Zapatero, agónico, griego y groggy

El agónico y “griego(groggy)” Zapatero, nos está llevando a ritmo  del “sirtaki” , pues en todo lo que queda de esta legislatura bicéfala Rubalcaba-Zapatero, ahondará el hoyo en que nos ha metido a todos los españoles .

Su ultima pírrica victoria, autentico despropósito, ha sido el paso por el Congreso de la nueva  ley de Convenios laborales, aprobada a través de la abstención de PNV Y CIU, con la condición de que prevalezcan los convenios  aprobados por las Autonomía.

Lo malo, es que, todas las que aprobó antes, de poco o nada han servido y ¡guárdenos el Hado! de las que todavía están por llegar.

El problema de España es Zapatero, y su continuidad en perpetua sonrisa sardónica, desde el mismo momento en que las elecciones municipales y autonómicas han optado claramente por el cambio a un PP, que a su vez es puesto en duda por la revolución de los “indignados” del 15 M de un probable gran desarrollo futuro (Más de 200.000 personas, han acudido a las Manifestaciones)y de otros muchos españoles que se han quedado en sus casas, o se han pasado de votar al PSOE al PP (1.500.000).

En el fondo está el descredito del Régimen de D. Juan Carlos I y de todo el entramado que se ha montado en torno a la Constitución de 1978.

Este entramado, de progresiva dominación de los políticos del Ejecutivo, sobre el resto de la Sociedad Española, es el que hay a toda costa que derribar y substituir por unas nuevas normas de convivencia, que tropiezan con la dificultad, de que hay problemas sumamente urgentes como son :

1º Reducir el número de parados, 2º Pagar la Deuda, cada vez más cara, que puede llevarnos a la bancarrota total, al “corralito”, a la inflación y más paro. 3º Resolver el gravísimo problema del crédito al sector privado y de las mal llamadas “hipotecas” en realidad préstamos personales, basadas en valoraciones de las viviendas que correspondían al “Globo” de la Construcción de la ultima década y que dejaran sin vivienda a muchos cientos de miles de españoles, a lo que no son ajenas las políticas bancarias. 4º  Reducir las importaciones de bienes de consumo superfluos o quizás no tanto, para equilibrar con exportaciones y turismo, la balanza de pagos que sigue generando cada vez mas deuda, sin que nadie haga nada para remediarlo.

De los 46 millones y medio de españoles, solo 6 millones, trabajan para ella, el resto o son funcionarios, o parados, o jubilados o estudiantes. No parece muy apropiado, ni muy justo que cada español que consigue divisas, tenga que soportar a 7.6 personas, que no es que no sean activas, sino que su actividad es exclusivamente complementaria y podría reducirse drásticamente, apretándose el cinturón, cosa que Zapatero ha hecho solo tímidamente.

Finalmente,esto es lo urgente, pero no debe desplazar a lo Importante y es que, con la” Iglesia hemos topado Sancho” o con el “Régimen Partitocrático”:

Ley Electoral (todos los ciudadanos iguales, fuera la ley d´Hondt)). Ley de Partidos Políticos (Democracia interna, listas abiertas y representación directa de los diputados asignados a una circunscripción uninominal y clausurar el Senado). Forma de Estado (Monarquía o Republica). Autonomías (No puede haber 18 Parlamentos produciendo constantemente leyes, que se acumulan, se contradicen o nos hacen desiguales ante la Ley). Independencia del Poder Judicial. El Tribunal Supremo, órgano máximo con una Sala de Lo Constitucional. Independencia del Ejecutivo. El Legislativo en un solo Parlamento .El Presidente del Gobierno elegido por sufragio universal y no por el Congreso. El Ordenamiento Jurídico fundamentado más en la experiencia (jurisprudencia o el consuetudinario) que en la producción constante de nuevas leyes. Lucha contra la Cleptocracia, la Corrupción, el Intervencionismo y las políticas de subvenciones por intereses políticos.  El Terrorismo y la posibilidad de que tenga expresión política (Bildu). La Educación como objetivo crucial y final de la Sociedad. La Sanidad que nos podamos permitir.

España y los españoles podemos decidir gastar nuestro dinero como queramos, pero esta decisión debe ser eficiente, equitativa y redistributiva.

Es decir con “Menos Estado viviríamos mejor “porque la iniciativa privada es siempre más eficiente y ajusta mejor el precio de los servicios y de los bienes y nunca gasta más de lo que no tiene, pues debe obtener beneficios.

Con este Régimen, ya sea con Zapatero que con Rajoy, si no hay cambios drásticos, vamos a estar entre los países más pobres, menos cultos y desarrollados del mundo. Todos los índices de Prospectiva solventes, nos muestran, de la mano de Dante, este camino del Infierno.

 

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Bernardo Rabassa Asenjo

Presidente de Honor y de Relaciones Exteriores del Club Liberal Español. Presidente de la Fundación FIECS ”Instituto europeo para la Comunicación Social”.