Deseos de Humanidad

Veo pasar humanas y humanos cerca de mí, verdaderas riadas que apenas me alcanza el sentido para poner mi humanidad en ellos. Parecemos tan diferentes unos de otros, pero penosa y falsamente diferentes cuando indago un poco más, pudiendo ser la diferencia nuestra máxima virtud.

Quisiera que en todos y cada uno ardiera la sorpresa, el despliegue de asombrosos sentimientos trabajados durante décadas hasta conseguir una obra de arte de alma y de mente.

Quisiera que la inteligencia humana se desplegara en ingeniería y arte del pensamiento y del sentido, pero no en superfluas estructuras y volúmenes materiales. Quisiera sorprenderme.

Quisiera percibir que sus cuerpos gastados de buena alimentación y gimnasio y estética y moda trasparentaran la noble vibración del espíritu. Pero nada. Un bandada de patos caminando por las calles no se vería tan ridícula como su andar atrevido y veloz.

¿Por qué sólo miran con los ojos y hablan y hablan? Por sus bocas arrojan ruidos toscos que llaman palabras. ¿Y si habláramos mejor en verso, o aún mejor, trináramos? De seguro entonces nuestras almas podrían crecer como universos hacia adentro. Y entonces yo querría viajar hasta años luz de ser necesario para alcanzar tu estrella única y luminosa. Yo te abrazaría sin temor y llorando de felicidad en mitad de la calle. Yo te miraría a los ojos en silencio, para siempre, y en ellos me sorprendería de la maravilla de ser tú una mujer o un hombre únicos, con una creación –como busco y busco- inesperada y sublime para mí.

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Rodrigo Inostroza

Doctor en Filosofía, escritor, poeta y profesor. Nacido en Santiago de Chile (1958). Ha desarrollado una labor docente universitaria desde hace más de 25 años. Su labor literaria se ha realizado principalmente en el ámbito privado y actualmente también a través de su blog www.rodrigoinostrozabidart.blogspot.com.

2 respuestas

  1. Bendiciones y mis mejores deseos para una poeta que se conmueve con nuestras esperanzas de humanidad. Estaré esperando esas bellas promesas. Un abrazo.

  2. Bonito pensar, pero, creo yo, Dios es perfecto y por eso, decide solo desde escogidos, tú entre ellos y es bueno encontrar y sorprenderse, de eso se trata la diversidad, como tú mismo dices, más, las utopías nos mueven a mirar lejos y a pensar alto, felicidades, muy motivador tu escrito, soy poeta y preparo un libro, aún no puedo publicar, pero, deseo tenerlo listo para cuando se pueda, también preparo un blog, visitaré tu blog y seguro te sigo cuando tenga listo el mío. Saludos y bendiciones. Desde Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios marcados con *

Los comentarios que falten al respeto o insulten serán borrados. Si quieres expresar tu opinión hazlo con educación y respeto.