El posible ocaso del socialismo andaluz

Pretender ganar unas elecciones, sin candidato y con un partido en estado crítico y cargado de problemas, es prácticamente imposible. Según Elena Valenciano, la de las dos carreras, una para ir y otra para volver, ha dejado muy clara cual es la postura del partido que apuesta a muerte por Griñán..¡¡Que remedio a estas alturas!!. Con respecto al dimitido secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, que se busque la vida como pueda y quiera ya que fue el “solito” quien tomo la decisión de largarse.

La citada y licenciada sra. Valenciano, única excepción que compatibilizará la vicesecretaría general del PSOE con la portavocía de la comisión de Exteriores, no quiere admitir que todo lo que está ocurriendo en la capital andaluza, son secuelas del enfrentamiento Rubalcaba-Chacón en el 38º Congreso, pretendiendo negar las evidencias.

Como hemos visto y oído, para mayor vergüenza y escarnio de todos los ciudadanos, ¡¡Andalucía, imparable!!, será el lema de campaña de los socialistas para las próximas elecciones autonómicas del 25-M. Nadie puede entender a quien se le puede haber ocurrido semejante despropósito que tan fácilmente se presta a la ridiculización. Si en algo puede considerarse “imparable”, por efecto de la Junta, entre otros muchos aspectos, ha sido en el índice de paro, corrupción y fracaso escolar, propiciado por sus dos últimos presidentes, Manuel Chaves y José Antonio Griñan.

Un día si y otro también, aparece en los medios un nuevo desfalco contra las arcas públicas, presuntamente protagonizado por cargos políticos vinculados al PSOE. Entre los último cabe destacar un “tercer fondo de reptiles” surgido en Empleo e Innovación, relacionado con la desviación de fondos destinados a ayudas laborales. Sobre la tragedia de los EREs, quizá el mayor fruade socialista cometido contra la clase trabajadora, mejor no comentar y dejar que la justicia actúe y que los responsables del delito sean condenados con el rigor que merecen. Que la consejería de Empleo se dedicase a borrar los archivos despues de estallar la estafa, resulta inaudito. En similar línea de escándalos y posiblemente vinculado con el responsable del PSOE de Cádiz ha surgido la trama del llamado “Plan Bahía Competitiva”, en el que al parecer, se han desviado más de 20 millones de euros, destinados a la creación de empleo en dicha provincia, y así sucesivamente…

Retomando el tema Elecciones 25-M, se da la circunstancia que los socialistas, a un mes largo de la celebración de los comicios, están dedicando todo su tiempo a enfrentamientos internos entre “críticos” y “oficialistas”. El panorama resulta francamente desolador, respirándose un ambiente de resignación originado por una más que posible derrota electoral.

La aprobación de las listas electorales se ha realizado sin la más mínina intervención ni debate, cuyo indeseable proceso ha concluido con la dimisión del mencionado José Antonio Viera. En función de la compleja situación tuvo que intervenir el Séptimo de Caballería, en esta caso comandado por la número dos de Rubalcaba (él no tiene previsto mojarse en este marrón), con la intención de amainar los ánimos. La vicesecretaria, que acudió en plan “salva patrias”, solo pudo dedicarse a soltar sandeces, manifestando, tras un largo período de profunda reflexión, que las elecciones “no se pueden perder por falta de animo”, dado que para los socialistas “no hay nada más importante que ganar en Andalucía”, y como colofón, la sabia sentencia dirigida a los cuadros andaluces del partido consistente en “sabeis interpretar como nadie el espíritu de la sociedad andaluza”… ¿Dónde pensaría que estaba? Semejante obviedad clama al cielo.

Atentar contra la comarca más empobrecida de Andalucía como es Cádiz, por parte de personajes vinculados al PSOE, supone un escándalo mayúsculo contra los trabajadores, a los cuales se les roban impunemente hasta los fondos con los cuales pretenden salir de su terrible miseria, si ello llega a demostrarse, arruga hasta el alma. Lo triste de estos acontecimientos es que no se trata de incidentes aislados, sino de claros latrocinios ocurridos con una frecuencia asustante en detrimento de una región que ya cuenta con 1,3 millones de parados.

Que el consejero de Empleo se permita la licencia de criticar la actitud de los representantes del PP, alegando que tienen una versión negra y revanchista de Andalucía, tras el destrozo cometido contra esta Comunidad durante más de 30 años, supone tal descaro que supera todo lo imaginable, tanto o más insólito que el PSOE presente como candidato el 25 –M a José Antonio Griñán, que si en algo es especialista es en “meter la pata” y sin duda el peor presidente autonómico español junto con su antecesor en el cargo, el ínclito Manuel Chaves. Una pesadilla que ya ha superado las tres décadas, cuyas secuelas todavía permanecen ocultas.

Si se produce la más que probable debacle en las próximas elecciones y el PSOE tiene que ceder su último feudo, las consecuencias serán terribles en todos los aspectos. La pérdida de poder a nivel país será absoluta y en Andalucía, muchos miles de instalados dedicados a la política, con magníficos sueldos y otras prebendas, pero sin oficio ni beneficio se verán obligados a engrosar las filas del ejército de desempleados, comprobando en sus propias carnes, tanto ellos como los miembros de sus respectivas familias, lo que supone el cambio y el desprecio de todos los que se vieron obligados a soportar sus tiranías, cuyo único mérito para acceder al puesto de trabajo, fue ser amigo del amigo que en su día le colocó en el sillón con un puesto blindado.

Pasar del ¡buenos días don José! al ¡como andas, Pepe!, cuando ya se ha perdido puesto, sueldo, secretaria, chofer, coche, etc. es de lo peor que puede ocurrir, que parafraseando a don Antonio Machado, “hiela el corazon”. Tener que comenzar el duro periplo de tocar puertas que no te abren, inclinar la cabeza para hablarle a alguien que ni te escucha y mendigarle a aquel que tiempo atrás despreciaste, será el futuro para todos aquellos, la mayoría, que una vez desposeidos de sus “carguitos”, sin tener a “donde retornar” y careciendo de preparación, cultura y conocimientos, ni poder regresar a la empresa privada en la cual en su día pidió una excedencia..¡¡Que Dios los ampare!!. Como dice el experto analista político, Tomac de Varelokivich, “No es lo mismo repartir poder que administrar misería” y en momentos como los actuales, cualquiera de los ex instalados, solo tienen que preguntarle a algún familiar o amigo que se encuentre en el paro, agotado todo tipo de ayudas y con tres hijos, como lo está superando. Cruel, muy cruel….

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de José Tomás Cruz Varela

Natural de La Coruña, viví y residí en Madrid y otras ciudaddes por motivos profesionales. Graduado Social y Máster en Recursos Humanos por Icade. Exdirector de Personal de una gran empresa de Grandes Superficies.