Nuria Rita Sebastián: de Soria a la “blogosfera”

– Para mí la Literatura es un ejercicio de desnudez.

– El amor lo mueve todo al final… ¿o lo mueve el dinero?

Renegaba de las tecnologías. No sabía lo que era un cíber-diario… Y, lo que es el tiempo… Nuria Rita Sebastián se convirtió en la primera editora de recopilación de blogs en español: ¿De otro planeta?. Pero ella es así: imprevisible, compleja, aventurera, amante de la libertad e inconformista. Lleva ya diez años editando su propia revista cultural, Iguazú, que cuenta con el apoyo de la Universidad del País Vasco y de la que salen a la calle 1800 ejemplares de cada número. Pero devorando cifras no se ha quedado nunca chica porque su ¿De otro planeta? agotó la primera edición y se reclama una reedición desde países sudamericanos.

– ELLIBREPENSADOR: ¿Por qué publicar algo que ya está “publicado”? ¿Por qué buscar el papel para unos textos que habían sido escritos para ser leídos en Internet?

– NURIA RITA SEBASTIÁN: Porque las páginas web no se pueden tocar, ni llevar a la cama, ni leer mientras vas en el metro. Yo soy muy amante del libro como objeto. Lo mío es casi fetichismo. Estos textos debían llegar al papel y hacerse accesibles a un público que de otra forma no los hubiera conocido, como habría sido mi propio caso hace tres años. La idea, de todas formas, no fue mía. Ya pululaba en los comentarios de la gente que escribía blogs: “¿Por qué no un libro?” Y me pregunté: “¿Por qué no yo?”.

– EL: Treinta y cuatro blogs… y todos ellos de mujeres lesbianas. El lesbianismo como aglutinante, ¿o como excusa?

– NRS: Como ambas cosas. Para mí era una excusa con la que aglutinar unos textos que me gustaban mucho. Pero recordando que por el camino se han quedado los escritos de un chico de Barcelona y de una chica que no era lesbiana (y que me encantaban) tendré que decir que el lesbianismo ha actuado como aglutinante, supongo. ¡La “blogosfera” es enorme! Yo me he centrado en la “bollosfera”.

– EL: ¿Qué criterios seguiste para seleccionar los textos? ¿Por qué ciertos posts tocan temas tan variados? ¿Huyes de las etiquetas?

– NRS: Sí, yo diría que hay mucha diversidad. Algo que no esperaba de los blogs. Yo misma iba con prejuicios cuando me acerqué a ellos. Pero al leerlos me encontré con esa variedad que buscaba. En cuanto a los temas… el libro tiene mucho de mí como editora, de ahí que la familia, el pueblo y la infancia tengan ese peso. Son materias de las que siempre me ha gustado leer y sobre las que me ha gustado escribir. También hay temas menos cercanos para mí como el activismo o la visibilidad pero cuya presencia era igualmente importante. De hecho creo que pueden ser una gran herramienta.

– EL: Dice Octavio Aceves, que una persona amorosa: “…es capaz de quitarle etiquetas a la gente”. Y añade: “Desde el momento en que encasillamos al otro en las categorías de judío, negro, viejo, homosexual, extranjero, o cualquier otra por el estilo, lo congelamos, por decirlo así, y lo fijamos en una sola de sus características, negándonos a ver el resto”. ¿Estás de acuerdo?

– NRS: Sí. De hecho yo siempre insisto en que lo han escrito lesbianas pero quizá sea lo que menos importa. Es un libro de personas, de su día a día, de su cotidianeidad… De lo que le puede pasar a cualquiera.

– EL: ¿Qué es lo peor que te han dicho con objeto –o tomando como excusa- de este libro?

            – NRS: Es curioso porque ha habido críticas de todo tipo, en general muy buenas… Pero entre las negativas las hay que lo ven excesivamente activista (como si no se pudiese entender el texto a menos que se sea lesbiana, idea que no comparto en absoluto); mientras que otras lo critican porque esperaban una mayor reivindicación.

            La crítica más bonita, de todas formas, ha sido la de un “bloguero” heterosexual porque creo que fue quien captó mejor la esencia.

– EL: En este libro hay momentos de gran lirismo ¿Por qué son tan proclives a la poesía las mujeres que aman a otras mujeres? ¿O es ésta una generalización falsa? ¿Otra etiqueta más, aunque bienintencionada?

– NRS: Probablemente es una etiqueta más. Pero si el libro da esa idea tiene que ver más con mi afición a la poesía que a otra cosa. Entre los blogs hay de todo, algunos más “corrientes” y otros más “literarios”. También es verdad que la mayoría de las autoras y autores de los cíber-diarios son gentes que han hecho algo de Letras (aunque no me gusta esta diferenciación de Ciencias/Letras), y que les gusta escribir.

– EL: Me ha sorprendido mucho encontrarme con textos relacionados con temas políticos internacionales dándose de la mano, como quien dice, de confesiones a un diario. ¿Cómo has conseguido dar forma unitaria a este volumen de tantas autoras?

– NRS: Lo primero que tuve que plantearme fue cómo organizar estos textos. Lo más sencillo era agruparlos por autores. Pero yo pensé que no, que había que organizarlo por temas. Por temas que dieran una estructura al libro, cobrando así unidad. Aunque puede que no se note al leerlo.

La parte de “Miradas” es un gran cajón desastre, pero hacía falta para dar cabida a historias de mujeres que estaban en Nueva York o en Costa Rica.

– EL: El humor –a veces tan corrosivo como el peor de los ácidos- empaña y colorea no pocas de las páginas de esta recopilación de textos. ¿Cómo se compaginan el drama –al que tan tendente se confiesa una de las escritoras- con la risa? ¿Cómo se puede hablar de la tensión de las relaciones familiares y dejar que fluyan –casi siempre- los comentarios jocosos?

– NRS: Yo creo que es una defensa que tenemos. No nos quedamos en el lado dramático de las cosas, que es, además, el punto de vista desde el que siempre se han contado las historias de lesbianas en la Literatura. Y había que quitarle ese aspecto. Había que quitarle lo dramático. De todas formas cuando los autores llegan a los blogs ya han interiorizado sus experiencias y pueden contarlo de otra manera. Sin olvidar que hay temas que se callan, historias que no se publican…

– EL: “Aquí si llueve nadie habla, se limitan a mirar. La ciudad es un charco enorme y nadie se atreve a pisarlo, no se fuesen a mojar”. Eso dice Gi, una de las “auto-protagonistas” de la obra. ¿Tú te mojas o miras?

– NRS: Jeje. Yo me mojo. De momento. Y eso que me gusta mirar mucho por las ventanas. Me mojo, ¡qué remedio!

– EL: Las que desde luego se mojan son las escritoras, que nos revelan partes muy íntimas, pensamientos muy profundos, decepciones e incluso enamoramientos. Enamoramientos muy muy enamorados. A diferencia de lo que yo tenía entendido el libro da a entender que las lesbianas se calan hasta los huesos y son terriblemente románticas. Románticas hasta la cursilería… ¿o me equivoco? ¿Viven en ellas las hermanas Brönte? ¿Sigue latiendo en sus pechos el apasionamiento de Virginia Wolf?

– NRS: Ja ja ja. Pues hombre, como cualquier persona, no sé. No creo que seamos más melodramáticas que un gay, un heterosexual o una heterosexual, Quizá tiene más que ver con mi selección de textos. Aunque algunas “blogueras” se confiesan con alma victoriana no creo que eso sea algo común a las lesbianas. El amor lo mueve todo al final… ¿o no?, ¿o es el dinero?

– EL: Los beneficios que se han producido con la comercialización no han sido para ti ni para las autoras… ni siquiera para la editorial sino para la alfabetización de campesinas nicaragüenses. ¿Nos estás diciendo que aún existe el auténtico altruismo? ¿Alguna relación personal con aquel país?

– NRS: Lo primero es algo que le quiero agradecer a “Ellas Editorial” porque al presentarles esta apuesta personal fue exactamente con esa condición. Sí, yo estuve trabajando con aquellas mujeres en Nicaragua. De hecho mi hermano estuvo antes que yo durante un año y también de forma altruista. Bastan ochenta dólares para que una mujer tenga papel, bolígrafos y dinero para transporte durante todo un año y pueda acudir así a la “escuela”.

– EL: Además de este volumen tan novedoso editas una revista (Iguazú) de gran diversidad cultural desde hace diez años. ¿Por qué una revista?

– NRS: Pues porque no había ninguna que fuera lo que a mí me gustaba. Eran revistas muy cerradas, “ombliguistas” y caras. La mía es gratuita (salvo en las librerías donde se vende al simbólico precio de un euro que va también a parar a Nicaragua), no tiene publicidad y abarca más allá de la Literatura, con una parte social. Y siempre hecha de aportaciones muy personales, aunque no estén del todo a la moda.

– EL: ¿Qué es la cerrazón de una revista para ti?

– NRS: Crear una revista sólo para que publique en ella un pequeño grupo de
gente, ya establecido de antemano sin dar cabida a voces nuevas y
estilos diferentes.

– EL: ¿Qué no tiene cabida en Iguazú?

         – NRS: Siempre digo que en Iguazú se puede escribir sobre cualquier cosa,
pero si lo pienso bien, nunca hemos hablado de política… puede ser
que este tema quede fuera de una revista cultural. Tampoco publicaría
nada que contuviera comentarios hirientes o descalificaciones hacia
una persona concreta o colectivo.

– EL: ¿Está ya en camino la segunda edición de ¿De otro planeta??

– NRS: La primera edición supuso un gran desgaste, y me quise olvidar del
tema. Ahora sin  embargo empiezo a pensar en la necesidad de que
exista esa segunda edición y sólo eso ya es un primer paso para que
esté en camino… Tiempo al tiempo, la habrá.

– EL: ¿Para cuándo un libro de Nuria Rita Sebastián?

– NRS: Je je. Esto pregunta mucha gente, sí. No sé si decir que estoy en ello. Prefiero no pensarlo mucho. Incluso puede que sea algo que aparezca sin mi nombre porque publicar es algo exhibicionista y no es éste un momento para mí en el que pueda hacer un ejercicio de desnudez. Y eso es para mí la Literatura.

Sobre Guillermo Arróniz López

Tuve la suerte de nacer en 1977, el día de san Antón, por más señas. Por tanto bajo el signo de Capricornio y con Saturno danzando alrededor. Desde muy pronto me sentí atraído por las sirenas de las palabras y garabateé hojas y libretas. Desde entonces he estudiado cosas variopintas y trabajado en profesiones extrañas y corrientes, pero siempre ha permanecido la Literatura. Publíqué en septiembre de 2004 "Epitafio del Ángel", novela corta sobre las vidas contemporáneas en punto de metamorfosis. Entre otros temas estaban la colisión generacional (incluso la cercana), la endometriosis como enfermedad maldita, los errores, y la experiencia trágica de la muerte inesperada. Desde hace algunos años he colaborado con algunos medios como las revistas "Mundo Joven" de Fundación Triángulo, "Gehitu Magazine" de la mano de Óscar Hernández, "Eccus", "Adiós", "Iguazú" o "Generación XXI" y su continuación "Generación.Net". Entre otros lujos he tenido la ocasión de entrevistar a Luis Antonio de Villena, Octavio Aceves, Espido Freire, Juan Manuel de Prada, Nuria Rita Sebastián... y de publicar junto a fotógrafos como Eduardo Fernández. Me he decidido a participar en este proyecto por invitación de Raúl Tristán y espero poder aportar visiones gratificantes y artículos que inviten al placer de la lectura y al dolor de la reflexión.

¡Comenta!

x

Check Also

Las dos madres y los dos padres.

Esta es una historia personal propia de mi familia que he escogido para hablar de ...

Nano y Las 3C: Creatividad Compasión y Coraje

  Fernando Lara, “Nano (Payaso) es un ciudadano mexicano, quien se encuentra en Bogotá realizando ...

David contra Goliath

Al igual que en David contra Goliath ,enfrentarse con las operadoras de telecomunicaciones es una ...