¿Nos gobierna un mentiroso?

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

     

        A la incumplida promesa o compromiso de Mariano Rajoy, de no subir los impuestos, de que no habría amnistía fiscal, de no subir la tarifa de la luz,  de decretar una reforma laboral sin consultar a los trabajadores y a los sindicatos, nos ilusionó a los españoles con que iba a acabar con el paro y ha anunciado que para finales del año en curso habrá 600.000 parados más, criticaba a Zapatero porque, según Rajoy, seguía la línea que le marcaba Ángela Merkel y ahora esta ha revisado los Presupuestos Generales del Estado, unos presupuestos duramente restrictivos, y les ha dado el visto bueno, dijo que no tocaría las becas en educación y el recorte ha sido de lo más terrorífico. Ahora nos sale diciendo que aquello que dijo que no habría  copago en Sanidad, nada de nada, ha anunciado “ajustes” en sanidad, ahora emplean la palabra “ajustes” porque el término “recortes” se ha hecho muy impopular, pero está claro que va a haber reducción de prestaciones en la Sanidad Pública, por lo que habrá que acudir a la sanidad privada y como es normal pasar por caja, con lo cual está claro que esto es más que un copago.  La próxima “parada” es el “ajuste” en el sistema educativo.

    Dijo Rajoy, que iba a reestructurar el sector de la banca para que los servicios, créditos, del estamento financiero llegaran a todos, y ahora nos sale el ministro de Economía, Luís de Guindos, dos meses después de haber aprobado la reforma financiera, dándonos la “buena” nueva de que el Gobierno tiene la intención de eliminar a los pequeños bancos y dejar el mercado en manos de un pequeño grupo de grandes bancos, lo cual sin duda alguna no va a beneficiar al conjunto de la sociedad en su vertiente económica tanto familiar como empresarial y sí a esta gran banca, a este poderoso “elenco” de grandes bancos. Una oferta restringida de esta naturaleza siempre beneficia a quien la pone en práctica y nunca al que acude a ella buscando una solución a sus problemas económico-financieros. Voy a poner un ejemplo que todos van a entender y me referiré a los tomates, porque a fin de cuentas esta intención del Gobierno de Rajoy es una enorme y frustrante “tomatada”. Cuando vamos al mercado allá por el final de la recolección del tomate nos encontramos con que hay poca cantidad de este fruto, son unos pocos puestos en el mercado los que lo tienen a la venta, la oferta es restringida y por tanto el precio de este producto se encarece, cuando le quieres hacer ver al vendedor que el precio resulta caro recibes como respuesta que “es que ya quedan pocos, la cosecha está finiquitada y por eso ha subido el precio”. O sea, que los tomas o los dejas porque no solucionas nada yéndote a otro vendedor ya que forma parte de ese reducido círculo  que dispone de los “tomates” en cuestión, lo mismo va a ocurrir con ese reducido grupo de grandes bancos que van a ser los que tienen los “tomates” y cuya formación parece ser que va a auspiciar y formar el Gobierno de Mariano Rajoy. Otra mentira más, la reforma financiera no ha dado los frutos que todos esperábamos.

      Ante esta serie de propuesta y promesas incumplidas creo que ha llegado el momento de que nos preguntemos  si el que nos gobierna es un mentiroso.

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Pascual Mogica Costa

Nació en Elche el 17 de marzo de 1940. Es militante del PSOE en la Agrupación Local de Elche. Colabora habitualmente en diversos diarios locales y nacionales, y en numerosos digitales.

Una respuesta

  1. ¡JODER, VAYA PREGUNTA CACHONDA, SUPONGO QUE ES RETÓRICA SARCASTICA! POR SUPUESTO QUE ES UN GRANDÍSIMO MENTIROSO, QUE YA NOS MINTIÓ CRIMINALMENTE CUANDO ESTABA EN EL GOBIERNO DE AZNAR, Y NOS DIJO QUE EL MAYOR ATENTADO EN NUESTRO PAÍS HABIA SIDO OBRA DE ETA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios que falten al respeto o insulten serán borrados. Si quieres expresar tu opinión hazlo con educación y respeto.