12º Congreso del Partido Socialista de Cataluña

“No acepto que todos los males de Catalunya sean culpa del anterior Govern”

 

Barcelona 17-12-2011. Montilla tiene razón. Entre los asistentes, Narcís Serra y Manuel Chaves, y si a su lado hubiera asistido de oyente Jordi Pujol, la “culpa” se podría resumir en 32 años de expolio. De la formación de una clase o casta político-financiera que se ha enriquecido en blanco y negro a niveles inimaginables, sin freno ni más estadística que la tenencia junto a España del mayor contingente de la Eurozona de billetes de 500 €, un cuarto del total. Siempre sumando, cada lustro sueldos y dietas dobladas, cada diez años las cifras de la especulación, léase inmobiliarias, triplicadas, y la Gran Corrupción sin freno. En Diagonal Mar se ofrecen y sobran áticos nuevos a 3.000.000 €.

En el panorama de desgracias repito no falta nada: los mejores y mayores puticlubs de Europa, la mejor y más abundante cocaína sudamericana o hachís marroquí, la más completa red al mayor y menor de narcotráfico y blanqueo, millones de sin papeles o con ellos por las calles, y de remate el expolio hasta la quiebra total de las cajas de ahorros y de todo presupuesto público.

32 años desarrollando un estado dentro del originario franquista, con la misma idiosincrasia de obediencia al jefe correspondiente, de reyezuelos y sus cortes, que en este momento con unos 260.000 funcionarios y una deuda de 47.000 millones de euros (cifras publicadas pero que la Crisis descubre dudosas) padece un inicial catastrófico reajuste, y a sumar en reajuste y recortes los funcionarios y organismos o empresas, los prácticos monopolios, del Estado Central o por libre, solapándose, y de siempre los dos compitiendo en corrupción y porcentaje en negro. Un amelé inclasificable, único como esquema político

El 64% de los delegados aprueban la gestión de Montilla, el 22% se opone y el 13% se abstiene. Otra comedia democrática, de una Democracia tan particular que echa en 2004 a los corruptos de CIU, cuando “oficialmente” no se ha iniciado la Crisis ni existe la Burbuja Inmobiliaria, para instaurar otros, el PSC y los llamados más progresistas de la izquierda, que ya habían demostrado en sus municipios, diputaciones y comarcas, y cientos de sociedades inmobiliarias municipales, privadas o parapúblicas, tanta o más capacidad de corrupción que sus oponentes, surgiendo el engendro del Tripartito; más cargos políticos, mas funcionarios con oposiciones amañadas, el no va más de la Gran Corrupción.

Desmontar 32 años resulta casi imposible; los recortes se han iniciado con la oposición de los mismos que montaron o ayudaron al gran fiasco, y esa catarsis que publican sus voceras de la Prensa y Tele (parte indispensable y activa del gran problema con subvenciones, créditos y publicidad) debe trasladarse a la sociedad catalana, y no presagia nada bueno.

El charlatán del día, Montilla, tiene su asiento en el Senado y su oficina de ex presidente, y con su amigo Joaquín Nadal, más a quien elija el cónclave, conformarán la oposición al proceso de desmantelamiento y recortes ¡Que democracia!

Los postulantes Navarro, Ros y Elena, discursean con cambios y renovación… y mucho catalanismo, el filón del gran y quebrado negocio; ser más “catalanista” que nadie.

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Rafael del Barco Carreras

Barcelona, 1940. Encarcelado por el llamado caso Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, cuatro negocios con Antonio de la Rosa me costaron tres años de preventivo…

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios marcados con *

Los comentarios que falten al respeto o insulten serán borrados. Si quieres expresar tu opinión hazlo con educación y respeto.