Brasil avanza hacia el desarrollo forestal sostenible

Brasil está logrando grandes avances en su meta de alcanzar el desarrollo forestal sostenible. Varios ministros y científicos han reconocido los programas que combaten la deforestación, mismos que,  en los últimos 20 años, han desempeñado un papel fundamental para que el país retomara la ruta del desarrollo sostenible.

Muriqui, Brasil. Fotografía de Rhys Asplundh

“Yo creo que mi país fue muy valiente al ser el anfitrión de la Cumbre de la Tierra llevada a cabo en Rio en 1992, porque en ese momento la ruta de desarrollo de Brasil era completamente insostenible”, dijo Carlos Nobre del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil en su discurso de clausura de la conferencia Planeta bajo Presión llevada a cabo en Londres. Los resultados de dicha reunión alimentarán la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, conocida también como Cumbre de la Tierra o Rio+20, que se celebrará en Brasil en menos de tres meses.

“20 años más tarde, Brasil ha asumido el paradigma del desarrollo sostenible como el eje de su política gubernamental”.

La vasta sabana tropical de Brasil, el Cerrado, está en problemas. Más de la mitad ha sido deforestada para crear pastizales para el ganado y poder llevar a cabo otras prácticas agrícolas. El 88 por ciento del bosque Atlántico también ha desaparecido, señaló Fabio Scarano, Vicepresidente Sénior de Conservación Internacional en Brasil.

“Necesitamos que esto cambie. Necesitamos una estrategia positiva”, afirmó el Viceministro de Medio Ambiente Fracisco Gaetani durante la Segunda Reunión de Ministros de Medio Ambiente de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), celebrada en Perú en el mes de marzo, en preparación a Rio+20.

Durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático realizada en Copenhague, Brasil anunció su plan de reducir la tasa de deforestación en un 80 por ciento. El país ha asumido este compromiso seriamente, explicó Gilberto Cámara, Director del Instituto Nacional para la Investigación Espacial. La deforestación en Brasil ha disminuido de 27 mil km2 a 6,200 km2 durante los últimos 23 años.

Sin embargo, aunque Brasil ha logrado resultados sorprendentes en sus esfuerzos por combatir la deforestación, siempre lo ha hecho con instrumentos de mando y control, dijo Gaetaini. Estos son “importantes, (pero) no son suficientes”.

El Viceministro de Medio Ambiente anunció que Brasil se está preparando para implementar un gran programa proactivo y positivo de reforestación que permitirá desarrollar una economía forestal sostenible en el país. La propuesta sobre reforestación, actualmente en el Congreso, plantea que el Código Forestal de Brasil incluya la recuperación de 33.5 millones de hectáreas de vegetación nativa.

Aunque existen muchas definiciones de economía verde, según Scarano, una economía verde es una donde el capital natural (los recursos naturales de un país) se mantiene o aumenta y las instituciones, infraestructura y la capacidad humana mejoran.

Si bien los activos más importantes del país son sus recursos naturales, muchos países quieren hacer transacciones rápidamente, en condiciones que le son adversas a Brasil, afirmó Gaetani.

“Estamos trabajando con otros ministerios, con agricultura, desarrollo agrario, ciencia y tecnología, desarrollo social, hacienda y la oficina de relaciones internacionales para formular una visión del país, y la queremos desarrollar en nuestros propios términos”, sostuvo.

El programa de reforestación de Brasil podría convertirse en el programa de rehabilitación más grande del mundo, explicó Gaetani, quien explicó que antes de ponerlo en marcha, es necesario llevar a cabo más investigación sobre las posibles consecuencias de las reformas al Código Forestal –el tema más candente sobre los bosques brasileños en la actualidad.

El Código Forestal ha sido el centro de una larga controversia los últimos dos años. Las instituciones de protección ambiental afirman que las reformas representan un duro golpe a los esfuerzos que el país ha venido llevando a cabo por detener la deforestación al no hacer obligatorias las actividades de reforestación. Por su parte, los defensores del código consideran que las enmiendas darán mayor claridad al código y que será más fácil hacerlo cumplir. Las reformas todavía deben ser aprobadas por el Congreso de Brasil.

Un estudio reciente dirigido por Jan Börner, investigador de CIFOR, evaluó el costo y las consecuencias de implementar combinaciones de esquemas de compensación para evitar la deforestación, incluyendo proyectos REDD+ (reducción de emisiones por la deforestación y degradación de los bosques) y conservación a través del cumplimiento de la ley. El estudio sugiere que para que el gobierno de Brasil alcance la meta de reducir la deforestación en un 80 por ciento, deberá implementar una combinación socialmente justa de mecanismos de compensación y aplicación de la ley.

A pesar de los desafíos legislativos, muchos ministros de relaciones exteriores e investigadores científicos toman a Brasil como ejemplo de un país en desarrollo que está logrando abrirse camino hacia el desarrollo sostenible, ya que ha logrado superar los mismos problemas de gobernanza y transparencia que muchos otros países tropicales en desarrollo aún están enfrentando.

“Se cree que los países en desarrollo no cuentan con tecnología para monitorear, que no tienen la transparencia (para combatir la deforestación). En Brasil, después de 2004, se sabía que la deforestación era un camino insostenible. Hemos sido testigos de un crecimiento importante de las áreas protegidas. Se han logrado grandes avances en el cumplimiento de la ley. De modo que es posible tomar muchas acciones” sostuvo Cámara.

Para asegurarnos de que Rio+20 envíe un mensaje al mundo sobre la importancia de los bosques para el desarrollo sustentable, CIFOR coordinará una de las conferencias más importantes sobre bosques el 19 de Junio de 2012. La Octava Mesa Redonda en Río+20 debatirá nuevos resultados de investigaciones, las lagunas en el conocimiento, y las consecuencias en las políticas públicas de la integración de los bosques en la solución de los cuatro retos clave para avanzar hacia una economía verde: Energía, alimentos e ingresos, agua, y clima. El cupo es limitado, regístrate aquí para que no te quedes sin participar.

Lecturas relacionadas

La reforma de la ley forestal en Brasil: ¿derrota o discernimiento?

Que levante la mano el verdadero propietario: Confusión en la tenencia de tierras pone en peligro REDD+ en Brasil

¿Choque de políticas? El nuevo Código Forestal podría sabotear el progreso de Brasil con REDD

Haciendo que las leyes se cumplan en Brasil para avanzar con REDD+

La pregunta del millón: ¿Cuánto costará proteger los bosques?

Brasil, Reportaje Especial

Forest loss and management in land reform settlements

The context of REDD+ in Brazil: drivers, agents, and institutions (versión 2011)

REDD+ politics in the media: A case study from Brazil

Direct conservation payments in the Brazilian Amazon

Forest loss and management in land reform settlements

 

Escrito por: Gabriela Ramirez Galindo and Michelle Kovacevic

from Cifor.org

Si te ha gustado este artículo usa los botones para compartirlo en redes sociales con tus amigos o síguenos en Facebook o Twitter para estar al tanto de nuestros nuevos artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios que falten al respeto o insulten serán borrados. Si quieres expresar tu opinión hazlo con educación y respeto.