Fallece el primer presidente de Amnistía Internacional en España

La organización expresa sus condolencias a familiares y amigos

Madrid/Barcelona.- Amnistía Internacional lamenta el fallecimiento ayer de uno de sus fundadores en España y primer Presidente, Manuel Casanoves. La organización expresa sus condolencias a familiares y amigos.

Manuel Casanoves, español exiliado en Londres, leyó el artículo fundacional de AI, The forgotten prisoners, publicado en el periódico The Observer en 1961 por el abogado británico Peter Benenson, fundador de Amnistía Internacional, y se afilió muy pronto a la organización.

Tras la muerte de Franco, el 12 de marzo de 1976 participó en una de las primeras reuniones en Barcelona para iniciar una campaña contra la tortura en Uruguay.

Así recordaba Manuel Casanoves los orígenes de la organización, en una de sus últimas entrevistas grabada en 2008 con motivo del 30 Aniversario de la organización en España: “Nos reunimos unos pocos jóvenes por primera vez en Barcelona…, había periodistas…, después nos fuimos reuniendo periódicamente. Comenzamos a tomar parte asociativamente en campañas contra la tortura en Paraguay, en Uruguay, en China… Fuimos teniendo un poco de voz, pero sin estar legalizados todavía en España.”

También en 1976 acudió junto a una delegación española al Congreso Internacional de Amnistía Internacional que se celebró en Estraburgo (Francia), en la sede parlamentaria del Consejo de Europa. La delegación fue recibida con un gran aplauso, ya que provenía de un país por el que los miembros de Amnistía Internacional habían trabajado durante años.

El 15 de julio de 1978 se celebró la primera Asamblea Constituyente de Amnistía Internacional en Barcelona, en la que Manuel Casanoves se convirtió en el primer presidente de la organización en España.

Aquel pequeño grupo de activistas que impulsó Casanoves se ha convertido, en algo más de treinta años, en una organización con más de 58.000 socios y socias, más de 1.800 activistas que participan en más de 100 grupos de voluntariado repartidos por toda la geografía española, y que moviliza a millones de personas para defender los derechos humanos en todo el mundo.

Casanoves definía así a la organización que contribuyó a fundar: “Yo creo que Amnistía es la voz de la conciencia.”

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Cartas a la Redacción

Cartas y Comunicados que los lectores nos hacen llegar a la Redacción de El Librepensador para su difusión, en pro de la Libertad de Opinión. El Librepensador no toma partido ni a favor ni en contra de lo que en ellas se expresa.