aznar. El gobierno popular de José Maria Aznar vivió una época económica expansiva dentro de los normales ciclos de la economía de mercado. A diferencia del gobierno socialista de Felipe González que recibió una herencia de cuarenta años de dictadura franquista, por la cual en el gobierno de Felipe González se tuvo que llevar a cabo una amplia reconversión industrial, además otras medidas comprometidas, que situó a España en la senda del progreso acercándola efectivamente a la Europa moderna. En cambio el gobierno popular de José Maria Aznar vivió una etapa económica favorable, elevó a una máxima potencia el sector de la construcción urbanística, que propició la creación de empleo en sectores circundantes, además de una política laboral que genero millones de contratos laborales precarios, principalmente para jóvenes. Ese fue el milagro económico basado en medidas liberalizadoras del mercado.  

  

Esta políticas económicas se basa en la idea liberal que la economía de mercado libre genera mas prosperidad general que un mercado dirigido por el Estado, observando que la extrapolación del Estado, el aumento de impuestos, el gasto publico y la deuda publica, van a generar un efecto inflacionario, con cierre de empresas y desempleo, por lo cual proponen recetas liberales que impulsa la reducción del Estado, reducción impositiva y del gasto publico-social, con medidas restrictivas de los derechos sociales-laborales, además de mayores libertades arancelarias, libertades de inversión privada, el libre flujo de capitales y libre comercio internacional. En cambio, las políticas económicas progresistas propone a un mercado relativamente regulado por el Estado, el cual permita inversión económica, empleo y superávit publico, a la vez que bienestar y equidad social, corrigendo a las naturales contradicciones del mercado libre, con medidas reguladoras que permitan una inversión privada responsable, mediante una tasa de impuestos racionales en el marco de un equilibrio fiscal publico, acompañado de un gasto publico-social adecuado y necesario que permita a un estado de bienestar social, con derechos sociales de garantía. Dicho gasto publico-social se enfoca en políticas sociales, infraestructuras, servicios públicos y en un debido equilibrio fiscal, además de impulsar una inversión privada que sea cumplida en sus deberes públicos y generadora de empleo de calidad.

 

Valga hacer un resumen de las principales medidas del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, tal como la retirada de las tropas españolas de Iraq, el envío de tropas a Afganistán y Libano en conjunto con las Naciones Unidas, la promoción de la Alianza de Civilizaciones entre Occidente y Oriente en aras de la distensión cultural y política, la progresista legalización del matrimonio homosexual, la Ley de la promoción de la autonomía personal en atención a las personas en situación de dependencia familiar, la Ley para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la creación de los Juzgados de Violencia de Genero, una nueva regularización de inmigrantes, el inicio del denominado proceso de paz con ETA, la ley antitabaco, la promoción de políticas sociales, tal como el aumento de los fondos para becas de estudios para los jóvenes y las ayudas para viviendas de protección oficial para jóvenes, la reforma legal de los estudios universitarios en adecuación al proceso de Bolonia del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y el aumento de fondos para la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I), los aumentos saláriales y de pensiones para trabajadores y pensionados en consecuencia del costo de la vida por aumento de precios de consumo, el superávit de la seguridad social y calidad en los servicios médicos sanitarios, la creación de obras de infraestructura y transporte, tal como la ampliación de líneas de metros urbanos y la ampliación de líneas del tren rápido (AVE), o la reforma de Estatutos de Autonomía como el de Catalunya, además en el marco de la actual crisis económica-financiera mundial que ha implementado el Plan Español de Estimulo de la Economía y el Empleo (Plan EEEE) con mil millones de euros enfocado en un gasto publico con medidas sociales de apoyo a empresas y familias, fomento del empleo, medidas financieras – presupuestarias y de modernización de la economía.

 

Debo hacer una consideración con respecto a la actual crisis económica que enfrenta el actual gobierno socialista español de José Luis Rodríguez Zapatero. Las políticas del gobierno español de reactivación económica-social (Plan EEEE- Plan Español de Estimulo de Economía y Empleo) son necesarias y aplaudibles. Además es una crisis que Europa ha tenido por su interdependencia comercial con EE.UU. que fue origen de la crisis financiera. La crisis financiera fue originaria en EE.UU. y afecto a Europa por razón de la interdependencia financiera y comercial. Fue ‘el efecto Jazz (Wall Street), tal como le denomino la presidenta justicialista de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, para diferenciarla del ‘efecto tequila’ (crisis mexicana de los 90), el ‘efecto sushi’ (crisis japonesa de final de los 90) y el ‘efecto capirinhas’ (crisis brasileña de los 90). España además tuvo otros factores de afectación con la crisis financiera, al reventar la burbuja inmobiliaria (con años de gran especulación inmobiliaria), que afecto al sector construcción urbanístico, con afectación de otros sectores como transporte de mercaderías y sector agropecuario, afectando así a otros sectores comercial, servicios, hostelería, empresas, autónomos, profesionales, pymes, etc. No obstante con los miles de millones de euros del gobierno español para estimular la economía y empleo, se prevé una remonte de la crisis entre mediados de 2010 en adelante. Y las previsiones es que España (y Europa) remontaran esta crisis para el otro año. A diferencia de América Latina que ha vivido siempre en crisis, con la historia de una crisis permanente, endémica y sin solución a la vista, España es actualmente una economía muy productiva y competitiva, la quinta mayor economía de Europa. El presupuesto publico español del año 2009 es de mil millones de euros, además del Plan Español de Estimulo de la Economía y el Empleo (Plan EEEE) que son también mil millones adicional, además de un anunciado aumento de tres mil millones para la financiación y subvención de Pymes.

 

Se puede resumir el enfoque del actual Plan de Español para el Estimulo de la Economía y el Empleo que consta de los siguientes ejes de actuación: A- Medidas de apoyo a empresas y familias; el gobierno español aprobó un fondo de varios millones de euros destinados a la banca publica para créditos para microempresas, créditos para corporaciones empresariales, créditos financieros personales para profesionales y trabajadores, mas diversas subvenciones sociales (susidios) para las familias. B- Fomento del empleo, medidas financieras y presupuestarias; esto incluye inversión publica en infraestructuras, fondos públicos para diversas políticas sociales (educativas, culturales, salud, vivienda social, prestaciones sociales, pensiones, servicios públicos, etc), medidas de incentivo a la inversión privada, incentivos empresariales a mejoras productivas e innovación, mas incentivos en la localización del aumento del empleo. C- Medidas de modernización de la economía; se enfoca en los antes mencionados incentivos a la inversión privada empresarial, incentivos a la productividad e innovación, incentivos al aumento de contratación de empleo y calidad del empleo, incentivos fiscales, fondos de la banca publica y privada para créditos empresariales y de inversión para corporaciones y microempresas, incentivos a la exportación, incentivos a medidas de responsabilidad social y ambiental empresarial, desarrollo del gobierno en obras publicas, fomento e infraestructuras, etc.

 

Las formas de financiarse el gasto publico del gobierno español es gracias al sistema tributario de recaudación impositiva que pagan todos los ciudadanos y residentes en el país, además de la correspondiente ayuda de fondos de la Unión Europea, por ser España miembro y contribuyente de la Unión. La Unión Europea ha anunciado un presupuesto de 50 mil millones de euros para el estimulo económico de los países miembros en el marco de actual crisis financiera. Es cierto que España (Banco de España), al igual que el Banco Central Europeo tienen la facultad de emisión del euro, ajustado a un debido equilibrio financiero y monetario, que es base de esta expansión financiera de gasto para estimular la economía en tiempos de crisis. Pienso, que el Plan de Estimulo Económico de España, como el Plan de Estimulo Económico de Estados Unidos del gobierno demócrata de Barack Obama, que es de mil millones de dólares, están bien enfocado al gasto publico – social, crédito empresarial y obras de infraestructura, que pueden estimular el despegue económico para remontar el espiral recesivo. Estos enfoques están diseñados en la reciente cumbre del G-20, basados en políticas económicas neo-keynesianas un poco parecidas a las acaecidas durante el gobierno demócrata norteamericano de Franklin D. Roosvelt durante los años de la depresión económica. También en Iberoamérica se observa para este año a un gasto publico-social enfocado al estimulo económico en el contexto de conjurar a la afectación de la crisis. Es cierto que el Estado debe tener un equilibrio entre lo que ingresa (recaudo impositivo) con lo que se gasta (gasto publico y social) acompañado de medidas macroeconómicas de desarrollo (una política económica adecuada para expandir la economía hacia crecimiento económico y superávit publico) para que no revierta en una desaceleración económica (actividad lenta) o en recesión (estancamiento).

.

Veremos los resultados entre este y el otro año. Pienso que España, como Europa, ha remontar esta crisis en un plazo definido. Es cierto que todavía no se ha logrado completar todas las medidas en planes, sin embargo de ser implementadas a cabalidad pueden contribuir a remontar a la crisis económica actual, al decir de presidente demócrata norteamericano Barck Obama ‘Si se puede’. Tampoco es que sea un milagro económico que antes no se haya logrado en amplia superación en toda la sociedad, mas dependerá siempre de la voluntad de todos y todas, el gobierno (y la oposición), la administración publica y comunidades, empresarios y trabajadores, profesionales y autónomos, familias, ciudadanos e inmigrantes, empresas, corporaciones y pymes. Solo así se obtendrá a la remontada prevista hasta volver a un ciclo de crecimiento económico, superávit publico y bienestar social.

 

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Belisario Rodríguez Garibaldo

Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas / Facultad de Derecho y Ciencias Políticas / Universidad de Panamá | Doctor en Ciencias de la Comunicación y Sociología / Facultad de Ciencias de la Información / Universidad Complutense de Madrid | Doctor Honoris Causa en Educación / Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (CIHCE). | Biografía ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios que falten al respeto o insulten serán borrados. Si quieres expresar tu opinión hazlo con educación y respeto.