Consejos para exponer ante un tribunal

Miedo, ganas de salir corriendo o pánico son algunos de los estados de ánimo que todos los opositores experimentamos cuando nos toca exponer un tema ante un tribunal. Son muchas las horas invertidas en preparar esta prueba para que en unos minutos nos lo juguemos todo a una sola carta.

Una regla de oro cuando nos toque leer el tema ante el tribunal es no decir que estamos nerviosos, muchos tendemos a disculparnos “disculpad, pero es que estoy un poco nervioso…” de manera que, todo el tribunal incluso los que no se habían dado cuanta de nuestros nervios se fijarán más en nuestro estado de ánimo.

Lo recomendable en estos casos es coger “al toro por los cuernos” olvidarnos del resto de personas y leer nuestro tema de manera relajada como cuando estamos en casa ensayando para ello. Puede parecer un tópico, pero puede conseguirse.

Debemos hablar de manera pausada y tranquila, modulando nuestra voz ya que esto también ayudará a relajarnos y dará la sensación de que estamos seguros de nosotros mismos ante el tribunal.

Usaremos un lenguaje sencillo, con frases cortas siguiendo un guión, así evitaremos que ningún punto o tema importante se quede en el tintero. Seremos concisos y no entraremos a detallar aspectos que no resulten de interés. Recordad que tenemos un tiempo para exponer y debemos distribuirlo de la mejor manera posible.

Si conseguimos mantener la atención del tribunal será un punto clave a nuestro favor y nos ayudará a saber que todo va bien.

Superar con éxito una prueba oral ante el tribunal de tu oposición no es complicado si sigues estas pequeñas pautas que te hemos ofrecido. Practica en casa, cronométrate el tiempo e intenta estar lo más relajado posible. ¡Ánimo que el tribunal no muerde!

Fuente: http://blog.opositor.com

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.