La locura lingüística se extiende a Aragón

Alucina vecina. No una, no dos – sino ¡TRES LENGUAS TRES! serán las lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma de Aragón, comunidad residual del antiguo y medieval Reino de Aragón, donde desde siempre el español había sido la única lengua oficial.

Ahora, para no ser menos, y en defensa de unos supuestos derechos lingüísticos, el gobierno aragonés va a aprobar una ley de lenguas de Aragón elevando lo que sería más bien un dialecto del español a lengua oficial, el aragonés o también llamado fabla, junto al catalán hablado en municipios limítrofes con Cataluña, donde al parecer el catalán hablado es un dialecto medieval del catalán.

Así es que en dicha ley se establece lo siguiente:

Artículo 2.- Lenguas oficiales.

  • 1. El castellano es la lengua oficial en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón.
  • 2. El aragonés y el catalán son lenguas oficiales en los respectivos territorios donde son predominantes, junto con el castellano.

Artículo 3.- Fomento del aragonés y del catalán.

  • 1. Los poderes públicos aragoneses garantizarán el uso normal y oficial, la enseñanza y el conocimiento del aragonés y del catalán, especialmente en los respectivos territorios donde son predominantes.
  • 2. Asimismo, adoptarán cuantas medidas sean precisas para impedir la discriminación de ciudadanos o actividades por el hecho de emplear cualesquiera de las lenguas oficiales.
Llama la atención el párrafo 2 del artículo 2: Serán lenguas oficiales el aragonés y el catalán, junto con el castellano. Es decir, al igual que en Cataluña, el País Vasco, Galicia, Baleares y Valencia el español es relegado a un segundo lugar, al margen de que el aragonés es in invento de lengua, ya que es sólo un español mal hablado, un dialecto.

Luego, el artículo 3 implica que las instituciones tienen que dominar tanto las “lenguas predominantes” como el español, lo que supone para la administración central aragonesa que los funcionarios deben dominar las tres lenguas para poder atender a los ciudadanos que quieran resolver sus asuntos en fabla o en catalán medieval.

Al final del proyecto de ley se establecen las poblaciones donde puede haber un uso predominante de las lenguas oficiales de nueva creación:

Anexo I

  • Lista de municipios que pueden ser declarados zonas de utilización predominante de su respectiva lengua o modalidad lingüística propia o zonas de utilización predominante del aragonés normalizado.

  • Provincia de Huesca: Abiego, Abizanda, Adahuesca, Agüero, Aínsa-Sobrarbe, Aísa, Albero Alto, Albero Bajo, Alberuela de Tubo, Alcalá del Obispo, Alerre, Almudévar de Cinca, Almunia de San Juan, Alquézar, Angüés, Ansó, Antillón, Aragüés del Puerto, Argavieso, Arguis, Ayerbe, Azara, Azlor, Bailo, Banastás, Barbastro, Barbués, Barbuñales, Bárcabo, Benasque, Berbegal, Bierge, Biescas, Bisaurri, Biscarrués, Blecua-Torres, Boltaña, Borau, Broto, Caldearenas, Campo, Canal de Berdún, Canfranc, Capella, Casbas de Huesca, Castejón de Sos, Castejón del Puente, Castiello de Jaca, Castillazuelo, Colungo, Chía, Chimillas, Estada, Estadilla, Fago, Fanlo, Fiscal, Fonz, Foradada de Toscar, La Fueva, Gistaín, El Grado, Graus, Hoz de Jaca, Hoz y Costeán, Huerto, Huesca, Ibieca, Igriés, Ilche, Jaca, Jasa, La Sotonera, Labuerda, Laluenga, La Perdiguera, Lascellas-Ponzano, Laspuña, Loarre, Loporzano, Loscorrales, Lupiñén-Ortilla, Monflorite-Lascasas, Monzón, Naval, Novales, Nueno, Olvena, Palo, Panticosa, Peñas de Riglos, Peraltilla, Perarrúa, Pertusa, Piracés, Plan, Pozán de Vero, La Puebla de Castro, Puente la Reina, Puértolas, El Pueyo de Araguás, Quicena, Robres, Sabiñánigo, Sahún, Salas Altas, Salas Bajas, Salillas, Sallent de Gállego, San Juan de Plan, Sangarrén, Santa Cilia, Santa Cruz de la Serós, Santa Liestra, San Quílez, Santa María de Dulcis, Secastilla, Seira, Senés de Alcubierre, Sesa, Sesué, Siétamo, Tardienta, Tella-Sin, Tierz, Torla, Torralba de Aragón, Torres de Alcanadre, Torres de Barbués, Valle de Bardají, Valle de Hecho, Valle de Lierp, Vicién, Villanova, Villanúa, Yebra de Basa, y Yésero.

  • Provincia de Zaragoza: Ardisa, Bagüés, Biel-Fuencalderas, El Frago, Longás, Mianos, Murillo de Gállego, y Santa Eulalia de Gállego.

Anexo II

  • Lista de municipios que pueden ser declarados zonas de utilización predominante de su respectiva lengua o modalidad lingüística propia o zonas de utilización predominante del catalán normalizado.

  • Provincia de Huesca: Albelda, Alcampell, Altorricón, Arén, Azanuy-Alins, Baells, Baldellou, Benabarre, Bonansa, Camporrells, Castigaleu, Castillonroy, Estopián del Castillo, Fraga, Isábena, Lascuarre, Laspaúles, Monesma y Cajigar, Montanuy, Peralta de Calasanz, Puente de Montañana, San Esteban de Litera, Sopeira, Tamarite de Litera, Tolva, Torre la Ribera, Torrente de Cinca, Velilla de Cinca, Vencillón, Veracruz, Viacamp y Litera, y Zaidín.

  • Provincia de Teruel: Aguaviva de Bergantes, Arens de Lledó, Beceite, Belmonte de San José, Calaceite, La Cañada de Verich, Cerollera, La Codoñera, Cretas, Fórnoles, La Fresneda, Fuentespalda, La Ginebrosa, Lledó, Mazaleón, Monroyo, Peñarroya de Tastavins, La Portellada, Ráfales, Torres de Arcas, Torre del Compte, Torrevelilla, Valderrobres, Valdetormo, y Valjunquera.

  • Provincia de Zaragoza: Fabara, Fayón, Maella, Mequinenza, y Nonaspe.
Evidentemente, se trata de grandes núcleos de población con una necesidad urgente de establecer una nueva lengua oficial predominante y facilitará el intercambio social y comercial con el resto de España y la orientación de los turistas que se puedan perder por aquellas poblaciones y que seguramente tendrán la sensación de haber viajado en una máquina del tiempo encontrándose de repente en la edad media.

Pero no hay bien que por mal no venga, pues con esta nueva iniciativa innovadora, progre(sista) y globalizadora en una Europa cada vez más unida y abierta, para Ciudadanos – Partido de la Ciudadanía se abren nuevas perspectivas en una autonomía que hasta ahora cuenta con una implantación reducida del partido.

La sensatez de los planteamientos de Ciudadanos para poder remediar la insensatez de los políticos nacionalistas seguramente captarán ahora el interés de los aragoneses. Es hora de cambiar la manera de hacer las cosas y de ser pragmáticos a la hora de organizar el estado. Precisamente en tiempos de crisis económica las propuestas de los gobiernos de izquierda y nacionalistas van en la dirección equivocada. En lugar de ampliar horizontes y de crear oportunidades de movilidad se impone cada vez más la vuelta atrás en el tiempo y el aislamiento lingüístico y cultural de las regiones y comarcas. Los máximos perjudicados de estos jueguecitos de los políticos son los niños y jóvenes que tienen que soportar los cambios en la educación primaria y secundaria, con los retrasos de aprendizaje que ello supone.

Es hora que los ciudadanos tomen la iniciativa.

Proyecto de ley de las lenguas de Aragón

Sitio en aragonés – para alucinar en colores
¿Es una lengua o es lo que queda cuando los campesinos se quedan sin dientes?

Ahora sólo falta Extremadura para introducir el estremeñu como lengua oficial, porque ya tienen Uiquipedia.