El fracaso de una revolución: caso Venezuela

No hay nada nuevo bajo el sol. Quién dijo esto expresó una gran verdad. Cada día surgen por aquí y por allá una que otra revolucioncita. Tenemos las que se mantienen por algún tiempo, otras evolucionan y la mayoría pasan sin pena ni gloria por los caminos de la historia. Vamos a pasearnos brevemente por algunas de ellas:

Revolución Francesa (1789). Acabó con la monarquía reinante en Francia y sirvió de ejemplo para las gestas revolucionarias que dieron origen a la independencia de las naciones sudamericanas.

Revolución Rusa (1917). Sustentada en las teorías marxista y engelianas sobre las luchas del proletariado para alcanzar el poder. Llegó de la mano de Lenin, expropiando las propiedades de los terratenientes e industriales, entregándosela a campesinos y trabajadores. Después de un periodo sangriento, se fue al carajo con la desmembración de la Unión Soviética en diciembre de 1991, cuando fue arriada la bandera comunista en el Kremlin y sustituida por la bandera Rusa

Revolución China (1911). La verdadera revolución socialista china comienza a partir de esta fecha. Liderizada por Mao Tse Tung – a quien ahora le han dado por llamarlo Mao Zedong – edificó las bases para la creación de la Republica Popular de China ocurrida en 1949. A mi entender, esta ha sido la única revolución que, a pesar de continuar con la explotación del hombre por el hombre, ha evolucionado a un sistema socialista-capitalista.

Revolución Mexicana (1910). Dio origen a una de las revueltas populares más grandes de América Latina, sus principales líderes comenzaron una lucha por liquidar las desigualdades sociales y la corrupción política que imperaban para la época. En esa línea se encontraban Francisco Madero; Emiliano Zapata, quién pedía “Tierra y Libertad para el pueblo”; Venustiano Carranza; Álvaro Obregón y Doroteo Arango (este último mejor conocido como Pancho Villa)

Revolución Boliviana (1952). Protagonizada por Víctor Paz Estenssoro y otros revolucionarios que lucharon por la nacionalización de las minas de estaño, su explotación, control y venta por el Estado. Durante ese periodo se promulgó una verdadera Reforma Agraria, donde se distribuyo equitativamente la tierra a los campesinos e indígenas. Después de sucesivos golpes militares, las reformas fueron languideciendo hasta casi desaparecer.

Revolución Cubana (1959). La propaganda comunista ha hecho creer que los adalides de esta revolución fueron los hermanitos Castro, cosa que uno pone en duda, ya que sin la ayuda de hombres como Ernesto Guevara – dicen algunos que su muerte fue producto de una delación – Camilo Cienfuegos – líder carismático muerto en extrañas circunstancias – Arnaldo Ochoa – mandado a fusilar por Fidel – Hubert Matos- a quien los hermanitos Castro lo enterraron en una mazmorra cubanas durante varios años- y otros tantos combatientes olvidados, la revolución cubana no hubiera triunfado. En un comienzo sirvió de ejemplo para algunas escaramuzas populares en América. Hoy día se debate entre el caos y la miseria, lo único que permanece intacto es la explotación del hombre por el hambre.

Revolución Peruana (1968). Liderizada por el General Juan Velasco Alvarado, quien junto con sus correligionarios, luchaban por la transformación de las estructuras sociales, económicas y políticas del país, promulgó una reforma agraria exitosa e impulsó el aparato productivo de la nación. Lamentablemente, cuando murió el General, la revolución se fue con él a la tumba.

Revolución Nicaragüense (1979). En realidad comienza a gestarse partir de 1962, cuando un grupo de revolucionarios encabezados por Carlos Fonseca, Tomás Borges, Silvio Mayorga y Edén Pastora (el famoso Comandante Cero) organizan un movimiento armado para luchar contra la miseria y el abandono en la que se encontraba el pueblo, y en contra la dictadura de la dinastía Somoza enquistada en el poder durante largos años. Daniel Ortega aparece después cuando derrocan al dictador y es nombrado Coordinador de un equipo de gobierno. Esto ocurría en 1979 año triunfal de la Revolución Sandinista, la cual años después fracasaría traicionada por muchos de sus comandantes, que asumieron el mando para abusar del poder y buscar beneficios personales.

Revolución Bolivariana (¿?). No se conoce a ciencia cierta cuándo nació ni cuándo se va a morir. Sabemos que en 1999 llega a la Presidencia de la República de Venezuela el teniente coronel Hugo Chávez; pero su ascenso al poder no ocurrió precisamente mediante una insurrección armada, una revuelta popular, la toma de un cuartel militar, o el asalto al Palacio de Invierno. Llegó al poder porque hizo lo que hacen todos los políticos en esta bolita del mundo: visitando pueblos y caseríos, al igual que aquellos vendedores de pócimas y ungüentos mágicos que, según decían, curaban desde una simple gripe hasta el cáncer más arrecho. El teniente coronel hacía lo mismo que los simpáticos charlatanes, pero éste trataba de venderle a la gente ilusiones disfrazadas de promesas: prosperidad, progreso, paz y libertad. Al final, como siempre ocurre, remedios, pomadas y promesas resultaron una estafa para el pueblo.

El hombre, no llegó a la Presidencia de la Nación por el taconeo de las botas militares, sino por los votos de sus ciudadanos; pero una vez que le agarró gusto al poder, se fue transformando poco a poco en un individuo autocrático, militarista, arbitrario y abusivo, entre otros hermosos atributos, y la prosperidad que ofrecía en sus campañas electorales se fue diluyendo con el cierre de fabricas e industrias de todo tipo, con la expropiación y robo de tierras fértiles y productivas que al ser transferidas a supuestos campesinos, quedaron como aquellos parajes por donde pasaba Atila con su caballo. El problema agrícola se agudizó, la revolución fracasó en este sentido y después de trece años, los venezolanos han tenido que acostumbrarse a consumir productos importados los cuales, según cálculo de expertos, han llegado a situarse por el orden del 229, 17% en todos estos años de gobierno chavista.

Esta ha sido una revolución fuera de lo común , pues ha creado una nueva clase social: la “boliburguesía” etiquetada así por el pueblo, la cual se ha formado y crecido a la sombra del gobierno gracias a las jugosas comisiones y otras prebendas producto de las importaciones de bienes y servicios.

El cacareado progreso que trató de vender el Sr. Chávez, ha brillado por su ausencia durante esto largos años de penumbra; apenas si se han construido dos puentes sobre el rio Orinoco, la ampliación y asfaltado de algunas carreteras y autopistas y la construcción de unos cuantos edificios residenciales para alojar damnificados por las lluvias .

En materia de salud en vez de proyectarnos hacia el Siglo XXI, regresamos al Siglo XIX con su secuela de males y enfermedades, las cuales creíamos que no volverían: Tuberculosis, Paludismo, Dengue y de vaina que no nos agarra de nuevo la Peste Bubónica (léase bien, Peste Bubónica, no Borbónica)

La paz que ofreció a sus ciudadanos se fue por un desaguadero. En lugar de unificar al país lo dividió en dos bloques: los que comulgan con el proceso revolucionario, y los que están en contra de él. Éstos últimos deben ser eliminados, destruidos. No acepta oposición, toda disidencia no es considerada como adversaria, sino como enemiga a la cual hay que liquidar. A pesar de las continuas amenazas, los grupos opositores han logrado unificarse y llevar un sólo candidato a la Presidencia de la República para este año de 2012, lo que ha dejado loco al teniente coronel quien se ha dedicado a insultar, injuriar y ofender al candidato opositor, diciendo a cada rato que lo va a pulverizar.

La libertad también fue expropiada por la revolución para darle al gobierno libertad de confiscar y cerrar medios de comunicación, extorsionar y amenazar a productores de radio y televisión, satisfacer el narcisismo del líder por aparecer todos los días en las pantallas de los televisores, tratando las mismas cosas que ha venido diciendo durante años, con el mismo lenguaje soez, aburrido y cansón: el imperialismo, la burguesía, los apátridas, los pitiyanquis y otros temas arcaicos que saca del baúl de los recuerdos

Esta revolución bolivariana de corte comunista, fracasó en Venezuela, y Dios mediante a partir de Octubre de 2012 habrá un nuevo gobierno presidido por el Dr. Henrique Capriles Radonsky

¡¡¡Que así sea!!!

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de José Omar Tirado

Licenciado en Educación. Especialista en Supervisión y Gerencia. Profesor de educación media y universitaria. Caracas (Venezuela)
  • Alexander Montilla

    Se nota que el señor Portillo es un chavista más y que tal vez no sepa el daño que este individuo le ha hecho a Venezuela. Véngase a vivir unos días por aquí para que vea lo bonito de esta robolución, Para opinar, hay que conocer

  • anto33

    Lo cierto es que Chávez si intentó llegar al poder mediante un golpe militar…pero fracasó.Increíble que despuës lo votaran.

  • Fernando J

    Hombre, si vota Dios igual gana Capriles, pero si dejan a los venezolanos votar en paz ganará Chávez.

    Le dejo un librito para que se documente un poquito más acerca de las “revolucioncitas”.

    http://www.hiru-ed.com/COLECCIONES/PENSAR/Comprender-Venezuela-pensar-la-democracia.htm

    Por cierto, se ha olvidado de la España del 36.

  • eusebio portillo

    ME SIENTO DEFRAUDADO, LO QUE ME ATRAJO CON EL TITULO DEL ARTICULO RAPIDAMENTE SE ME FUE DILUYENDO ANTE LA POBRISIMA Y ANTIACADEMICA EXPOSICION DEL ESCRIBA, MUCHO DE PRECONCEPTOS FLECHADOS ,SIN NINGUNA FUNDAMENTACION OBJETIVA,EL ANALISIS PROFUNDO YSERIO BRILLA POR SU AUSENCIA.,Y FINALMENTE ,TERMINO COMPROBANDO, QUE EL UNICO OBJETIVO QUE PERSEGUIA ERA ATACAR AL GOBIERNO DE CHAVEZ, Y PROPAGANDEAR, AL CANDIDATO DE LA OPOSICION,VEASE, SU DESEO FINAL., USTED LO HA DICHO AL COMIENZO DE LA EXPOSICION.”NADA NUEVO BAJO EL SOL”.