Los Intelectuales y la Opinión Publica en la Prensa Panameña

TRES ESCRITORES PANAMEÑOS

CARLOS F. CHANGMARIN / ROGELIO SINAN / GUILLERMO SÁNCHEZ B.

CARLOS F. CHANGMARIN / ROGELIO SINAN / GUILLERMO SÁNCHEZ BORBÓN

 

TRES ESCRITORES PANAMEÑOS PROMINENTES

Y SU INCIDENCIA EN LA OPINIÓN PÚBLICA

DURANTE LA CRISIS POLÍTICA DE 1987-1992.

 


 

INTRODUCCIÓN

 

El motivo del presente estudio gira en torno a la importancia de la Crisis Política y Económica Panameña de 1987, en el devenir de las circunstancias políticas que se asentaron producto de dicha crisis, y que culmina con hecho histórico relevante, como fue la cruenta Invasión Norteamericana de 1989, en cuyas secuelas aun hoy permanece un debate en Panamá

En este sentido poco se ha abordado el rol que jugaron los medios de comunicación social, nacionales y extranjeros, en la definición y posicionamiento de los actores políticos y sociales que se destacaron en este conflicto social de la etapa más oscura de la Republica.

Sobre todo el papel prominente de las columnas periodísticas que destacaron a escritores como Guillermo Sánchez Borbón en un referente mediático sobre las denuncias contra el régimen militar; así como las importantes columnas del escritor Carlos Francisco Changmarín en su defensa nacionalista de la soberanía panameña y su apoyo critico al régimen panameño; y siempre trascendente fueron las columnas que tenia el hoy fallecido y emblemático escritor panameño Rogelio Sinán, que se solidarizaban con la causa nacionalista del país, a la vez que arrojaban luces y reflexiones sobre temas literarios o políticos de relevancia de aquella época.

El papel de la opinión publica es el giro de este estudio, de cómo un espacio público mediático influye en el devenir de las sociedades, tal como Panamá, vivieron en circunstancias adversas que condicionan la estabilidad socio-económica y política de la ciudadanía, por medio de intereses en pugnas, que convulsionan y menoscaban la integridad de nuestros pueblos.

GUILLERMO SÁNCHEZ BORBÓN:

 

GUILLERMO SÁNCHEZ BORBÓN

GUILLERMO SÁNCHEZ BORBÓN

http://www.pa/secciones/escritores/sanchez_guillermo.html

Es Escritor, Periodista, Novelista, Poeta y Ensayista Panameño. Nace en la provincia de Bocas del Toro, una región de la costa atlántica panameña.  En su juventud se desempeño en diversos oficios y fue asiduo a ideas anarquistas y de izquierdas.  Su primera obra de poesía “Aproximación Poética a la Muerte” gano el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró y tuvo una buena apreciación de la critica literaria y de los lectores panameños, dándole así prestigio literario.  Pero tal vez la mejor de todas sus obras sea la novela “El Ahogado” cuyo escenario transcurre en las costas de Bocas del Toro, en medio de un paraje mágico, en una situación limite, compleja, absurda y existencial, en donde se mezcla la mitología campesina, de duendes y brujas, con una historia que atrapa al lector simple desde su inicio, entretejiendo con el misterio, una narración en donde lo mismo se mezcla el crimen y el amor, una obra donde hay influencia del realismo mágico, como de la literatura existencial y del absurdo.

Tiene también a su haber otra novela “Serpiente de Cristal” y el libro de Ensayo Político “Tiempo de Tiranos” sobre su testimonio histórico de la época de la Dictadura Militar Panameña, traducido también al idioma inglés. De esta misma época hay varios tomos de la recopilación de su famosa columna “En Pocas Palabras” del Diario La Prensa, objeto de este estudio, y que puso en jaque al régimen militar panameño. Es un intelectual panameño respetado en el campo literario y periodístico, y también político, por su contribución a la recuperación democrática del país.

En este sentido Roberto Eisenmann Jr., empresario judío-panameño con inversiones en almacenes, bienes raíces y banca, uno de los principales accionistas y ex-director del Diario La Prensa, quien estuvo exiliado dos veces en 1976 y en 1986 por el régimen militar, nos dice sobre la columna de Sánchez Borbón: “La Columna ‘En Pocas Palabras’ servida diariamente en la contraportada de La Prensa por el escritor Guillermo Sánchez Borbón, que manejaba con elegancia el humor y la política, sirvió para desnudar plenamente los actos de corrupción y las violaciones a los derechos humanos cometidos por los militares.  Esta columna, histórica para Panamá, creó un género nuevo y muy eficaz en la lucha contra la dictadura; era a la vez información, opinión y humor. ‘En Pocas Palabra’ fue la entidad clave para el esclarecimiento, ante la opinión pública, de crímenes como el de Spadafora, el del campesino Edwin Eredio Amaya desaparecido por los militares en Chiriquí 10 días después de las elecciones de 1984. En la columna, que alcanzo una red incalculable de fuentes informativas, se denunciaron constantemente los actos de corrupción cometidos por los militares y sus seguidores. ‘En Pocas Palabras’ se convirtió en lo primero que leía cada día mucha gente en Panamá“.

En este sentido su columna jugo un papel muy importante en la lucha democrática panameña contra el régimen militar, y de esa misma manera sirvió de inspiración a muchos panameños en esos momentos difíciles, tal como plantea la Escritora y Antropóloga panameña Brittmarie Janson Pérez, autora del Libro “Panamá Protesta”, que en la dedicatoria de su otro libro “Golpes y Tratados”, le dedica un emotivo homenaje a Sánchez Borbón: “Nuestra lucha ha sido larga y ya me ha tocado rendir tributo a varios compañeros que pasaron al mundo espiritual. No quiero que suceda igual contigo. Guillermo, quiero decirte hoy, cuando sé que leerás estas líneas, lo mucho que ha significado para Panamá los aportes que has hecho a la moralización del país y el enderezamiento de nuestros gobiernos de ayer y hoy, aportes que han sido brillantes y valientes pero a la vez envueltos en belleza poética y humor.  Mi fe en que la verdadera democracia reinará algún día en Panamá a veces se extingue.  Casi a diario se me extingue la fe en mi misma. Sufro cuando reviso datos que hablan de mentiras y chantaje, complicidades, amenazas, torturas y asesinatos. Duele la corrupción que, a la vez que socava la moral del país y endeuda a los que aún no han nacido, roba la oportunidad de tener una vida mejor a los hijos de la clase popular con la cual nos identificamos tu y yo.  Pero tu labor incansable e incesante por una patria mejor, me sirve de inspiración.  Siento que los panameños podemos aspirar a la integridad porque la veo en ti.  A leer tus columnas, me maravillo al apreciar lo que hacía tu ingenio por levantar aunque fuera una esquina del oscuro velo de la censura con que los militares y sus aliados civiles en el Gobierno cubrían sus actos. Eleva mi espíritu cuando, con una pincelada literaria, adornas un comentario político.  Guillermo, lo que más agradezco es que tus escritos me han hecho reír cuando quería llorar. A ti dedico este pequeño tomo a la vez que elevo una fervorosa oración para que Panamá, la patria querida, tenga muchos Guillermos”. 

El Diario La Prensa inicia su primera publicación en 1980 por iniciativa de Roberto Eisenmann Jr. y otros profesionales y empresarios de oposición. Cuando empieza a salir la columna “En Pocas Palabras” como una mezcla de sátira política y opinión, atrapa de inmediato a los lectores panameños.  Juega un papel clave contra el régimen militar, inclusive desde un tono jocoso:

Domingo 21 de diciembre de 1980.

 

Secreto de Estado.

 

“En el presupuesto Nacional, el Ministerio de Gobierno y Justicia, donde las partidas están separadas por una fila india de puntos de su región correspondiente, las mas gruesas y jugosas se destinan a una serie de números misteriosos. La suma bordea los cincuenta millones de dólares, y no se haya desmenuzada, sin contar las cantidades diluidas en otros ministerios o disimuladas en capítulos de apariencia inocente. De manera que es apenas justo y patriótico, para no comprometer la Seguridad Nacional, designar de ahora en adelante a nuestro Instituto Armado con la clave 04.0.05.01.00.  No es tan complicado como piensa el lector. Ejemplos: la manifestación fue disuelta a manguerazos, lacrimogenazos y perdigonazos por cuarenta 04.0.05.01.00 en ropas de fatiga… ó, El Comandante en Jefe de la 04.0.05.01.00  ofreció al Vaticano la tumba auténtica de San Pedro, recién descubierta en Churuquita”.

En muchas ocasiones el tono del humor dio paso a la denuncia, y hablo de ciertos crímenes sin resolver, como el caso del asesinato del guerrillero uruguayo Walter Sardiñas en Costa Rica, quien jugo un papel clave en la Resistencia contra el régimen militar en la provincia de Chiriqui:

Jueves 4 de Junio de 1981.

 

Cerrado y Abierto.

 

“La jerga del hampa norteamericana es muy gráfica. Cuando necesitan restar al mundo de los vivos una persona que les estorba, se buscan a un profesional. Esto se llama un contrato cerrado. Determinan la tarifa el grado de complejidad o de peligrosidad del trabajito, y la importancia de la victima. Pero cuando hay una urgencia, cuando, el tiempo de que se dispone es muy corto, entonces se recurre al contrato abierto.  Es decir, se le pone precio a la cabeza de la persona que estorba, y el primero que lo liquida se lleva el premio. Contrato abierto es sinónimo de muerte segura. Porque entonces salen todos los pistoleros del país a matarlo. No hay quien se escape. Walter Sardiñas, también mencionado en la noticia de “El Panamá-América” que comente arriba, fue victima de un contrato abierto.  El gobierno revolucionario ofreció públicamente 20 mil dólares a quien le entregara a Sardiñas (refugiado en Costa Rica) “muerto o vivo”. Los policías ticos salieron a ganarse la recompensa.  Ahora bien, si lo capturaban vivo, como en efecto habrían podido hacerlo fácilmente, las leyes no le hubieran permitido devolverlo a Panamá.  Hubiesen tenido que encarcelarlo o devolverlo a su país de origen, Uruguay, o a un tercer país, y se habrían quedado sin cobrar. En este dilema, lo localizaron en una pensión de mala muerte y lo asesinaron a tiros.  Con el agravante de que Sardiñas, muy enfermo, no se ocultaba y estaba desarmado, como lo probó un experto en balística.  Porque los hampones de uniforme alegaron que Walter había disparado primero desde su cama, a través de la puerta cerrada. El experto demostró que todos los impactos de bala eran de afuera hacia adentro. Pero el crimen, aprobado por las altas esferas gubernamentales ticas, quedo impune”.

Era tal la cantidad de ciudadanos que leían con avidez esta columna periodística, que en su indignación con el régimen, nutrían de información a Sánchez Borbón, creando una red de informadores a su servicio, tal como él lo expresa en el prólogo de la primera edición (primer tomo) de la recopilación de sus columnas: “Para un domingo que no tenia tema, invente una vasta red de espionaje al servicio de la columna. Mis agentes estaban en todas partes, hasta en la oficina del Comandante. Y aunque parezca mentira, ese cuento fantástico, ligeramente Kafkiano, empezó a cobrar realidad.  Todos los ciudadanos, como en una pesadilla de Stalin, se transformaron en espías y conspiradores. Manos anónimas me hacían llegar documentos comprometedores, voces descarnadas vertían en mi oído, por el auricular del teléfono, confidencias terribles; desconocidos me citaban en lugares inverosímiles para contarme escalofriantes secretos de Estado. La red se fue tupiendo y extendiendo en la realidad y en mi columna hasta cubrir todo el país, aun en las recámaras del poder supremo. De la noche a la mañana, yo, que apenas salía de mi casa, me convertí en el hombre mejor informado de Panamá.  Lo puedo decir sin pecar de inmodestia, porque el fenómeno se produjo no por méritos míos; broto de una broma inocente, en una población indignada por las inmoralidades del régimen”.

Por la cantidad de denuncias de esta columna, en el Diario La Prensa le llovieron medidas que no se hicieron esperar, tal como la acción de fuerza ejercida por los Grupos de Acción Popular (GRAPO) vinculados a las bases del Partido Revolucionario Democrático (PRD), quienes el 22 de octubre de 1981 irrumpieron con varillas de hierro y revólveres en las instalaciones del Diario, golpeando a periodistas y personal administrativos. También por estas columnas les llovieron demandas legales contra el Director del Diario, Carlos E. González De la Lastra (empresario), a quien un juzgado penal ordeno su arresto, siendo esta sentencia apelada por los Abogados del Diario La Prensa.  El 30 de julio de 1982. La Prensa es cerrada temporalmente por ordenes de la Guardia Nacional, y un contingente de agentes del orden publico irrumpen en sus instalaciones, agrediendo a toletes y empujones a sus empleados, enviando a varios al Hospital.  En múltiples ocasiones los periodistas de La Prensa fueron agredidos por los policías mientras daban cobertura a las protestas contra el gobierno, y en varias ocasiones La Prensa fue cerrada por orden de las Autoridades, inclusive, la ultima vez que fue cerrada, no volvería abrir hasta que el régimen fuera derrocado por la Invasión Norteamericana.

Pero todas estas represiones también fueron ridiculizadas por varia de las columnas de Guillermo Sánchez Borbón, tal como lo podemos observar en las columnas de “En Pocas Palabras” de los días martes 27 y miércoles 28 de octubre de 1981:

Martes 27 de octubre de 1981.

 

Victimas y Victimarios.

 

“Desde que se produjo el atentado estaba esperándolo. Gerardo González responsabilizó a las bases del PRD, cuando todos saben que el PRD carece de bases. Flota en el aire a tres pies del suelo, como un globo inflado por un asmático. Insinuó que los GRAPO, indignados por imaginarías ofensas al líder, nos agredieron espontáneamente. Los hampones del GRAPO en su vida han actuado con espontaneidad.  Son mandaderos, y mandaderos que cobran por adelantado. Luego el PRD en pleno se corresponsabilizó con Gerardo. Ambos (Gerardo y PRD) insinuaron que nosotros mismos nos habíamos buscado la golpiza y nos la merecíamos de sobra. El Comunicado de la Guardia Nacional también dejaba entrever que si nos rompían el alma, la culpa es nuestra… por tener alma.  Y ayer por fin Cundo (Secundino Torres Gudiño) nos disparo la palabreja: victimología. La idea la formuló por primera vez, en la década del veinte, un personaje de Huxley (“Así como hay criminales natos, hay victimas natas. El es una victima nata”).  De manera que si un auto despanzurra a un peatón, la culpa es del peatón, por ser peatón, y porque ese día salió a buscar un auto que lo destripara”.

Miércoles 28 de octubre de 1981.

 

Lo que no se dijo.

 

“En la reunión que celebramos el Estado Mayor (por iniciativa de éste) y la Junta Directiva de La Prensa para discutir el atentado contra este Diario, se dijeron muchas cosas.  La reunión, calificada de franca, fue a veces agria y otras áspera. Y uno de los mas agrios, ásperos, fue Espada Flamígera de la Revolución, Noriega, quien advirtió a La Prensa que dejara de meter cizaña entre gringos y proceso, unidos por vínculos indisolubles, ni tratasen de romper la yunta CIA – G-2. Que todos los operativos internacionales del G-2 contaban con la bendición de imperialistas yanquis y habían sido coordinadas con estos, incluyendo, es de suponerse, contrabando de armas para guerrilleros y organización de expediciones para alimentar conflictos bélicos en países vecinos o distantes. Mas no aclaro si también iban a medias en las utilidades”.

Situación única.

 

“Noriega agrego que él era el encargado de la sección geopolítica de la Guardia y del proceso. Como quien dice: el Karl Haushofer panameño. Con su cualquier toque de Almirante Canaris. De sus palabras surge un panorama único. El G-2 recibe sus ordenes de la CIA.  La FEP (Federación de Estudiantes de Panamá), cuyo máximo teórico y dirigente supremo es Noriega, recibe las suyas del G-2.  Luego, la línea política de la FEP se traza en Washington, que también influye, por intermedio del G-2, sobre la del Partido del Pueblo (Partido Comunista de Panamá). Este, a su vez, suministra a Moscú los elementos de juicio para que la “Madre Patria” tire su línea geopolítica en Panamá. Luego, la CIA dicta la posición que adopta la Unión Soviética en Panamá y Dios sabe en cuantos otros países.  Como Noriega y los otros miembros del Estado Mayor son incapaces de comprender una simple y clara caricatura, y como los de la CIA tampoco se caracterizan por su inteligencia y habilidad, se explica uno por qué los pronunciamientos de la izquierda panameña son invariable y rematadamente estúpidos”.

A propósito.

 

“El Time del 26 de octubre de 1981 publica un largo artículo sobre el trafico de armas. Uno de los principales dealers del negocio es Sam Cummings, que tiene “250 empleados en Inglaterra, Panamá y Mónaco”. Es mas: “Mi primer negocio lo hice con el gobierno panameño. El Jefe de la Guardia Nacional quería ametralladoras, y yo me las arregle para conseguirlas en Canadá, y cerramos el trato”.

De la misma manera aparece una columna que denuncia las otras represiones contra el Diario La Prensa:

Domingo a 8 de Diciembre de 1981.

 

Cosas, ¿No?.

 

“Pues señor, sucedió lo que tenia que suceder: la crisis hizo crisis. Bien decía yo que esto no podía continuar así. El gobierno revolucionario pasó a la ofensiva en todos los frentes. Primero, la guerra psicológica: una campaña de ablandamiento del enemigo: nos ablandaron las maquinas de escribir, el cráneo del Director del INCAE, hicieron una mazamorra de vidrios, ablandaron las paredes a tiros. Luego trataron de ablandarnos a punta de comunicados crecientemente ñames (locos): de Gerardo González, del GRAPO, del PRD, de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung, certificados de buena conducta política expedidos por Urs Shotti desde el salón diplomático del aeropuerto de ex Tocumen.  Y entonces, cuando ya nos tenían bien blanditos, casi reblandecidos, cedieron las compuertas de la reserva real y una catarata de demandas se precipitó sobre nosotros.  A continuación, las brigadas de Fiscalía cayeron sobre nosotros en enjambres fantasmagóricos. Invadieron el Periódico disfrazados de hongos, de hormigas, de seres humanos, cortándonos el paso e importunándonos con citaciones ictéricas.  Sustraían documentos, se robaban letras, le hacían cosquillas a la memoria electrónica. Mis mejores hallazgos literarios iban a parar al limbo”.

También con el humor que caracteriza a su columna se mofo del apoyo internacional que tanto en el Tercer Mundo, como en Europa y Estados Unidos, se le prodigaba al Proceso Revolucionario Panameño.  En este sentido expresa lo siguiente de la preferencia de la Internacional Socialista por el General Omar Torrijos y el PRD:

Viernes 7 de Agosto de 1981.

 

Complacencia.

 

“Los dirigentes de la Internacional Socialista acaban de extender un nuevo certificado de salud política al régimen cuyo nombre Kafkiano (El Proceso) hace justicia a lo que designa. Felipe “Coloradilla” González, Carlos Andrés Pérez y Francisco Peña Gómez declararon, leo en La Prensa de ayer, que “la dirigencia de la Internacional Socialista dijo estar complacida por la existencia de la pluralidad política panameña, que, a juicio de los socialistas, es señal de democratización”.  Se comprueba así, una vez mas, lo fácil que es complacer a los socialistas. Echaron un vistazo desde las confortables alturas oficiales, y quedaron encantados con el espectáculo que se extendía a sus pies. ¿Para qué perturbar la digestión investigando sobre el terreno la realidad? A lo mejor, donde menos se piensa salta la liebre y les tumba su lindo castillito de naipes. Y las cosas no están como para perder una ilusión, por pequeña y frágil que sea. Ahora bien: ¿quiénes y cómo llegaron a la extravagante conclusión de que Carlos Andrés Pérez y Francisco Peña Gómez eran socialistas? No creo que el viejo Bebel, Jaurés, Martov, los Bauer, se hubieran sentido cómodos en semejante compañía.

En honor a la verdad, tampoco se hubiesen vuelto locos de alegría con Beau Phillip (el buen Felipe), pero habrían atribuido su extraño comportamiento al meridionalismo, o a la eutrombicula batatas. ¿Cómo determina un socialista de la nueva ola si un país es democrático o no? Muy sencillo: se lo pregunta al gobernante. ¿Cómo supieron los Tres Mosquiteros que en Panamá existe pluralidad política? Por que el Presidente Arístides Royo se los dijo: “Y si no me creen a mí – debe haber agregado – pregúntenle al G-2, a Luis De León Arias o a Gerardo González”. Los Tres Mosquiteros: “No hace falta, excelencia, con su palabra nos basta”.

Jueves 14 de enero de 1982.

 

SOS.

 

“Un viejo político me decía ayer que el proceso revolucionario es como un bote. En  el primer muelle se embarco un señor obeso, cachetón, voluminoso: el imperialismo yanqui.  Y se coló una señora fofa: oligarquía.  En el segundo, un tipo enteco pero fuerte como un levantador de pesas: imperialismo ruso, con un niño desnutrido en brazos: Partido Comunista de Panamá, y llevando de la mano al Júnior con facha de hippie: Fidel Castro.  En el tercer muelle, la Banca Internacional.  En el cuarto, los lideres sindicales (no así los obreros que no se hubieran sentido cómodos ni seguros), detrás de los patronos.   En el quinto, la Segunda; quiero decir, la Segunda Internacional (la Internacional Socialista).  En el sexto, los gobiernos de los países vecinos y sus opositores, con sus respectivos servicios de seguridad y de represión, y con sus guerrilleros y terroristas.  Y ahora (o antes), agrego el político, se ha embarcado la mafia.  Y de tan lleno, el bote está por zozobrar.  Y se ahogaran todos, comenzando por el navegante-capitán-comandante”.

Estimulando la curiosidad de los panameños y su amor por el ‘bochinche’ (chisme – cotilleo) estimulaba a hacer tareas y averiguaciones:

3 de Febrero de 1983.

 

Tareas.

 

“Tareas para el lunes: averiguar cómo y por qué se hundió frente a la Isla Cantadora (balneario turístico) el yate presidencial “Mariluna”, y si el usuario y la misma Presidencia de la República corren el peligro de seguir a la “Mariluna” al fondo del mar”

Así mismo brindo variadas informaciones de muchas acciones ocultas que ejecutaba el gobierno (resumen sin comillas):

Octubre de 1977: Un comerciante colombiano reportó en Bogota que, arrestado sin causa en Panamá, pudo escapar mientras Noriega y su hermano Luis Carlos trataban de extorsionarle 235 mil dólares.

Marzo de 1981: El Gobierno colombiano, al enterarse de la venta de armas por el gobierno panameño a las guerrillas del M-19 entrenadas en Cuba, rompió relaciones diplomáticas con Cuba, pero nada dijo sobre Panamá, a cambio de que Torrijos denunciara públicamente a Fidel Castro.

Febrero de 1983:  Yasdani, un millonario iraní secuestrado por los guerrilleros salvadoreños, escapo de una casa en Punta Chame, Panamá. La Guardia Nacional hizo ver que había rescatado a Yasdani, que los secuestradores habían retenido a Yasdani en Panamá oculto por un año.

Febrero de 1983:  Un reporte de un subcomité del Senado norteamericano sobre el uso de bancos y compañías off shore, decía que Panamá era el punto clave de trasbordo Asia-Europa de contrabando de drogas y armas.  La Guardia Nacional estaba envuelta en el tráfico de armas, drogas, contrabando, fugitivos y el robo sistemático de la carga en la Zona Libre de Colon (Panamá), con lazos integrales con comerciantes locales.

Noviembre de 1983:  El General Manuel A. Noriega se estaba tomando el país. Controlaba: El Seguro Social, Aeronáutica Civil, Ministerio de Gobierno, cuatro Magistrados de la Corte Suprema, el Ministerio de Agricultura, el Instituto Nacional de Deportes, la Procuraduría (Ministerio de Justicia), planta de cemento y proyecto Bayano, Ferrocarril, Zona Libre de Colón, Hipódromo, Editora Renovación S.A. (Diarios La Critica, El Matutino y La Republica) y Televisora Nacional Canal 2.

Mayo de 1981: Sánchez Borbón enfatizaba la esquizofrenia de un poder que, además de expresar la dualidad militares-civiles, compartía sus actividades entre acciones normales de un Gobierno y operaciones del bajo mundo. Sugirió que el problema se resolviera dialécticamente, con dos presidentes, y dos de todo.  Por ejemplo, un vicepresidente inauguraría la Convención de Banqueros, y el otro un Congreso Mundial de Terroristas, Asaltantes de Bancos, Secuestradores y Similares.

Estas denuncias, aunadas a todas las denuncias que hizo del General Manuel Antonio Noriega, de sus vínculos con el tráfico de drogas, de armas, con el lavado de dinero, su labor de contra-inteligencia, su participación en el fraude electoral de 1984, su vinculo en el asesinato de Hugo Spadafora en septiembre de 1985, de la corrupción gubernamental y las violaciones a los Derechos Humanos, y que además Sánchez Borbón respaldo desde sus columnas las protestas cívicas contra el régimen, todo esto hizo que se ganara muchos enemigos entre las altas autoridades.  De allí que se ordena su arresto en las mismas instalaciones del periódico y su traslado a la cárcel Modelo en febrero de 1986, pero una protesta masiva afuera de la cárcel para pedir su liberación, obliga a las autoridades a ponerlo en Libertad, a lo que Sánchez Borbón al salir triunfante, expresa a los periodistas que lo entrevistan que fue objeto de intimidación psicológica por parte de los policías que lo custodiaban, que amenazaron con que iba a ser violado sexualmente al ingresar en la cárcel.  En definitiva, y a riesgo personal y de su propia vida, Sánchez Borbón no se dejo amedrentar, y mantuvo su labor periodística independiente, creando un hito sobre como una Columna de Opinión puede poner en aprietos a un gobierno militar en la percepción que éste genera en la Opinión Pública.  Inicio un género inédito de critica social y política, de periodismo ajeno al poder, manejado con un lenguaje literario y humorístico, una mezcla de sátira, periodismo y opinión, que en términos precisos, contribuyo en la lucha por cimentar la Democracia en Panamá.  Aun en la actualidad, después de la cruenta Invasión norteamericana de 1989, con su labor periodística ha contribuido a propulsar el adecentamiento de las instituciones en el país.  Con su ejemplo y creatividad, demuestra cual debe ser el rol del intelectual en las sociedades democráticas.

CARLOS FRANCISCO CHANGMARIN:

 

CARLOS FRANCISCO CHANGMARIN

CARLOS FRANCISCO CHANGMARIN

http://www.pa/secciones/escritores/changmari.html

Es un reconocido Escritor, Periodista, Novelista, Cuentista, Poeta y Folclorista panameño. Ha sido galardonado en varias ocasiones en el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró en novela, cuento y poesía.  Autor de décimas folclóricas que son cantadas popularmente y autor de literatura infantil. Se recibió de Maestro (Magisterio) en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena en Santiago de Veraguas (Panamá) e hizo Estudios de Pintura en la Universidad de Chile. En política se ha destacado como miembro del Comité Central del Partido Comunista de Panamá (Partido del Pueblo de Panamá).  

Entres sus obras se destacan “El Guerrillero Transparente” (novela de la vida del General Victoriano Lorenzo), “En ese pueblo no mataban a nadie” (novela), “Faragual” (cuentos), “Poemas Corporales” (poesía), y las décimas patrióticas “Que se vayan del Canal”, además de obras de literatura infantil, tal como “Las Tonadas y los cuentos de la Cigarra” y “La Muñequita de Tusa”. Sus libros han sido traducidos al francés, ruso, chino y otros idiomas.

En importante destacar que durante la mencionada crisis política y económica panameña de 1987 a 1992, fue de cabal importancia la columna periodística “Cartas a Tula” del poeta Carlos Francisco Changmarin que se publicaba en el Diario La Critica, sobre todo por que era escrita por un dirigente histórico del Partido Comunista, y tomaban partido en defensa de la soberanía nacional, del proceso revolucionario y en denuncia de la injerencia norteamericana en el conflicto político panameño, con el propósito de mantener su presencia militar en el territorio panameño después del año 2000, como violación del espíritu de los Tratados Torrijos-Carter del Canal de Panamá.

Sin embargo es destacable que también Changmarin utilizaba un estilo jocoso, en una jerga popular y campesina, creando personajes ficticios por medio de los cuales hablaba coloquial con el panameño común que le leía, y admitiendo siempre una posición nacionalista, revolucionaria y de no injerencia extranjera. Este estilo era de complicidad con el sector popular, con el que se identificaba, y que comprendía el sentido nacionalista de su denuncia.  A su vez también genero una competencia política y periodística con la columna de Sánchez Borbón por la obvia diferencia de sus posiciones antagónicas, y en las que ambos cayeron en escarnios de referencias directas el uno del otro en sus respectivas columnas, menoscabando la posición contraria.

Aquí tenemos el ejemplo de una de sus Cartas-Columnas, que hacen énfasis en la solidaridad internacional con países victimas del imperialismo:

“Cartas a Tula”.  5 de julio de 1988.

 

Sra. Tula García.  Santiago.  El Manguito:

 

“Como vio, pues amiga Tula, ayer los EEUU celebraron su 4 de julio, con la matanza que hicieron el domingo, en el Golfo Pérsico, de nada mas 290 cristianos (o musulmanes) algunos bebéses… Y es de suponer, a menos que Juan Materno Vásquez o Carlos López Guevara, o Diógenes De la Rosa, nos demuestren lo contrario, que el Golfo Pérsico, no queda en las fronteras ni el espacio aéreo de EEUU… es de suponer… ah, pero me gustaría oír a Patricio Janson, especialista que corrió, a todo, al programa que para entonces tenia Rubén Murgas, en la Nueva Radio Tic Tac, a denunciar a los soviéticos cuando derribaron el avión coreano (del sur) que cumpliendo tareas de espionaje se metió en territorio soviético, y no en el Golfo Pérsico… ¿Por qué no corre ahora donde Andrés Vega Domplín o a donde Julito Ortega a denunciar el crimen gringo?.. iAja, te conocemos peje robalo!… Con esta graciosura, a no dudar, Mr. George Bush aumentará su caudal de votos… Estos carajos candidatos yanquis, pierden siempremente las elecciones en Irán.  ¿Qué tendrá el Ayatolá Komeini?.  La verdad Tula, me dijo Restituto Peje, que el mundo se le pone feo a la gente.  Mire no mas, que se le parte la Iglesia Católica al Papa Santo polaco… A Restituto Peje le dijeron que en Parque Lefebvre, un Cardenal Lefebvre había ordenado (o desordenado según Juan Pablo Second) a varios curas, incluido uno de Jalisco nunca pierde y cuando pierde arrebata… y que de una vez empezaron las expulsiones o excomuniones… O séase, Tula, mientras donde Mijail Gorbachov, ábrense las puertas a las ideas renovadoras, en la Iglesia Católica, al tratar de hacer su cualquier Perestroika, se le parte la institución.  Y mire que esto ocurre cuando regreso de Moscú el Cardenal Agostino Casaroli quien se abrazo con Gorbachov… Salado el Papa Santo… Pero cosas ocurren Sancho… ahora que estuvimos en Guatemala, trabajamos en el Congreso de Escritores, incluso con ilustrados Democristianos, y nos abrazamos con la Sra. Vice-Ministra del Ministerio de Cultura, Doña Marta Regina Rosales Díaz de Fahsen, capaz de reconocer los méritos de escritores centroamericanos y revolucionarios.  En su discurso dijo: “Tenemos varios ejemplos de este camino: Claribel Alegría, Manlio Argueta, Carmen Naranjo, Rigoberto Paredes, entre ellos”… Que se van a atrever los teóricos y caciques Democristianos de Panamá que denuncian a Rogelio Sinán de “vendido”, a reconocer los méritos de escritores como Manlio Argueta que tiene que vivir fuera de su país: El Salvador…? Chupando ron chapín, con el Presidente Vinicio Cerezo me decía: “Lo que le pasa a nuestros colegas de Panamá es que no salen de la Embajada norteamericana… y aquí aunque yo sólo soy un poco del centro, no soy la derecha. La derecha me quiere tumbar, y ellos allá son la derecha”… y nos echamos otros buchitos!… Y para terminar con literaturas, le cuento que en Chile, se realizará el Encuentro Internacional del Arte, la Ciencia y la Cultura por la Democracia en Chile.  Se hará en el marco del cumpleaños (12 de julio) de Pablo Neruda, será del 11 al 17 de julio. Invitan entre ellos Poli Delano, Nemesio Antunez, Maria Elena Duvachelle, Olga Poblete, José Balmes… Si quiere ponerse en contacto llame al teléfono en Santiago (de Chile) 39 68 69. Si no puede ir, envié un saludo tan necesario al pueblo de Chile. Y esta noche en el Auditorio del ICASE, Universidad de Panamá, Elda Maud de Rodríguez, sustenta su Tesis de Maestría en Planificación de la Educación, y el Cabo Tranquilino y Restituto Peje le desean éxitos.  Saludillos, Goyo Gil”.

Y sobre el tema político panameño no dejaba de criticar a los dirigentes políticos que no eran consecuentes con su discurso, tal como entre otras cosas, tenemos en esta columna:

“Cartas a Tula”.  6 de julio de 1988.

 

Sra. Tula García.  Santiago.  El Manguito:

 

“Ayer, comadre Tula, escuchamos las denuncias hechas por Luis Martínez, Canal 2 de Televisión, y Julito Ortega, en Radio Mía, sobre el caso de Supermercado GAGO y sus empleados despedidos… Julito Ortega, más insinuante, denuncio que la abogada de GAGO, la Lcda. Ana López de Vallarino, era – o había sido – socia del bufete del señor Ministro de Trabajo, Dr. Carlos Martanz; de allí que Martanz le ande huyendo a los trabajadores – dijo Ortega – y que en todo caso el Ministro debía renunciar o abstenerse de ser juez y parte.  Aquí, Tula, hay dos casos, según el Cabo Tranquilino, que es “melitar” y ha hecho un curso de Derecho Sindical… Por un lado, un Sindicato que abandonó a sus trabajadores beneficiando al patrón.  Dice el verso de Restituto Peje:

“Dejemos viejos profetas

y a los sabios de salón,

a servicio del patrón

que le suena la trompeta”…

Y esto tienen que llevarlo muy claro los obreros: no se puede seguir líneas sindicales trazadas en los bufetes de los abogados de los patronos… Hay que tener sentido de Clase Obrera y dejarle los miedos al sindicalismo clasista y revolucionario… Por otro lado: ¿quién nombró al señor Martanz de Ministro? ¿Acaso CONATO (Consejo de Trabajadores Organizados)?… Aquí hay una prueba para quienes enfrentan hoy la Agresión Imperialista. Porque enfrentarla permitiendo manejos irregulares en un Ministerio tan sensible como el del Trabajo, así, dice el Cabo Tranquilino, no se puede, porque no se da credibilidad y confianza al pueblo, y los Batallones de la Dignidad, que están dispuestos a dar la vida, por la patria… pero no a darla por patronos como GAGO y Ministros comprometidos con sus socios de bufete, tal como lo denuncio Ortega, iMeto!… Se necesita definir una sola política y no tantas políticas como Ministros… Y aquellos de los 400 obreros despedidos, que en junio, apoyaban la Cruzada y a su patrón: iojalá aprendan que los obreros sólo tienen que defender a su clase y a su patria, y no a las cajas registradoras de sus explotadores…! iy punto!…

Pero pasando de los trabajadores a los Escritores, queremos reproducir, lo que en Guatemala, con motivo del Congreso de Escritores Centroamericanos, nos dijo el gran poeta de este país, Otto Raúl González: “Sí, yo creo que ya en América Latina se conoce bastante bien lo que llamamos el caso de Panamá; flagrantemente agredida, en varios frentes por los EE. UU.  Lo que a uno le duele y siente es que todas estas cositas hacen pensar que ellos no quieren llegar a cumplir los Tratados Torrijos-Carter, ¿verdad?.  Y que a eso se debe todo este asunto, pero sin embargo, el pueblo panameño cuenta con el apoyo y la solidaridad de los pueblos hermanos de América que tenemos clara esa situación. Y ya que vas para allá, quiero que lleves un mensaje: mi mayor solidaridad para el pueblo panameño y mi condena definitiva a sus agresores. Por este medio mando un saludo a mi viejo, grande y querido amigo, al poeta Rogelio Sinán: hace varias décadas que tengo de no verlo y siempre lo he estimado, no solo como poeta, sino por su valentía y su amor por la lucha, siempre a lado del pueblo de Panamá”.

Y Bueno Tula, en América se sabe que Otto Raúl González es uno de los grandes poetas vivos de Guatemala, quien jamás ha vendido su pluma ni a los oligarcas de su país ni al imperialismo yanqui… Y alguien me propuso que se pida al Municipio, el titulo de una calle o plaza para Los Niños Mártires de Irán (asesinados por Ronald Reagan), ya que esa desgracia impidió que la 193 Brigada cumpliera el pasado 4 de julio, con sus amenazas en Panamá.  Y adiosillo.  Goyo Gil”.

Y también tuvo palabras criticas sobre el papel cultural de los medios de comunicación, que entre otras cosas, nos habla en esta columna:

“Cartas a Tula”.  7 de julio de 1988.

 

Sra. Tula García.  Santiago.  El Manguito:

 

“Le escribo, Tula, esta cartita, luego de haber escuchado el martes 5, por Televisión Educativa Canal 11 de la Universidad de Panamá, un excelente programa: “Cultura e Ideología”, hecho por el joven profesor Rafael Paniza, con la presencia magistral de Guillermo Castro, Itzel Velásquez y Alfredo Arango.  Lamentablemente, como dijo Arango, en una encuesta, hoy día, el 70 % de los entrevistados ven Canal 8 (del Comando Sur de EE.UU.) para atosigarse de penetración cultural gringa… iHorror! Solía decir el gran Cundo (Secundino Torres Gudiño)… pero así es.   De allí el vende-patrismo actual (en parte). La cátedra que nos dieron estos jóvenes intelectuales debe repetirse, más a menudo por TV 11; no puede esa televisión decente del país, desmocharse en sus programas tendentes (no se dice tendientes) al elevamiento cultural y de la conciencia del panameño, sobre todo, a esta hora en que se deben tener bien amarradas las posturas de aves… Antes de esta “yanqui-crisis” habíamos sugerido al Ministerio de Educación, hacerse de un sistema apropiado, para las escuelas, que podría, incluso ser un “video-bus”, o dos; para ir de provincia en provincia en provincia haciendo muestras de arte y cultura, utilizando los modernos medios electrónicos, incluso los programas de TV 11 y de algunas otras teveses (digamos alto de TV 2) y de programas que podrían ser elaborados por las propias Universidades, el INAC (Instituto Nacional de Cultura), el Ministerio de Educación, etc.  Pero es más, dotar a una escuela de televisión y videograbadora, por ejemplo, se hace con un baile escolar, o una venta de patio bien realizados… Y así podríamos poner en contacto a la niñez y a las juventudes, no solo con lo mejor de la cultura nacional sino, con lo mejor de la cultura general humana, de todos los países.  ¿Pero acaso piensan en esto los políticos?  Ni de a vainas; ellos están calculando cómo ganarse a diestro y siniestro una curul parlamentaria, para enriquecerse…¡Los muy berracos!…

Y en hablando de cultura, conviene Tula García, que le apunte acá la entrevista que le hice al amigo y gran escritor guatemalteco Miguel Ángel Vásquez, en el marco del reciente Congreso Centroamericano de Escritores realizado en Guatemala, sobre el tema panameño. Y él dijo lo siguiente: “Mira, Changmarin podríamos decirte que amo a Panamá desde hace muchos años. Hemos tenido constante preocupación por el enclave colonial norteamericano en Panamá.  Me lleno de orgullo la posición de Torrijos, de hacer un Tratado y poder solucionar, en cierto modo, la esperanza, el camino final del Canal.  Eso me da la clave de que no se quiere cumplir por parte de EE.UU.  No es un problema de un hombre en Panamá, sino de muchos hombres y mujeres. Se trata de un problema nacional, que los panameños están demostrando su magnifica manera de defender su nacionalidad,  su tierra y más que todo, no es la primera vez que lo hacen.  Yo viví la realidad de la “Zona del Canal”.  A mi cuando estuve en Panamá, en la casa de mi amigo Rogelio Sinán, me llevaron a la Zona, me midieron y me retrataron de frente y de perfil, y me pusieron un letrero de números.  Hicieron conmigo lo que quisieron sólo porque era guatemalteco. El Problema de Panamá, yo pienso que es un problema de América Latina y del mundo. Cualquier posición que tomen los norteamericanos en Panamá jamás va a ser un golpe sólo para ella, es para todos los latinoamericanos y sugeriría llamar a una Gran Conferencia Latinoamericana en Panamá, como se hizo en Esquípulas, para decirles a los gringos: señores ustedes tienen que salir de Panamá; cumplan lo prometido”… Así, Tula, habla un escritor, un trabajador de la cultura, y como dijo Guillermo Castro en TV 11, es un problema político. Sólo los cambios políticos progresistas pueden asegurar una cultura de masas, popular, incluso con lo mejor de la cultura internacional. No todo debe ser merengue, rock y cumbia, aunque sean tan sabrosos, sobre todo la “cumbia amanojá” con una mujer hermosa.  Y saludillos, poetas.  Y el cambio hay que darlo en política, pero ¿qué esperamos? ¿qué lo den los gringos? ¡Meto!. Goyo Gil (culturoso).

Y sobre temas políticos de América Latina y también de carácter cultural; Changmarin nos dice:

“Cartas a Tula”.  18 de julio de 1988.

 

Sra. Tula García.  Santiago.  El Manguito:

 

“Recuerda Tula, que este mes de julio, es de fechas altas: mañana 19 de la Gloriosa Revolución Sandinista, el 26, el ataque al Cuartel Moncada de Cuba (35 años), es el mes de la muerte de Omar Torrijos, de José del Carmen Tuñón, de Domingo Barría; es el mes de natalicio de Bolívar. Y como Ud. sabe Bolívar no llego a Panamá, en el  Congreso Anfictiónico, pero sus ideas libertadoras, como las de Martí y de Sandino, viven en los destacamentos avanzados de la sociedad panameña.  Y es por ello, que se ha formado un Comité Organizador hacia un II Congreso Anfictiónico de Panamá, en donde representantes de 22 naciones, entre intelectuales, militares, científicos, artistas, políticos, empresarios y eclesiásticos, afirmarán, una vez más, que “Nuestra América” tiene que unirse, hoy mas que nunca.  Este gran encuentro se realizara entre el 8 y 12 de agosto venidero y tiene como objetivo analizar “los problemas de la región” y elaborar soluciones latinoamericanas a los problemas de “Nuestra América”.

Consideran los organizadores, lo siguiente: “Nuestro continente vive hoy profundos momentos de crisis. Los organismos financieros de la oligarquía internacional están saqueando nuestros pueblos y nos vemos acosados por el espectro de la hambruna, las epidemias, el analfabetismo y la desintegración espiritual en aras de pagar una deuda externa impagable y eterna, en las actuales condiciones.  A esta agresión que amenaza con el genocidio de nuestros pueblos, hoy se suman intentos de limitar nuestra soberanía y de sometemos a través de sanciones y embargos económicos,  de intervenciones militares y guerras psicológicas.  En Panamá se esta jugando el destino de toda Nuestra América”…  De modo, que una vez más, Panamá será sede del encuentro de representantes distinguidos de la lucha de este continente por su liberación…

Me dijo la Poetiza de la Solidaridad, Esther María Osses, que hoy empieza en la sede de la Embajada de Nicaragua, una vigilia para esperar el 19 de julio, fecha del triunfo de una revolución que Ronald Reagan no podrá aplastar.  De modo que nuestros lectores, Tula, que se acerquen a dicha sede, a ser vigilantes con Nicaragua Sandinista y con Panamá Torrijista…

Y ahora vamos con el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró.  ¡Pobre Miró!, víctima de la agresión económica norteamericana!.  Dice Restituto Peje, que lo que no pudo hacer Carlucho Fábrega: liquidar el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró, pues lo hizo el amigo Nander Pittí, hombre que ha expresado estar en la línea contra la agresión imperialista-oligárquica… Lo re-malo de la medida es la falta de consulta con la gente de la cultura, quienes a no dudar, darían fórmulas para mantener el premio.  ¿Con qué cara le vamos a salir a los intelectuales que vienen entre el 8 y 9 de agosto al Segundo Congreso Anfictiónico, si acá nos cagamos en la olla de leche de la cultura: el Premio Miró? ¿Por qué no hay dólares? Dice el Cabo Tranquilino, quien iba a participar con un ensayo sobre la agresión, que con solo unas 5 “botellas” de 2 mil “tucos”, habría para pagar esos premios y medallas… Y no olvide Tula, que la joda de esta yanqui-crisis empezó con la cultura, la quemazón de libros y de ideologías en el INAC (Instituto Nacional de Cultura). ¿Acaso viene otra crisis?.. Restituto Peje opina que el INAC debe mantener el premio, aunque haya que pagarle a los ganadores de a poco a poco; pero suprimirlo, eso es una vergüenza; es tomar el camino fácil, es hacer precisamente lo que el imperialismo desea: Desmoralizar a las Masas, en este caso y sobre todo, a la juventud que se agita en la literatura. El Premio Miró, no es, como algunos creen, el instrumento para premiar la obra óptima, sino un taller de promoción para la joven literatura panameña. Por eso hay que hacerla este año, y realmente, proponer que el tema Ensayo, sea sobre las causas más profundas de la actual agresión yanqui; eso sería dar respuesta ideológica a la agresión, y no caer vencido ante ella. Y si se consulta a los escritores y a ASEINAC (Asociación de Escritores afiliados al INAC) pues puede haber una “vaca” para conseguir parte del dinero, puede haber solicitud internacional a Centros Intelectuales, que gustosamente aportarían… Hasta Restituto Peje y el Cabo Tranquilino darían su cualquier dólar… Por allí oímos todavía mucha parranda de moñas de cohetes chinos, cada fin de semana, incluso a nivel oficial… Así que el Lcdo. Nander Pittí, tiene la palabra. Total, Toti Suarez quedo con buena parte de la dirección del INAC, y ahora le echan el Premio Miró abajo… cuando Toti es gran coleccionista de Pinturas… iMeto!. Goyo Gil (Gracias al Premio Miró somos alguito en literatura)”.

Y en medio de la crisis política, el dirigente sindical de la Federación Nacional de Servidores Públicos (FENASEP), Héctor Alemán, quien además fuese diputado en la Asamblea Nacional (Parlamento) por el Partido Revolucionario Democrático (PRD), fue objeto de cierta represalia de la Embajada de los Estados Unidos, a lo cual Changmarin, entre varios temas, responde desde su columna:

“Cartas a Tula”.  25 de Julio de 1988.

 

Sra. Tula García.  Santiago.  El Manguito:

 

“Antes de echarle el cuento de la visa del amigo Héctor Alemán, le recuerdo que mañana, en el Centro de Convenciones ATLAPA, estaremos con el “26 de julio”, día de la Rebeldía Nacional en Cuba y de solidaridad de los panameños con ese país hermano, que en esta hora nos ayuda, cuando el gringo nos aporrea… Pero además, invitamos a todos nuestros lectores, para el viernes 29, pues en la Casa del Periodista, el Comité Central del Partido del Pueblo (Partido Comunista de Panamá), hará un acto conmemorativo a tres grandes dirigentes políticos de la clase obrera: José del Carmen Tuñón, Domingo Barría y Ángel Gómez, desaparecidos el 27 de julio de 1969 (Tuñón), el 30 de julio de 1987 (Barría) y el 5 de agosto de 1984 (Gómez).  En el Acto, 7 p.m., hablara el Dr. Carlos Del Cid, sobre el papel de la clase obrera en la actual crisis. Esperamos que todos los cuadros y dirigentes obreros deberán estar presentes, los de una y otra corriente política, en memoria de aquellos titanes del movimiento obrero.

Pero vamos a lo de la visa. Parece que Héctor Alemán, dirigente de FENASEP, tomo de la vara de Ronald Reagan, y fue el primero… Sucede que Alemán fue invitado para participar en el Seminario titulado: “La Crisis Económica en América Latina y el Caribe”, que se desarrollaría en Nueva York.  La invitación venía de la Oficina de América Latina y el Caribe ante la ONU de la Iglesia Metodista.  La invitación era con pasaje, alojamiento, “comía” y otros gastos… Por lo que Reagan no tendría que correr con “carga publica alguna”… Fue el bueno de Héctor donde el Cónsul gringo, Elin Lauderdale Jr. a pedir la visa. Se quedo Eli, ojo con Héctor, y dijo: iMeto!… ¿este no es el “comunista” de los empleados públicos, “lugarteniente” de Noriega? – Llamo a la secretaria, ordeno pulsar la comPuta… llamo a la CIA, al Pentágono, a la base aérea de Howard y a la bese militar de Fort Clayton… recibido los mensajes, sobre el grado de peligrosidad que Héctor significaba para el destino manifiesto de la democracy norteamericana, con su presencia en el Seminario iMeto!…Metodista al que lo invitaba Esmeralda Brown, la coordinadora, don Eli (Elí… Elí… ¿por qué me habéis abandonado?…) pues don Eli determinó lo siguiente y se lo dijo en panameño: Mira, pelao, no te damos esa visa, porque tu no eres “Elegible”.  Pues según el Acta de Inmigración y Nacionalidad, sección tanto y cuanto “Se prohíbe el otorgamiento de una visa a cualquiera que probablemente llegaría a convertirse en una carga pública”.  O sea, que llegando Héctor a Nueva York, lo meterían preso y habría que cargar con él por varios meses, no a perpetuidad como tienen al indio Leo Peltier, sólo por luchar por sus comarcas. Les aplico dos puntos más, pero entonces vino la brava: la Sección 1, de la Proclama Oficial, del Presidente de los EE.UU., sobre suspensión de la entrada como inmigrantes ó no inmigrantes de personas que formularon ó pusieron en vigencia las políticas del régimen de Noriega / Solís Palma, la que dice así, dos puntos:

“Queda suspendida por este medio, la entrada a Estados Unidos como inmigrantes ó no inmigrantes a aquellos ciudadanos panameños (y sus familiares más cercanos) que formulan ó ponen en vigencia las políticas de Manuel Antonio Noriega y de Manuel Solís Palma, y que son señalados como tal por el Secretario de Estado o por la persona que él tenga a bien designar”… Así que eso de no dar visas, parece de moda en las “democracias”… Restituto Peje, que se olvide de ir a “Mayami”, a vender raspados de rosa… no habría visa, de don Eli… Nosotros Tula no “semos” así: que vengan los gringos que quieran, a cualquier seminario o misa metodista… Que vengan sudafricanos, soviéticos, suecos, martianos (de Cuba)… Y saludos, Goyo Gil”.

Y a solo unos escasos días de la terrible invasión militar norteamericana del 20 de diciembre de 1989, se dieron algunos incidentes de provocación de soldados norteamericanos contra policías panameños, lo que también da lugar a los comentarios de Changmarin:

“Cartas a Tula”.  18 de Diciembre de 1989.

 

Sra. Tula García.  Santiago.  El Manguito:

 

“El sábado 16, un comando especializado (y encubierto) del Comando Sur hizo un ataque peligrosísimo, con armas automáticas, contra un retén cercano al Cuartel Central, sede del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Panamá.   Entre otras bajas, cayo herida una niña de 1 año, del popular barrio de El Chorrillo. En relación a esta nueva provocación patrocinada por órdenes del Presidente George Bush, Restituto Peje escribió este verso de poesía de la guerra de baja intensidad.

UN CORONEL DE BAJA HUMANIDAD

 

Un Coronel de baja humanidad

sobre el trineo

estratégico del Comando Sur

tiró a una niña, de apenas un año,

por órdenes de Bush.

El Coronel vestido

de Don Santa Claus,

ayer, en Panamá,

con sus boinas verdes,

disparó sus grandas

esta navidad.

Según Washington y la UPI,

todo en bien de los derechos humanos

y de la libertad,

de la democracia

y de la seguridad.

No son bastante

los sesenta mil de El Salvador,

ni los cuarenta mil de Nicaragua…

Faltaba esta niña en flor…

Los bandidos están allí al otro lado

del Canal, en el Comando Sur,

ruedan sus tanques, sus mísiles,

arriba, aviones negros, en mi cielo azul.

Hay que bañar en sangre este país,

desangrado por la zanja del Canal,

para el reinado eterno de los yanquis,

en esta navidad.

Y sobre la niña herida y su destino

y los muertos con granadas gringas

en Arraiján,

levantar la democracia de la muerte,

sin paz, ni pan.

iA ver qué nos dice Don Oscar Arias!…

iDon Felipe González!, ¿qué dirá?,

Don Carlos Pérez de Venezuela,

y los ocho que son siete, ¿qué contarán?…

A Gorbachov le mando esta tarjeta

trágica de la niña de Panamá…

Al Papa Santo, a ver si puede,

y no permite que nos maten en navidad.

Eso es todo, o no es mucho, Tula. Goyo Gil”.

“Cartas a Tula”.  19 de diciembre de 1989.

Sra. Tula García.  Santiago.  El Manguito:

 

“Mire Tula, tenga mucho cuidado en lo que todavía falta para el presente año. George Bush y los suyos quieren salirse con sus locuras. Fíjense a donde llegan en los cuentos; ¿habrá algún escritor, novelista o teatrista trabajando en el Comando Sur?. Dicen allí, que los cuatro oficiales habían salido de “güiken”, ese fin de semana. De pronto dijeron:

– Vamos a un restaurante de primera clase.

– ¿Dónde?, ¿El Panamar? ¿o uno del Marriot?

– No, “El Gato Negro”.

– ¿ “The Black Cat” ?, ¿Dónde queda esa vaina?.

– Ah, a unos 200 metros del Cuartel Central.

– ¿Y qué plato vamos a pedir?

– Niña chiquita con “chimichurri” a la Coronel Max Thurman.

Y entonces hicieron lo que hicieron, ni el pato, cuando no hace su cagada al entrar, la realiza al salir… Sonaron los tiros, pero recibieron tiros. El Cabo Tranquilino dice que si todo el día el alerta del Comando Sur, estaba en “Delta”, ¿por qué salieron de civil esos gringos a su cualquier jaleo festivo?.  Y mucho menos a 200 metros del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa, cuando todos estos sitios y cantinas están “off limit” para ellos?. En efecto, hirieron a una niña de menos de un año. La diferencia entre Panamá y Palestina, es la distancia y el idioma, las balas y las salvajidades imperialistas son las mismas.  Claro, Tula, si en lugar de haber sido una niña de apellido Betancourt, de puro pueblo chorrillero, hubiese sido una Arias, Endara, Ford, Vallarino, Galindo, etc?.  Hubiesen llevado el caso hasta el Arzobispado, a los tipos de los Derechos Humanos del Dr. Gilberto Velásquez… Ahora no aparece, ¿por qué?. Sin embargo, aquí debe haber gato encerrado (y no digo que gato negro, para que no me vayan los muchachos del “Negro Panameño” a criticarme de racista), pues en EE.UU. los del Departamento de Estado dijeron que esto había sido un “hecho aislado”, o sea casual y no premeditado… Es que saben bien que no tienen manera de justificar nada de lo que hacen hoy día en Panamá.  Pero todo indica que son tanteos, quieren saber cómo se responderá, sus planes siguen en forma creciente. Y a saber si es cierto que en la refriega murió un gringo. Porque nadie lo ha visto, ni han dicho su nombre, aunque por “La Voz de América”, hablarían que dizque había sido un Teniente Coronel y cuento.  Restituto Peje escribió esta décima:

“El Yanqui en esta agresión,

con una pérfida diablura

va de la hedionda basura

hasta el cerro Patacón.

De pronto cambia el timón

y arma su tambor de luna

desatando una a una

su cruel guerra de rapiña

y hasta una pobre niña

recibió el plomo en su cuna.

Goyo Gil”.

Es importante destacar que un día después de escribir esta columna, el 20 de diciembre de 1989, los norteamericanos invaden Panamá, tal como vaticinaba Changmarín en este escrito. Después de los miles de muertos, sobre los que se asienta la democracia en Panamá, es reconocible la posición política, periodística y literaria de Carlos Francisco Changmarin, quien defendería el Derecho de Panamá de dirigir por si mismo su propio destino.

El nacionalismo en Panamá no es una pose política, es el producto de luchas históricas y generacionales por la auto-determinación nacional, y mucho más es para Changmarin, quien desde una posición de izquierdas, ha tenido que defender la causa panameña durante casi toda su vida, lo que le ha conllevado exilio, prisión y persecuciones, sobre todo en la época pasada de la “democracia oligárquica” (1903-1968) que tanto denuncia, y no es hasta el inicio del régimen militar de 1968, del proceso revolucionario, en que Changmarin y los comunistas de Panamá empiezan a influir políticamente, como asesores del General Omar Torrijos, a quien le brindan el apoyo político, tratando de que la Revolución Panameña gire poco a poco, cada vez más, a la izquierda.

Changmarin demuestra el papel del “intelectual comprometido” y del “intelectual orgánico”, que desde su pluma incide en el devenir político de su pueblo, comprometido con una clase y un partido en particular. Con un estilo literario-periodístico, que mezcla la opinión, el verso, la sátira popular y la denuncia, logra calar en la Opinión Pública panameña, sobre todo, de los sectores populares que leen ávidamente su columna, para distraerse con su estilo jocoso, pero que comprenden el sentido de estas denuncias, en el marco de una situación prácticamente colonial en que han aprendido a convivir los panameños durante prácticamente toda la vida republicana nacional.

Carlos Francisco Changmarin será respetado siempre como un escritor revolucionario, nacionalista, un “poeta del pueblo”, que a su vez ha de ser inmortalizado por sus décimas patrióticas de carácter folclóricas, que han sido cantadas en varias generaciones de panameños, así como por su contribución a las letras nacionales, y por su papel en esta columna periodística, “Cartas a Tula”, que marcan un hito informativo en esta etapa difícil de nuestra historia.

ROGELIO SINAN (QEPD):

 

ROGELIO SINÁN

ROGELIO SINÁN

http://www.epdlp.com/escritor.php?id=2317

Su verdadero nombre es Bernardo Domínguez Alba, y nace en la pequeña Isla de Taboga, cerca de las costas del pacifico panameño.  Es considerado uno, sino el mejor, de los escritores que ha tenido Panamá.  Claro esta, después de Ricardo Miró, que es considerado el Poeta de la Nación Panameña.  Pero Miró vivió inmerso entre el modernismo de principios del siglo 20, con la influencia romántica de la época decimonónica.  Pero Rogelio Sinán fue quien atrajo al país por primera vez en una corriente que ya se estaba desarrollando en Europa: La Vanguardia Moderna. Es así como Sinán es considerado el iniciador de la literatura vanguardista en Panamá, y tal vez es considerado como uno de los primeros vanguardistas en Centroamérica y en América Latina, toda vez que se rodeo de los grandes de la pluma de la vanguardia latinoamericana, y de los vanguardistas que estaban en boga en el continente Europeo, donde residió algunos años como diplomático. Es en realidad uno de los grandes maestros (maestros de maestros) de la literatura panameña, leído por varias generaciones, forjador de nuevas corrientes en las letras nacionales, e inclusive el Gobierno panameño instituyo en su honor, en el día de su natalicio, el Día del Escritor en Panamá.

Su primera obra literaria fue el Poemario “ONDA” que publico en Roma en la época de entre guerras (1929), cuando era diplomático en Italia. Es una obra literaria innovadora, imbuida por la corriente vanguardista, de una belleza estética indescriptible, con unos versos que contienen unas imágenes prístinas y conceptos de profundidad filosófica, con un ritmo interno que revoluciona la rítmica y la rima tradicional, influido por una temática diversa: el amor, el hombre y su destino, la muerte, la naturaleza, la búsqueda constante por expresar los recónditos paisajes de la conciencia, que transmite al lector simple, en un lenguaje sencillo, claro, las indagaciones de un hombre que busca en si mismo y en el mundo que le rodea, las respuestas a sus interrogantes pasadas, presentes y futuras, acerca de la existencia del ser y de las cosas. Tiene además otros libros tan trascendentes como el anterior, pero este poemario es considerado el primero de sus obras, y el que le da renombre a nivel nacional e internacional.

De “ONDA” nos dice el Dr. Diógenes de la Rosa (q.e.p.d.), escritor y político panameño, los siguientes comentarios: “…De vuelta Sinán al nativo solar, se libró la batalla por las nuevas maneras literarias.  Desde entonces, ONDA es hito que señala un cambio de rumbo en el acontecer de nuestras letras”    De la misma forma el Arq. Ricardo J. Bermúdez (q.e.p.d.), arquitecto y poeta panameño, no refiere el siguiente comentario: “Todos los itinerarios sobre el curso de las letras en Panamá, sitúan ONDA en una especie de Meca inaccesible para quien disponga de los favores de la esquiva deidad que sus páginas alberga”.

Tiene además en Poesía la obra “SEMANA SANTA EN LA NIEBLA” (Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró de 1949), y también el poemario “SALOMA SIN SALOMAR”, así como el poemario “INCENDIO” entre otras obras de este genero literario. Así también cultivo la narrativa con gran destreza literaria, tanto en cuento y novela, con obras como “PLENILUNIO” (Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró de 1961), “LA ISLA MAGICA” (Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró 1977), y el cuento “LA BOINA ROJA” también de mucha fuerza expresiva y dominio de técnicas narrativas.  En el genero de teatro, publico obras de literatura infantil, tal como “LA CUCARACHITA MANDINGA”, “CHIQUILINGA” y “LOBO GO HOME”, entre otras que han sido llevadas a escenarios diversos, pero sobre todo para la infancia.

En este sentido Rogelio Sinán cultivo casi todos los géneros literarios, con una gran destreza y creatividad, siendo referente para varias generaciones de escritores Panameños. Sus obras fueron traducidas a varios idiomas, y se distribuían en varios continentes, tal vez porque Sinán fue un viajero incansable, que desempeño diversos cargos diplomáticos en América, Europa y Asía, y que por razones políticas o de solidaridad con países del Tercer Mundo (Cuba y Nicaragua entre ellos), tuvo además la gracia de ser valorado por la critica literaria internacional.  En el mundo del periodismo escribió sobre temas literarios y políticos en diversas columnas y diversas épocas, pero sobre todo sobresale su columna periodística ‘ONDA’ que mantuvo en la Revista “Dialogo Social” durante prácticamente toda la década de los años 80, en la que comentó temas de carácter literario, pero que no fue indiferente a las circunstancias políticas de esa época.

En este sentido Sinán mantuvo una estrecha amistad con el General Omar Torrijos, de la misma forma que otros escritores de la talla de Gabriel García Márquez, Graham Green y Mario Vargas Llosa, entre muchos otros.  Sinán se destaco en la década de los años 80 en todos los actos culturales y políticos, tanto nacionales e internacionales, que se realizaban en solidaridad con la Causa Nacional Panameña, en defensa de la soberanía panameña, de repudio a la política intervensionista de los Estados Unidos en Panamá y Centroamérica.  En este caso Sinán no solo fue un escritor excepcional, sino que era un hombre comprometido con las causas más humanas de su tiempo.     

Durante la Crisis de los años 80, y hasta la Invasión de 1989, Rogelio Sinán se mantuvo siempre solidario con la lucha nacionalista panameña, por lo cual considero la Invasión como un retroceso en el devenir nacional, con el consiguiente saldo de muertos y heridos que esta intervención militar le lego a Panamá, algo que entristeció mucho su carácter afable en los últimos años de su vida, pero manteniendo siempre firme a su dignidad patriótica. Y en los años 80, durante la crisis política, siempre defendió en todos los Foros Internacionales a la causa panameña, haciendo énfasis en que era una causa latinoamericana, pues era parte de una política intervencioncita norteamericana en la región, y que se consolido con la cruenta invasión de 1989.

Pasemos un breve vistazo a algunos comentarios que Sinán transmite en sus columnas periodísticas ‘ONDA’ de la Revista “Dialogo Social”, que en este caso nos habla de una reseña literaria, pero de un tema de solidaridad internacional:

GUERRILLERO DEL VERBO Y LA PEÑOLA

 

(Dialogo Social, Julio de 1983).

 

“El Infatigable Maestro Don Edelberto Torres Espinosa nos acaba de enviar su más reciente producción literaria, “Sandino y sus Pares”, volumen de 810 páginas, impreso por la Editorial Nueva Nicaragua, en el que el honestísimo y valiente héroe de las Segovias desfila a la par de 26 defensores de la libertad que, como él, fueron victimas de la traición y de otras iniquidades.

Le agradezco al Maestro la inclusión de mi nombre en la lista de quienes, como yo, sólo aportamos un granito de arena bibliográfica, ínfimo aporte que, si mal no recuerdo fue el opúsculo de Carleton Beals, “Con Sandino en Nicaragua” (editado por el Comité Pro – Sandino, en San José de Costa Rica en 1928). Carleton Beals fue el primero y único norteamericano que logro entrevistarse con Sandino en su vivac agreste de la Nueva Segovia. La edición tica de ese famoso reportaje se inicia con este párrafo premonitorio: “Nicaragua sigue constituyendo para el mundo entero, pero muy especialmente para el mundo de habla hispana, un tema de candente actualidad. Todas las miradas se vuelven hacia la pequeña república centroamericana, donde un puñado de hombres sin apoyo, sin recursos, casi sin armas, lucha desesperadamente por la libertad y la independencia de su país”.

Sólo tras la lectura de “Sandino y sus Pares” puede uno comprender el heroísmo que el Frente Sandinista de Liberación Nacional y, con él, todo el pueblo de Nicaragua, demostraron al acabar de cuajo con la nefasta dinastía somocista, dinastía respaldada por el Pentágono con su aplastante poderío, lo cual confirma el apotegma de Sandino de que “la Libertad de un Pueblo no se discute con palabras sino con las armas en la mano”.

Hacer la guerra en las tupidas selvas de Nicaragua desprovisto de las comodidades urbanas es algo así como enfrentarse a la vez con dos enemigos poderosos, pues si es cierto que la naturaleza también desmoraliza al contendor, no olvidemos que las mínimas y depauperadas huestes de Sandino sólo tenían consigo el heroísmo y la férrea voluntad de triunfar echando fuera de Nicaragua al invasor yanqui prepotente.

Descalzos, sin cobijas y vestidos apenas con andrajos, no tenían tiendas de campaña ni médicos ni medicinas, mucho menos comida.  La lesmaniasis o lepra de montaña te va pudriendo a trozos, y el antídoto sólo se consigue en los hospitales urbanos. Muchas otras enfermedades te agobian, y la insistente lluvia te hacen andar empapado noche y día. Resfriados, pulmonía, tuberculosis. El único descanso es la muerte.

Sandino y sus valientes compañeros lograron la victoria y echaron de la Patria a los intrusos; pero estos, al marcharse dejaron una bomba de tiempo mal llamado Somoza. El resultado nos lo dice Don Edelberto en los tres últimos capítulos referentes a Sandino cuyos títulos son: El imperialismo flaquea (1930-1931); El imperialismo reconoce su derrota (1932); El imperialismo venga su derrota con el asesinato de Sandino (1933-1934).

Entre los pares de Sandino (que, como he dicho, son 26) nos agrada encontrar a Victoriano Lorenzo (indio panameño de las guerrillas liberales), a Pedro Albizu Campos, a Patricio Lumumba, al Che Guevara, a Amilcar Cabral y a otros héroes de la resistencia desde los tiempos de Tirteo y Espartaco.

El libro trae un espléndido epílogo de Carlos Tunnermann, actual Ministro de Educación de Nicaragua, paradigma de encomio (el que luego de recordamos el valiente antiimperialismo del Maestro) nos traza su silueta ejemplar con tal maestría, que de hoy en adelante seguiremos viendo a nuestro hermano Edelberto como a otro de los pares de Sandino, pero fundido en bronce”.

En esta otra columna el Maestro Sinán rememora la figura histórica del General Omar Torrijos y sus ideas, de una actualidad necesaria para esos años de dificultades políticas en Panamá:

CENTRO DE ESTUDIOS TORRIJISTAS

 

(Dialogo Social, Marzo de 1985).

 

En el enorme auditorio Las Huacas, del Centro de Convenciones ATLAPA, se conmemoró el miércoles 13 de febrero el aniversario número 56 del natalicio del General Omar Torrijos Herrera con una enorme concurrencia que desbordaba la sala. Además de la presencia del señor Presidente y su señora, asistieron numerosas personalidades del mundo social y político quienes le dieron esplendor al acto con sus nutridos aplausos.

Los dos puntos esenciales del acto fueron la presentación de un nuevo libro del Centro de Estudios Torrijistas, que dirige el profesor Dr. José de Jesús Martínez (Filosofo, Matemático, Dramaturgo, Ensayista, Poeta, Aviador y Militar, que fuera Edecán Personal del General Omar Torrijos) con la cooperación del Dr. Moisés Torrijos y la Profesora Dalis Vargas. Como segunda fase de la cívica conmemoración, la profesora Dra. Berta Torrijos de Arosemena se acercó a la tribuna no solamente a dar las gracias en nombre de los familiares del ilustre extinto sino asimismo para crear la “Fundación Omar Torrijos”.

Tras un programa de bien cantadas décimas, simbólica presencia de niños y oratoria alusiva, se proyectó un cortometraje del Grupo Experimental de Cine Universitario (GECU) en el que el General, en traje de fatiga, conversa con indígenas, campesinos y gente menuda.  Saberlo muerto y verlo en las imágenes como si nada hubiera ocurrido nos convenció de que en efecto el General sigue vivo y sigue siendo, según el título del libro, “Comandante de los Pobres”.

La grandeza del héroe se agiganta y sublima tras su muerte según sigan creciendo los brotes de su fama, sobre todo si el salto hacia la inmortalidad fue provocado por Calibán y sus diabólicas huestes.

Nadie puede negar que Omar Torrijos Herrera fue un buen amigo del pueblo panameño. Quienes no aceptan esta enorme verdad es por envidia, por no poder hacer lo que él logro. “Porque – como lo dice en el prólogo el profesor José de Jesús Martínez – los más peligroso de sus enemigos, al no poder denigrarle o refutarle, querrían embalsamarle, congelarle, para que no se desarrolle, para que no crezca…; hacer de él una estatua sagrada, un ídolo, y bajo el manto del halago, clavarle un puñal que lo remate.  Porque todo lo que vive crece, y el pensamiento del General Torrijos está más vivo que nunca, y cada día es más revolucionario”.

Cuando el elogio al héroe lo dicen o lo escriben sus mismos compatriotas, el lector puede dudar o pensar que el ditirambo obedece a la amistad o a un simple compromiso; pero en el “Comandante de los Pobres”, el Centro de Estudios Torrijistas selecciona casi treinta soberbios testimonios de las más altas cifras de la literatura y de la política mundial entre las que figuran Jimmy Carter, Graham Green, Hamilton Jordan, Felipe González, Alfonso López Michelsen, Fidel Castro Ruz, Gabriel García Márquez, Guillermo Toriello, Mario Vargas Llosa, Tomás Borge y muchos más.  Nadie puede negar que, como lo dicen ellos mismos, el Comandante Omar Torrijos Herrera era un ser predestinado.  Lo colocan entre los grandes paladines de esta época.  No aceptarlo como héroe y como un hito de la historia contemporánea es sacarse los ojos como Edipo para no ver la realidad.  En su charla con el Presidente de Bolivia, Jaime Paz Zamora, Torrijos se expreso con las siguientes frases, que son fuertes pero indican la gran sinceridad con que él hablaba: “Los estudiantes deben ser rebeldes, porque si no son rebeldes ahora, mañana serán maricones y pasado mañana eunucos. Yo prefiero que los estudiantes panameños sean castristas a que sean castrados”.

Lo primero que debe hacer la “Fundación Omar Torrijos” es mirar con orgullo la gigantesca labor editorial realizada por el Centro de Estudios Torrijistas y seguir alentando la publicación de todo los documentos que eternicen la memoria del héroe. Quienes lean “Comandante de los Pobres” comprenderán que así como en Cuba la revolución comenzó con Martí, la nuestra comienza con Omar”.

En la siguiente columna, Sinán reflexiona sobre el papel de la cultura y la educación en Panamá y en nuestros pueblos:

DISQUISICIONES SOBRE EL LENTO AMANECER DE LA CULTURA EN EL ISTMO

 

(Dialogo Social, Abril de 1985).

 

En las lejanas épocas de la férrea esclavitud norteamericana, los ricos propietarios sureños no permitían que sus negros (sinónimo de esclavo en ese tiempo) aprendieran a leer ni siquiera la palabra de Dios, que era la Biblia, pues siguiendo el dictado de Descartes (cogito ergo sum) imaginaban, con muy justa razón, que el mágico conocimiento de la lectura le abre al hombre las puertas del pensamiento – y las de la libertad. El árbol de la ciencia, del bien y del mal prohibido a nuestros primeros padres, nada tiene que ver con el sexo sino con el conocimiento. Adán, que era hombre sin ombligo pero si con cerebro, pensó (guiado por Eva) y comprendió que no hay nada que pueda sofocar una rebelión surgida de las ideas y la justicia.

Para saber si un gobernante es bueno o malo en su gobierno o dictadura, basta saber si ha enseñado a leer a sus súbditos (El analfabetismo de Haití llega actualmente al 90 por ciento de sus habitantes).   En Cuba no hay gente que no lea y, afortunadamente, los libros son baratos, y los textos escolares, gratis.  En Panamá, Torrijos quiso hacer algo igual, pero los libros, ya editados, aun esperan su turno.  El presupuesto dedicado a la educación ha conseguido que el analfabetismo disminuya casi al 12 por ciento. ¿Por qué motivo en Nicaragua, tras la campaña de alfabetización, ha aumentado en grado sumo el afán de leer, y por qué en Panamá no ocurre igual? No podemos culpar de este fenómeno a los educadores, porque es en las escuelas, colegios y universidades donde se leen más libros de autores panameños. Aceptamos que los analfabetos han sido eliminados casi del todo, pero en reemplazo de éstos han quedado los llamados sub-alfabetos, es decir, quienes sabiendo leer, no leen ó leen pasquines y foto-novelas ó no saben elegir sus lecturas.

En la época feliz de nuestros años primarios leímos en la escuela “El Lector Istmeño”, compilado por pedagogos panameños con prosas y poesías nacionales, y en ese tiempo no había mejor regalo que un libro.  Hoy no es lo mismo.  A un joven-niño de 12 años le pregunto si quiere (con motivo de su cumpleaños) como regalo un buen libro de cuentos o de aventuras, y me responde, haciendo un gesto de desagrado, que prefiere el dinero para jugar Atari.  Siempre hay buenos alumnos que desde muy pequeños gozan leyendo, pero tenemos que aceptar que en esos casos está brotando en él una temprana vocación literaria.  El que los hijos lean ó no lean, también depende mucho de las familias.   La educación se adquiere en casa; la instrucción en la escuela.  La famosa canasta familiar obliga a trabajar a ambos padres. ¿Qué hacen los hijos por las tardes? ¿Estudian, leen o hacen sus tareas escolares? Ni pensarlo… Más potente es la magia de la televisión, que los atrae para ofrecerle dibujos animados de pésima estructura ó un complicado juego de atari.

Lo que he escrito hasta ahora hará pensar que soy demasiado pesimista. Cuando he hablado del lento amanecer de la cultura en el Istmo, me he referido solamente a Panamá, no al resto de Centroamérica.  El viaje aéreo a Bogota en Colombia, o San José de Costa Rica, dura apenas una hora.  Pues, señores, basta tan corto lapso para que nos sintamos transportados a otro mundo como Alicia en el país de las maravillas. Magnificas librerías, magníficos teatros, soberbios espectáculos, diarias actividades culturales, buenos programas de televisión, educación elevada, etc. y etc.

He hablado del lento amanecer de nuestra cultura, pero no la he negado. Nuestra Primera Casa de Estudios, la Universidad de Panamá, forma muy buenos médicos, profesores y otros profesionales.  El Canal 11 de la Televisión Universitaria ofrece los mejores programas del país. El Canal 5 proyecta, entre otras cosas, un magnifico programa de teatro dirigido por el intelectual Alfredo Arango.   Volviendo al Canal 11, la otra noche tuvimos el agrado de ver “Bodas de Sangre” de Federico García Lorca, actuada por la genial Carmen Montejo. Le rogamos a Itzel Velásquez (Directora de programación del Canal 11) que lo repita, pero que nos lo anuncie por su mismo Canal de TV con la adecuada anticipación”.

Es importante aclarar que Rogelio Sinán en estas columnas que mantenía en la Revista “Dialogo Social” intento realizar un papel reflexivo y orientador de la cultura ciudadana, y sin embargo, su compromiso con las causas populares y nacionales marcaron el giro de sus interpretaciones del acontecer político panameño y de la región.  Asimismo se destaco como un infatigable vocero, en los foros culturales y políticos, de cada una de las ideas progresistas y revolucionarias que estaban en boga en ese tiempo que le toco vivir, con un compromiso sin tacha. Su amistad con escritores perseguidos de América Latina, su compromiso político con Panamá, Cuba y Nicaragua, su constante guía y orientación de escritores jóvenes de Panamá y la región, su prolífica actividad literaria y su afán de mejoramiento de la cultura y los valores humanos, lo colocan en el papel del escritor comprometido políticamente, pero a su vez reflexivo de su entorno, dando luces para clarificar las ideas que se debaten en el país.  Su compromiso político no entorpece de ninguna forma su calidad literaria, pues tampoco es un compromiso “orgánico”, sino el de un hombre preocupado por los problemas de su tiempo.

Su Amistad con el fenecido General Omar Torrijos Herrera y con el proceso revolucionario panameño, así como con la revolución cubana y la revolución nicaragüense, le ganaron cierta animadversión de algunos círculos intelectuales y políticos de Derechas en nuestro país, que esperaban de un escritor de su estatura literaria un aliado a sus intereses políticos, pero Sinán en todo momento tomo partido por ideas de Izquierdas y defendió el Derecho de Panamá de ser artífice de su propio destino.  No por eso estaba en contra de la democracia, la libertad y la justicia, que pregonaba tanto la oposición política, sino que estaba por la democracia participativa, la libertad de los pueblos y la justicia social, pero siempre en un tono respetuoso de las ideas, dando luces y reflexionando en cada una de sus columnas, como un sabio en la senectud, que desea lo mejor para las futuras generaciones, y siempre manteniendo en alto su sentido patriótico y revolucionario, pero con un estilo y calidad literaria y periodística que lo consolidaron como uno de los mejores escritores panameños de su tiempo.

CONCLUSIONES

 

En el devenir de la historia panameña fue de crucial importancia los momentos de la Crisis Política de 1987-1992, y que culminó con la Invasión Norteamericana de 1989, con el consiguiente numero de miles de muertos y la ocupación militar transitoria de Panamá, siendo la intervención militar norteamericana más trascendente que ha tenido el país.

En este sentido jugo un papel muy importante el rol de la prensa nacional y extranjera en la cobertura de esta Crisis, incidiendo en el posicionamiento de la Opinión Publica nacional e internacional con respecto a esta coyuntura política.  Pero sobre todo fue crucial el rol que desempeñaron intelectuales y escritores de la talla de los antes reseñados. 

Guillermo Sánchez Borbón desde su columna periodística “En Pocas Palabras” (Diario La Prensa) tuvo un importante compromiso por consolidar la Democracia en Panamá, en una forma de denuncia de los atropellos que el régimen militar venia cometiendo. 

Así mismo Carlos Francisco Changmarin, desde otra perspectiva política, en su columna periodística “Cartas a Tula” (Diario La Critica), desempeño una línea de denuncia contra la injerencia norteamericana en Panamá, contribuyendo en la lucha nacionalista panameña por la soberanía en todo el territorio nacional, proceso histórico a través de generación en generación, y que ha permitido lograr los Tratados Torrijos – Carter, que devuelven el Canal de Panamá y suprime el enclave colonial (bases militares norteamericanas) desde el año 2000. 

Y sin lugar a duda el compromiso del Maestro Rogelio Sinán (qepd), gran escritor panameño, que desde su columna periodística ONDA (Revista Dialogo Social) desempeño un papel de reflexión cultural y política, con especial énfasis en la solidaridad con la causa nacionalista panameña, que es en cierta medida un compromiso con la causa libertadora y progresista en todo el sub-continente Latinoamericano. 

Cada uno de los tres, desde tres perspectivas distintas, demuestran el papel primordial de los intelectuales en las sociedades democráticas, que es el enfocar luces a los pueblos, sobre sus circunstancias históricas, para lograr el mejoramiento de la sociedad y sus instituciones.

Es importante aclarar que la Opinión Publica es alimentada positivamente cuando el Espacio Público Mediático juega un rol de fomentar el debate profundo sobre nuestros problemas inmediatos, analizando estos problemas, denunciando lo que no es correcto y guiando a los ciudadanos sobre como mejorar la situación política. Así se demuestra el poder de la palabra escrita, a través del compromiso del intelectual y su pluma con los problemas de su tiempo, transformando “la pluma en el paladín de la libertad y la justicia, en el arma de los hombres libres”, como dijera el Jurista y Escritor panameño de principios del siglo 20, Doctor José Dolores Moscote, al hacer referencia a la Libertad de Expresión.

En este sentido los hombres, como las naciones, son reconocidos por sus hechos y sus palabras.  La nación panameña ha pasado, al igual que el resto de Latinoamérica, por grandes dificultades políticas, pero que a su vez van conformando el carácter histórico, contribuyendo al mejoramiento de las sociedades, que hasta ahora están apostando, como debe ser, por una cultura democrática, que deberá conducir a largo plazo al desarrollo económico, social y político de los pueblos. Solo el tiempo ha de discernir sobre el papel de los hombres en los procesos históricos, pero seguramente colocaran a los intelectuales en el pedestal de aquellos que, sin titubeos, viven comprometidos con la solución de los grandes problemas de su época.

BIBLIOGRAFÍA.

 

Obras:

 

1- Beluche, Olmedo.  Diez Años de Luchas Políticas y Sociales en Panamá (1980- 1990).  Imprenta Articsa.  Panamá. 2001.

2- Calzadilla, Carlos.  Historia Sincera de la República (Siglo XX).  Editorial Universitaria.  Panamá. 2001.

3- Eisenmann Jr., Roberto y Reyes, Herasto.  La Prensa de Panamá: la creación de un Diario sin dueño. Editorial La Prensa.  Panamá. 1995.

4- Gandásegui, Marco. La Democracia en Panamá. Ediciones del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA).  Panamá. 1998.

5- Gellner, Ernest.  Naciones y Nacionalismo.  Alianza Editorial.  Madrid. 2001.

6- Goldfarb, Jeffrey. Los Intelectuales en la Sociedad Democrática. Cambridge University Press. Madrid. 2000.

7- Gonzáles, Simeón.  Ensayos de Sociología Política, Panamá: 1970-1990.  Imprenta Universitaria.  Panamá. 1994.

8- Janson Pérez, Brittmarie.  Panamá Protesta: En nuestras propias voces, 1968- 1989. Instituto de Estudios Políticos e Internacionales.  Panamá. 1998. / Golpes y Tratados. Instituto de Estudios Políticos e Internacionales.  Panamá. 1997.

9- Jiménez Vélez, Ramón.  La Propaganda Política en Panamá. Cuadernos La Antigua (USMA).  Panamá. 1981.

10- Martínez, José de Jesús.  La Invasión de Panamá. Causadías Editores.  Panamá. 1991.

11- Rivera, Pedro y Martínez, Fernando. El Libro de la Invasión (Testimonios). Edición de la Colección Tierra Firme.  Panamá. 1998.

12- Sánchez Borbón, Guillermo. “En Pocas Palabras”.  Editorial SIBI.  Miami, Florida. 1989. / Tiempos de Tiranos.  Instituto de Estudios Políticos e Internacionales.  Panamá. 1998.

13- Soler, Ricaurte.  La Invasión de Estados Unidos a Panamá.  Siglo XIX Editores. Panamá. 1992.

Diarios y Revistas:

 

1-   Diario La Prensa –  Panamá. Octubre de 1977; 21 de Diciembre de 1980; Marzo de 1981; Mayo de 1981; 4 de Junio de 1981; 7 de Agosto de 1981; 27 de Octubre de 1981; 28 de Octubre de 1981; 8 de Diciembre de 1981; 14 de Enero de 1982; Febrero de 1983; 3 de Febrero de 1983; Noviembre de 1983; Septiembre de 1985; Junio de 1987; Julio de 1987.

2- Diario La Crítica. – Panamá. 5 de Julio de 1988; 6 de Julio de 1988; 7 de Julio de 1988;

18 de Julio de 1988; 25 de Julio de 1988; 18 de Diciembre de 1989; 19 de Diciembre de 1989.

3- Semanario El Periódico – Panamá, Territorio Ocupado, Mayo de 1990.

4- Diario El Universal  – Panamá. 7 de diciembre de 1999.

5- Revista Dialogo Social – Panamá. Julio de 1983; Marzo de 1985; Abril de 1985.

6- Revista América ‘La Patria Grande’. “Panamá: El Día del Lobo”. Stella Calloni. México. Julio-Septiembre de 1990.

7- Revista LOTERÍA – Panamá. 1969.  “Edición Conmemorativa al 40 Aniversario del Poemario ONDA de Rogelio Sinán”.  Lotería Nacional de Beneficencia (LNB).

Referencias:

 

Literatura de Panamá

http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_de_Panamá

Carlos Francisco Changmarín

http://en.wikipedia.org/wiki/Carlos_Francisco_Chang_Marín

Rogelio Sinán

http://es.wikipedia.org/wiki/Rogelio_Sinán

Guillermo Sánchez Borbón

http://es.wikipedia.org/wiki/Tristán_Solarte

Sobre Belisario Rodríguez Garibaldo

Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas / Facultad de Derecho y Ciencias Políticas / Universidad de Panamá | Doctor en Ciencias de la Comunicación y Sociología / Facultad de Ciencias de la Información / Universidad Complutense de Madrid | Doctor Honoris Causa en Educación / Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (CIHCE). | Biografía | Dr. Belisario Antonio Rodríguez Garibaldo | Abogado, Sociólogo, Periodista, Analista Político, Profesor y Escritor | Nació el 30 de Noviembre de 1973 en la Ciudad de Panamá, Republica de Panamá. Realizo estudios primarios elementales en la Escuela José Agustín Arango (Panamá) y los estudios secundarios de bachillerato en el Instituto Fermín Naudeau (Panamá). Es Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas por la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá y obtuvo el Doctorado en Ciencias de la Comunicación y Sociología por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (España). Obtiene el Diploma de Estudios Avanzados (DEA) en Sociología por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (España). Es Diplomado en Creación Literaria por la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad Tecnológica de Panamá. Es Doctor Honoris Causa en Educación, Master Honorífico en Gestión Educativa y Premio a la Excelencia Educativa de 2008, otorgados por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (CIHCE) de sede en Lima, Perú. Fue miembro del Consejo Editorial de la Revista Estudiantil “CRITERIOS” de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá; fue fundador y ex dirigente de la organización estudiantil “Movimiento Nacional de Juventudes - Pensamiento y Acción Transformadora” (MNJ-PAT) de la Universidad de Panamá. Ha laborado en diversos aspectos relacionados con la asistencia legal, tanto para la empresa privada como para el Estado. Fue Investigador Asociado del Centro de Investigaciones Políticas, Sociales y Económicas (CIPSE, Panamá), fue Ejecutivo de Mercadeo y Ventas de Rodgari International (Panamá), sirvió la Practica Profesional en la Dirección de Asesoría Legal del Ministerio de Gobierno y Justicia de la República de Panamá, laboró como Asesor de Comunicación del Departamento de Relaciones Publicas de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Gobierno de Panamá), fue Profesor Universitario de la Cátedra de Derecho de Autor de la Universidad de Técnicas de la Comunicación (UTC, Panamá), y actualmente es Asesor Jurídico de la Cooperativa de Ahorro, Crédito y Servicios Múltiples “El Constituyente de 1972” (Panamá). Es miembro de la Asociación de Escritores de Panamá (ASEP), del Sindicato de Periodistas de Panamá y del Colegio Nacional de Abogados (Panamá), además que es miembro activo del Partido Revolucionario Democrático (PRD, Panamá). Ha colaborado con distintos círculos literarios, participado en talleres de poesía y narrativa, como en múltiples de cursos en diversas áreas en Panamá y el exterior, así como publicado poemas y artículos de diversas temáticas en revistas y periódicos nacionales e internacionales. Fue galardonado con el Premio de Poesía “Demetrio Herrera Sevillano” de la Universidad de Panamá en 1998 por el poemario “El Amanecer del Tiempo”. Ha publicados obras literarias en los géneros de Poesía, Narrativa, Dramaturgia y libros de carácter académico sobre Derecho, Política y Comunicación. Entre las obras literarias se puede destacar a los poemarios “El Amanecer del Tiempo” (Panamá, 2001), “En la Hora del Crepúsculo” (Panamá, 2002), “Los Versos Satánicos” (Panamá, 2002) y “Las Memorias del Silencio” (Panamá, 2006), además de la obra teatral “Identidad: Sociodrama de la Libertad” (Panamá, 2005) y el libro de relatos “Veinticinco Años de Soledad” (Panamá, 2005). Entre las obras académicas de textos se pueden destacar a “Los Derechos Humanos” (Panamá, 2006), “La Comunicación Política” (Panamá, 2006), “La Ética Informativa” (Panamá, 2006), “El Derecho de la Información” (Panamá, 2007), “El Derecho de Autor” (Panamá, 2007) y “Las Elecciones en Panamá” (Panamá, 2009). Vale destacar la Tesis de Grado para la obtención de la Licenciatura en Derecho y Ciencias Políticas por la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, la cual se intitula “Instituciones de Garantía y Protección de los Derechos Humanos de Libertad de Expresión e Información en Panamá”, la cual obtuvo por parte del Jurado la Calificación de Triple A (Excelente). Igualmente vale destacar la Tesis Doctoral para la obtención del Grado de Doctor en Ciencias de la Comunicación y Sociología por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (España), la cual se titula “Descripción Política y Periodística de los Procesos Electorales de Panamá: 1984 - 2004”, la cual mereció por parte del Tribunal la Calificación Unánime de SOBRESALIENTE.
x

Check Also

El Tribunal Supremo no debería tener que decir lo que es delito contra la seguridad vial.

El artículo 384 del Código Penal establece que será castigado con la pena de prisión ...

La interpretación popular de Eloy Velasco.

  Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con ...

Venezuela

Este no es otro articulo más sobre Venezuela,es un articulo sobre la dignidad de los ...