Toxo y Mendez, principales responsables del paro, con su política inmovilista laboral-franquista

Fuente imagen: http://cntaytomadrid.blogspot.com/

Despues del advenimiento de la Democracia, el gobierno de UCD se planteo que hacer con el patrimonio sindical, puesto que los sindicatos verticales habían de desaparecer pero había un importante patrimonio en inmuebles, unos que venían de la Republica sobre todo de la CNT (Anarquistas) y otros de la UGT(socialistas) y algunos otros sindicatos menores, pero la verdad es que los únicos sindicalistas organizados que se habían mantenido y crecido en el franquismo eran las llamadas Comisiones Obreras CCOO, cocos (comunistas) que se habían significado con paros, algaradas y propaganda , sobre todo en los últimos tiempos de la “dictablanda” cuando los riesgos eran menores. Marcelino Camacho era su líder indiscutible y el acuerdo de Suarez con Santiago Carrillo para la legalización del Partido comunista, incluía que en el reparto de la tarta, CCOO dbia participar, de modo que como los anarquistas eran minoría, se les quito su parte y un ingente patrimonio paso a manos de la UGT y de CCOO que quedaron como sindicatos mayoritarios, pero con leyes laborales procedentes de un franquismo tardoprotector con el obrero lo que las hacía muy influyentes principalmente en las grandes empresas con convenios de sector. Todavía no se ha acabado de distribuir del todo 35 años de la muerte de Franco, pero en su mayor parte esta en las garras de UGT y CCOO, mientras que a la CNT se les niega el pan y la sal.

Así se escribe la historia y los sindicatos pasaron no solo a ser subvencionados por el Estado, sino que además intervenían en las negociaciones, sobre todo de los ERE que las empresas se han visto obligadas a hacer cuando las diversas crisis, es si pero cobrando. La historia de los escándalos es interminable, pero baste mencionar la venta de Pegaso a Fiat, donde el “chanchullismo” y el cobro por detrás le permitió a Fiat Iveco hacer lo que le vino en gana en materia de despido masivo de plantilla. Otro capítulo de escándalos lo protagonizó UGT con los pisos de la PSV en Madrid, todavía por entregar.

Pero todo esto sería poco frente a las subvenciones recibidas del Estado, sobre todo en la era Zapatero, en que los sindicatos se han estado “callados” por razones evidentes. DE 2000 a 2004 Gobierno de Aznar, las subvenciones anuales percibidas se movieron entre los 11.91 millones de € y los 13.590, para subir con Zapatero en 2005 a 18.443, a 21.275 en 2006, a 22.500 en 2007 a 26.266 en 2008 a 28.908 en 2009 ya 29.036 en 2010. 15.446 millones más que con Aznar, más del doble. Ni huelgas, ni chillidos ni algarabías, salvo algunos problemas puntuales en ciertas empresas como las del sector naval. Un lago de placidez, en el que navegaban los ERES andaluces , al parecer más falsos que Judas y una manera de subvencionar paniaguados votantes que han mantenido al PSOE en el poder andaluz, hasta la fecha, casi más que Franco.

Pero lo peor no es lo que reciben sino lo que dejan de producir sus acolitas, los “liberados” sindicales cuyo número se mantiene secreto y que son los que se congregan y pasean con las banderitas en cuanto que hay que manifestarse. Hace ya como unos diez años, trabajando en Libro Blanco de la enfermería, me enteré que los ATS, liberados, pagados que no trabajaban en la Sanidad Pública eran cerca de 15.000, es decir el 10% de los existentes lo que unido al absentismo laboral en general considerado en torno al 15% a nivel nacional, deja a España en muy mal lugar para ser competitiva. Se estima que los representantes de los trabajadores eran en 2010 : 322.425, unos 3.000 menos que en 2008, mientras que los representantes de los funcionarios son 20.849. que consumen para la actividad sindical según la CEOE más de 60 millones de horas sin trabajar.

Estos datos no coinciden con los que dicen UGT y CCOO que dicen que tienen unos 8.000 y que CSI-CSIF (mayoritariamente de funcionarios) son 2.000, es decir 10.000.

Según Libertad sindical El número de liberados sindicales en España es uno de los secretos mejor guardados. CCOO y UGT emplean la táctica del avestruz mientras la patronal CEOE calcula que hay 4.127, con un coste de 250 millones de euros anuales. En realidad la cifra es, cuando menos, catorce veces mayor sin tener en cuenta los liberados de las secciones sindicales, sino sólo los correspondientes a los delegados de personal elegidos en las elecciones sindicales, es decir 57.000 liberados sindicales que cuestan a las empresas más de 1.600 millones al año.

Cuentan con poco más de dos millones de afiliados, de los que pocos pagan cuotas, prácticamente la suma de los votantes de CiU e Izquierda Unida, pero su influencia en la política económica del Gobierno ha quedado más que demostrada. CCOO y UGT, los dos sindicatos mayoritarios españoles, han intentado obstaculizar las reformas estructurales que la Unión Europea, el FMI y los mercados financieros han estado pidiendo durante meses al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Paralelamente, su patrimonio no ha dejado de incrementarse -vía subvenciones y ayudas directas-. Y sus representantes no han visto peligrar su puesto de trabajo, un privilegio del que muy pocos españoles han podido disfrutar.

En Madrid, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha manifestado recientemente que el Gobierno regional ha conseguido ahorrar 72 millones de euros por la reducción del 70 por ciento de horas sindicales. Tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, el ‘número 2′ de Aguirre señaló que un informe de la Consejería de Presidencia demuestra que el número de trabajadores con algún tipo de dispensa por representación laboral entre la Administración regional se ha reducido casi a la mitad al pasar de los 3.464 anteriores al día 1 de septiembre de 2011, de los que todos eran liberados a tiempo completo, a los 1.846 actuales, de los que sólo 712 están liberados a jornada completa. En número de horas sindicales supone, según González, una reducción del 70 por ciento. Otras Autonomías se disponen a reducir estas cifra desde el 31 % en Castilla-Leon al 40% en Baleares etc etc.

Bueno como ahora se ha agotado la ubre, los Toxo, y Candido Mendez, a mi juicio los principales responsables del paro, con su política inmovilista laboral-franquista, han conseguido el difícil record de crear 6 millones de parados, record mundial, pero lo peor es que han conseguido que un millón y medio de empresas cierren sus puertas, desapareciendo su I+D+i, su Good-will y su fondo de comercio, y encima se oponen a la tímida reforma laboral del Gobierno amenazando con la huelga General a la que no le han puesto fecha, para no darles facilidades al gobierno dicen.

Sindicalista comprado, sindicalista callado, que vivan de sus cuotas y su defensa de los trabajadores será solo entonces justa y necesaria, hoy están deslegitimados para representar a nadie, pues son meros empleados funcionarios del Estado Leviatán regido por “La Casta”.

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Bernardo Rabassa Asenjo

Presidente de Honor y de Relaciones Exteriores del Club Liberal Español. Presidente de la Fundación FIECS ”Instituto europeo para la Comunicación Social”.
  • libertojavi

    buen comentario pero ya la imagen lo dice todo, y si hay otra forma de hacer sindicalismo, y parece que la gente se va dando cuenta de ello, la CNT-AIT sigue existiendo, rechazando entrar en el juego de las subvenciones que otorgan a uno para intentar apaciguar a todos, de los comites de empresa, que son una manera de frenar las iniciativas de los verdaderos trabajadores, ya que los miembros de estos, suelen pasar mas tiempo con el patrón que con su propios compañeros. y porsupuesto de los liberados.

  • Enrique

    El derecho a la huelga y a la manifestación no son derechos reservados solo a quienes viven del sistema sin trabajar; a quienes utilizan el sistema para medrar; y a quienes, cuando el sistema los pone en evidencia, tratan de reventar ese mismo sistema.

    Se acuerdan que son sindicato cuando les han metido la mano en la caja y les recortaran atribuciones y una importante suma económica, esa que les permite hacer viajes de lujo y tener una buena colección de relojes modestitos.

  • Anarco-Sindicalista

    Otras centrales sindicales son necesarias,YA. Otros instrumentos que recuperen esa solidaridad y esa referencia internacionalista de la que abdicaron hace tiempo CCOO y UGT son hoy posibles.
    Se hace necesario no resignarnos ante unos sindicatos que han renegado de sus obligaciones de clase para entregarse a los intereses del capital.
    ¿Qué pensarían los antepasados del movimiento obrero de principios del siglo XX y que lucharon por el derecho universal a la educación, el acceso a la cultura, los derechos laborales, los derechos de las mujeres, el pacifismo y el antimilitarismo o el ecologismo que formaban parte del ideario avanzadísimo de aquellos anarcosindicalistas, si nos viesen ahora?.
    Quiza nuevamente, en una unión confederal de sindicatos autónomos anarcosindicalistas independientes totalmente de partidos políticos, pueda estar el germen necesario en estos momentos de orfandad sindical para muchos obreros en el cinturón industrial, del campo y sector de servicios para volver a hacer un verdadero sindicalismo , un SINDICALISMO con mayúsculas.