Toro Jubilo, tradición y vergüenza

El próximo sábado 13 de noviembre tendrá lugar en Soria el mal llamado “festejo” del Toro Jubilo (llamar festejo a una práctica donde se tortura a un animal es inmoral). Una vez más, un toro será la víctima propiciatoria de tradiciones ancestrales de las que los lugareños se niegan prescindir. El animal será obligado a portar en sus cuernos un armazón de hierro donde se sujetan dos bolas de pez fabricadas con estopa, aguarrás y azufre para, posteriormente, ser encendidas con una antorcha de fuego. Los habitantes de estas tierras defienden su peculiar pasatiempo argumentando que dicho rito data del siglo XVI y, por pura lógica cateta, su práctica se convierte indiscutiblemente en un derecho irrefutable, digno de ser protegido, subvencionado y fomentado por las autoridades. Cualquier persona con un mínimo de inteligencia puede argumentar que existen tradiciones aun más antiguas y no por ello merecen ser permitidas. El maltrato a la mujer es una de las “tradiciones” más ancestrales de la historia humana (¿será la primera?), y no por ello fomentamos este hábito por muy arraigado que se encuentre en las raíces de algunos colectivos, o al menos, en nuestro país nadie se atrevería a defenderlo en público. Un dato a tener en cuenta es que, según fuentes municipales, esta tradición estuvo prohibida desde 1962 hasta 1977 como resultado de la denuncia interpuesta por unos periodistas británicos que presenciaran el festejo, provocando incluso la decisión de las autoridades de organizar piquetes de la Guardia Civil para impedir esta nefasta costumbre.

Antonio Machado, un gran hombre y admirado poeta, educado en la Institución Libre de Enseñanza, que vivió en tierras sorianas tras obtener por oposición en 1907 la cátedra de francés del Institudo de Segunda Enseñanza de Soria, pintó en sus versos el retrato del típico español aferrado al pasado sin voluntad para evolucionar. En su poema Desde mi rincón escribió: “¡Y este hoy que mira a ayer; y este mañana / que nacerá tan viejo! […] un pueblo que ayuna y se divierte, / ora y eructa, de un pueblo impío / que juega al mus de espaldas a la muerte”. En El mañana efímero hizo esta descripción de la España de charanga y pandereta: “Esa España inferior que ora y bosteza, / vieja y tahúr, zaragatera y triste; aún tendrá luengo parto de varones / amantes de sagradas tradiciones / y de sagradas formas y maneras”. Y especialmente dedicados a Castilla son estos versos de A orillas del Duero: “Castilla miserable, ayer dominadora, / envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora”. Machado se sentiría avergonzado si fuese testigo de que en el siglo XXI las autoridades de Soria y Castilla y León ponen todo su empeño en que los lugareños vivan mirando el ayer, con la perspectiva de un mañana tan viejo. Es inconcebible que aun hoy continúen envueltos y orgullosos de simbólicos andrajos, fruto evidente del desprecio al desarrollo moral y ético en lo que al trato a los animales se refiere. Una buena parte de la sociedad española nos negamos a formar parte del tipo de hombre (o mujer) que “no es de ayer ni es de mañana, sino de nunca; de la cepa hispana / no es el fruto maduro ni podrido, / es una fruta vana”. No somos fieles seguidores de Don Guido, aquel gran rezador, amante de la sangre de los toros y el humo de los altares. Sufrimos con vergüenza el estigma del español que bosteza, no porque tenga el estómago vacío, “El vacío es más bien en la cabeza”. El vivir anclados en el pasado más rancio puede convertir a estos individuos en estatuas de sal, momificados, desprendiendo un fétido olor a muerto.

En tiempos del poeta, una sociedad española comenzaba a brotar, la misma que hoy se esfuerza por erradicar tradiciones anacrónicas. “Una España implacable y redentora […] con un hacha en la mano vengadora, / España de la rabia y de la idea”. Esta España que lucha por nacer pero sus gobernantes pretenden abortar.

Fuente de información:
http://www.rtve.es/noticias/20081116/toro-jubilo-medinaceli-sale-a-calle-medio-polemica/195175.shtml

Vídeos:

Sobre Yolanda Plaza Ruiz

8 comentarios

  1. valleteau de moulliac

    c’est monstrueux !!!!

  2. si no te gustan los toros no vayas k a nadie le obligan a ir va kien kiere

  3. al k no l guste k no mire

  4. Hugo, ya hay un partido que defiende a los animales, y trata de acabar con este tipo de terribles costumbres. El PACMA, partido Animalista, mira su web http://.www.pacma.es

  5. He recibido un correo de la Junta de Castilla y León después de enviarles una carta expresando mi repulsa por la celebración del Toro Jubilo de Medinaceli. En él se defienden basándose en la LEGALIDAD de dicho rito.
    Si os interesa leerlo podéis verlo en este enlace:

    http://delavidaylapalabra.blogspot.com/2010/11/respuesta-de-espectaculos-publicos-de.html
    Aquí tenéis parte de mi respuesta:
    El que este rito sea legal no implica que sea justo, ni que el toro no sufra. Como usted sabe, un toro es un animal con un sistema nervioso muy similar al suyo o al mío, por lo tanto, haríamos bien en ponernos en su lugar e intentar reflexionar qué sentiríamos al recibir el trato legal que recibe este mamífero. Hasta un niño puede darse cuenta de la crueldad de tales acciones, no hay que ser un superdotado. Al toro le trae sin cuidado que su tortura “se desarrolle con estricto cumplimiento de las Bases aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento”, esto no le adormece su sistema nervioso y su capacidad para sentir miedo, terror y quemaduras. Por suerte, para usted y para mí, las leyes no son inmutables y, gracias a ello, a lo largo de la historia han ido evolucionando, modificándose, para que, tanto los humanos, como los animales, recibamos la debida protección. Si esto no ocurriera, hoy tendríamos que sufrir la legalidad de la Inquisición, donde las torturas y el asesinato fueron perfectamente reglamentadas durante casi quinientos años. También ha sido legal en España, hasta hace muy pocos años, la discriminación por no profesar la religión católica, sencillamente, no existía libertad religiosa. Tampoco fue legal el divorcio. Podría recordarle más ejemplos donde lo legal en España, o en otros países, no implica necesariamente que sea justo, pero creo que no es necesario.

    Según fuentes consultadas (puede verlo en este enlace:http://www.rtve.es/noticias/20081116/toro-jubilo-medinaceli-sale-a-calle-medio-polemica/195175.shtml)
    “El toro jubilo estuvo prohibido desde 1962 hasta 1977, después de que unos reporteros británicos denunciaran el festejo y originaran que las autoridades de entonces no permitieran su celebración e incluso se congregaran durante años piquetes de la Guardia Civil para que no se llevara a cabo, según fuentes municipales”. ¿Por qué se ilegalizó? y ¿por qué se ha vuelto a legalizar?

  6. Dolores Latorre

    Genial el artículo y totalmente de acuerdo.

    Me ha encantado esta frase: “El vivir anclados en el pasado más rancio puede convertir a estos individuos en estatuas de sal, momificados, desprendiendo un fétido olor a muerto.”

    Un saludo.

  7. hugo sanchez

    Me gustaria que el toro queme vivo a alguno de esos cornudos que lo torturan. Es mas si el toro se presentara a elecciones lo votaria para que gobierne a esos cornudos que vaya uno a saber cuantas frustaciones encubren.
    hugo sanchez

¡Comenta!

x

Check Also

La especial trascendencia constitucional en el recurso de amparo como obstáculo.

El recurso de amparo se puede definir como un instrumento dirigido a lograr que el ...

¿Se va a despolitizar el Tribunal Constitucional?

  La imagen del Tribunal Constitucional está muy deteriorada. Las causas de su situación se ...

¿Un ataque al cristianismo o al Valle de los Caídos?

  Se ha admitido a trámite una querella contra Dani Mateo por la afirmación que ...