Cerrado por vacaciones, a medias

Me voy sin marcharme, para estar sin estar pero sin dejar de estar, atento a la que se nos viene encima pero sin opinar más que en mi fuero interno, donde tiendo a no llevarme la contraria salvo circunstancias muy especiales, debidamente tratadas por mi psicólogo, de pago, por supuesto.

Te dejo, amigo lector, en manos de la vorágine económica que estamos viviendo para que te las apañes con la voracidad de los mercados y amaines las velas del conocimiento en pos del nunca bien ponderado ‘virgencita, virgencita, que me quede como estoy’, y no lo hago por maldad congénita, o por cobardía edulcorada, sino por simple relajo intelectual y poso de amargura económica.

Amargura por mirar pero no ver, por oír pero no escuchar, no por mi necedad, que también, sino por el oportunismo catódico de nuestros dirigentes, incapaces de ver más allá de sus propias narices, o del extremo del sillón que defienden a capa y espada.

Marcho de vacaciones, pues, sin marchar, en un viaje intelectual que no físico para regresar en septiembre, como los malos estudiantes, con las pilas cargadas a seguir dando la murga con la mediocridad de mis ideas y el ardor de mi pasión, ajada por los años.

¡Hasta septiembre!

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Ruben Sancho

Escritor salmantino, hotelero de profesión, economista de formación y soñador de ideología. Redactor Jefe de El Librepensador, Subdirector de Letras, y autor de la colección de relatos "Un lugar llamado Fracaso"(Bubok, 2009).
  • http://www.markdezabaleta.com Mark de Zabaleta

    Que pases unas buenas vacaciones…no te quemes (leyendo la prensa…) !

    Saludos

    Mark de Zabaleta