Las pilas a base de papa y plátano son prometedoras

[JEDDAH/KARACHI/LONDRES] Una simple batería alimentada con papas podrá ser una realidad muy pronto pues científicos de países en desarrollo prevén comercializar su investigación en breve.

Investigadores de Sri Lanka dicen que el plátano puede sustituir a la papa en pilas hechas a base de vegetales Flickr/Arthur Chapman

La idea de pilas hechas con materia vegetal inserta entre placas de zinc y cobre está siendo probada por varios grupos alrededor del mundo, incluyendo a Arabia Saudita y Sri Lanka.

Suliman Abdalla, profesor de Física de la Universidad Rey Abdulaziz, está desarrollando un prototipo de batería con una “célula de papa” que, según dijo a SciDev.Net, podría presentarse comercialmente en un año. En Sri Lanka, el físico de la Universidad de Kelaniya, R. P. Wijesundera, desarrolló una pila similar que funciona con pulpa de plátano y ahora planea su comercialización.

Los dos investigadores dijeron que se inspiraron en un artículo publicado en 2010 por investigadores israelíes y estadounidenses, el cual mostró que con sencillas baterías a base de papas podrían generar electricidad en áreas rurales remotas.

“La contribución clave de nuestro artículo de 2010 está en introducir el concepto de una batería ‘hágala usted mismo’”, dijo Alex Golberg, uno de los coautores del artículo y becario en la Escuela de Medicina de Harvard, Estados Unidos.

Goldberg dijo a SciDev.Net que el artículo había demostrado que “una batería accesible, costo-efectiva y de bajo consumo puede ser construida en cualquier lugar usando materiales disponibles”.

En un artículo de la edición de noviembre del Journal of Renewable Sustainable Energy, el equipo de Suliman Abdalla demostró que las pilas a base de papas pueden duplicar la efectividad de las baterías comunes de 1.5V, y ser 26 veces más baratas.

“La corriente que se podría producir es muy sensible al espesor de los alimentos”, dijo Abdalla a SciDev.Net, agregando que las rebanadas de papa de 18 milímetros generaron la mayor potencia eléctrica.

El grupo usó su dispositivo patentado para probar la descomposición de los alimentos y evaluar la capacidad de generación de electricidad de diferentes vegetales, lo cual había demostrado que las papas y el ajo darían los mejores resultados.

“Millones de personas en países en desarrollo podrían beneficiarse de una fuente de energía tan abundante, barata y renovable”, dijo Abdalla. Agregó que el equipo ha financiado el desarrollo de un prototipo para potenciales inversores.

Sobre los resultados saudíes, Goldberg dijo que el estudio mejoró el diseño original de la batería del grupo israelí y generó cuatro veces más energía, lo que sugiere que es posible lograr más eficiencia en el futuro.

El grupo de Sri Lanka ha elegido desarrollar una batería de origen vegetal que funciona con pulpa de plátanos.

“Primero probamos las baterías de papa y funcionaron, pero la papa es un alimento básico en muchos países y no es barata para muchas personas”, dijo Wijesundera.

“La pulpa de plátanos es un material electrolítico barato y amigable con el ambiente ya disponible en muchas partes de los países tropicales en desarrollo… [por lo que] es un muy buen sustituto para la papa”, dijo a SciDev.Net.

Wijesundera señaló que el equipo había usado exitosamente una pila de plátano para generar dos luces de LED durante 500 horas, lo que lo convierte en una fuente de energía de bajo costo para iluminación y otras necesidades eléctricas en hogares rurales, y agregó que los resultados están siendo preparados para su publicación y comercialización.

“Estamos planificando fabricar baterías alimentadas con pulpa de plátano para reemplazar las baterías A, AA, AAA y de 9V disponibles comercialmente”, detalló Wijesundera.

Golberg dio la bienvenida a la adopción de la investigación israelí original por científicos de países en desarrollo.

“Decidimos no patentar esta tecnología con el fin de evitar los obstáculos para que nuestra batería sea adaptada a gran escala en [esos] países”, agregó.

“[Los investigadores del lugar] están más familiarizados que otros con las condiciones de campo, la infraestructura local y los materiales disponibles. El hecho de que adelanten esta investigación lleva a que esos laboratorios sean puntos locales de contacto para posibles emprendimientos en la zona y potenciales usuarios”.

Enlace al resumen en Journal of Renewable Sustainable Energy

Enlace al resumen del estudio de 2010 en el Journal of renewable Sustainable Energy

REFERENCIAS

Journal of Renewable Sustainable Energy 10.1063/1.3659289 (2011)
Journal of Renewable Sustainable Energy doi: 10.1063/1.3427222 (2010)

 

Ahmed Al Amoudy, Saleem Shaikh and Mićo Tatalović

SciDev.Net

8 marzo 2012

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.