Comunicación Fallida

Una de las características más importantes en una empresa, negocio, gobierno, institución, etc,  es la comunicacion. Algunos, enajenados  en dedicar todos sus esfuerzos a la imagen exterior, olvidan con mucha facilidad la importancia de la imagen interna; la que proporciona a sus propios empleados.

Hace tiempo que el modelo de empresa paternalista pasó al olvido, y el tiempo que  dedican a sus empleados, se ve ampliamente recompensado en el clima de trabajo y por derivación, en el rendimiento. La regla básica sigue siendo intentar por todos los medios crear empatía con la empresa; cambiar el concepto de ” en la empresa en que trabajo pasa x” por ” en mi empresa pasa x”.

Pero todavía hay fallos fundamentales en este planteamiento, fallos que a un especialista en comunicación resultan evidentes.

En muchos casos, la norma a seguir, es desgraciadamente maquillar lo bueno con exageración y esconder lo desagradable, creando una imagen que huele a artifício y es poco consistente. Ganarse la confianza de un público es muy difícil, pero perderla puede ser cuestión de minutos.

Una imagen lo más aproximada a la verdad, es lo que a la larga traerá más éxito. Se debe concentrar el esfuerzo en el “cómo” decir las cosas, que es muchas veces más importante que lo que se tiene que decir. La historia de la política americana esta llena de ejemplos; las confesiones por delante antes de que se descubran los hechos desagradables tienen mucho más valor que el desastre de que alguien ajeno lo descubra por sus propios medios y lo publique.

Quizás es sobre todo una cuestión psicológica. A cómo se cree cada uno que una situación u otra le atañe personalmente.

Ante una confesión podemos sentirnos magnánimos, el orador-pecador se pone humildemente a la disposición de nuestro veredicto. Pero en el caso del engaño, no sólo tenemos en cuenta el agravio en sí, también la consideración de que nos han tomado por tontos. Y duele.

También tenemos tendencia a creer que nos están tomando el pelo cuando en determinadas circunstancias no hay una información clara o es nula. Inherente a nuestro espíritu humano y al desarrollo como especie, es el deseo de conocer lo que no se sabe: la curiosidad.

Matase o no al gato, es importante llevar una política de Relaciones Públicas que la mantenga satisfecha tanto para los públicos externos como internos de una empresa.

Sobre Maria José Rosete

Maria José Rosete
En la Uni se dividían en creatas y ejecutas, y hay que decir que su primer rasgo de creata empezó a manifestarse en la más tierna infancia: era la única de la familia que no corría al baño a la hora de los anuncios. Esas inclinaciones tan fuera de lo común fueron las que la llevaron a estudiar Publicidad y Relaciones Públicas en la Complutense. Como el mimo se le da muy mal y es muy viajera, decidió estudiar inglés para comunicarse al menos en lo básico, y alemán por darse el placer de pronunciar palabras con un montón de consonantes seguidas. Con los años se va acumulando cierta tensión y con objeto de desahogar sus instintos básicos sin peligro, empezó a escribir una novela de misterio y crímenes, “Sombras en el corazón”, publicada en el 2007 por Maghenta. Descubrió entonces que matar en papel fastidiando al personal que intenta adivinar quién es el asesino, es lo suyo.

¡Comenta!

x

Check Also

Técnicas de Marketing mejor valoradas por las empresas

Los mercados han evolucionado. La entrada de tecnologías y el auge de internet como fuente ...

Las compras, las devoluciones y el desistimiento. Conoce tus derechos y obligaciones

Nunca debemos olvidar que, a la hora de realizar compras, existen unos derechos que nos ...

La aventura de trabajar en el extranjero

Trabajar en el extranjero es una alternativa que, ya sea por necesidad o por inquietudes ...