Test de dependencia emocional

¿Alguna vez te has preguntado si puedes considerarte una persona dependiente emocional?

¿Te has dado cuenta de los cambios que se han producido en tus relaciones sociales?

A través de unas sencillas preguntas podrás considerar si tu vida social se ha empobrecido y si necesitas ayuda para realizar algunos cambios en tu forma de amar y relacionarte:

  1. Cuando piensas en realizar alguna actividad de ocio, ¿con qué persona cuentas para llevarla a cabo?
  2. En tu última salida social, ¿qué persona te acompañó?
  3. ¿Ha disminuido tu círculo social en los últimos años? ¿Ya no quedas con las amistades que antes frecuentabas? ¿Has dejado de llamar a tus amigos/as?
  4. ¿Has quedado con distintos círculos sociales en los últimos 3 meses? (Sin considerar a la familia)
  5. Cuando tienes que ir a hacer un recado o comprar alguna cosa, ¿vas solo/a o esperas a que alguien te acompañe? ¿Quién te suele acompañar?
  6. ¿Te sientes mal cuando haces las cosas solo/a? ¿Echas de menos a alguien en ese momento?
  7. ¿Piensas siempre en una persona para contarle lo que has hecho? ¿De qué persona se trata?
  8. ¿Cómo te sientes cuando realizas actividades y no está presente esa persona?
  9. Cuándo piensas el futuro, ¿está siempre esa persona en tus proyectos?
  10. ¿Has modificado algún gusto, proyecto o actividad por agradar a esa persona?
  11. ¿Permaneces ahora más tiempo en casa que antes?
  12. ¿Te sientes atractivo/a para otras personas? ¿En qué grado valoras tu imagen y tu estilo personal, estás a gusto?


Si respondiendo a estas preguntas te diste cuenta que has dejado muchas amistades atrás, si pasas la mayor parte de tu tiempo libre con la misma persona, si tu mejor amigo/a, confidente, es una única persona, si a la hora de pedir un favor siempre acudes a él/ella, entonces debes plantearte que tienes un alto grado de dependencia emocional. Has dejado muchas posibilidades de crecimiento personal atrás, te estás aislando poco a poco sin darte cuenta. Corres el peligro de estropear esa relación por haberla hecho tan exclusiva y excluyente.

Generalmente este tipo de relaciones se establecen con la pareja o con la madre. Uno le va entregando su libertad, va haciendo sacrificios en sus gustos para agradar al otro, deja de hacer cosas que le gustaban, deja de ver a amigos/as, etc. lo que va generando, con el paso del tiempo, la sensación de que la vida no es posible si faltara esa persona. A veces acarrea que se mantengan relaciones insatisfactorias y conflictivas por la falta de independencia y la incapacidad que se ha ido generando a lo largo de los años.

No lo dudes, te has dado cuenta de que tu mundo se está empobreciendo, necesitas ayuda para aprender a sumar y gestionar tu tiempo social.

“Me separo de ti un instante, para tenerte todos los instantes”.

 

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Acerca de Helena Trujillo Luque

Psicoanalista. Departamento de Clínica de la Escuela Grupo Cero www.grupocero.org Benalmádena (Málaga). Licenciada en Psicología por la Universidad de Málaga. Experta en Criminología por el Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología . Formación Psicoanalítica a cargo de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero.Seminario Sigmund Freud. Seminario Jacques Lacan. Seminario Menassa contra Menassa. Seminario de ...

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios marcados con *

Los comentarios que falten al respeto o insulten serán borrados. Si quieres expresar tu opinión hazlo con educación y respeto.