Ceguera partidista

Los del PP son unos fachas; los del PSOE son unos ‘progres’; los de IU son los rojos; los nacionalistas son unos separatistas.

En el momento que un individuo decide ponerse la camisa de un equipo, su equipo político, se convierte en un feligrés ciego y descerebrado de similar calaña a la de cualquier otro malnacido que adquiere el comportamiento de un grupo radical, como los que acostumbramos a ver en eventos deportivos, por ejemplo; los “hinchas”, los “ultras”.

La ceguera partidista, como yo la llamo, es esa patología psicológica que afecta a determinadas personas que deciden afiliarse a un partido político -o identificarse con su ideología– con el fin de hacer de su educación, y, sobre todo, de sus vacíos, un modus operandi ante el objeto externo, y la Sociedad en general.

La sintomatología suele acarrear pérdida de objetividad, fe ciega, falta de imparcialidad a la hora de considerar opiniones de partidos contrarios… y una tendencia que recuerda al más romántico delirium tremens por el cuál, nuestro amigo feligrés, adquiere un comportamiento reaccionario de asunción-repulsa ante los fenómenos, dependiendo del color de la camisa del equipo contrario que los proponga.

Asco da ver cómo políticos y políticas hacen uso de una oratoria barata, un discurso vacío, una demagogia maquillada y unas cifras sesgadas con el fin de convencer al hormiguero de que su argumento, aún en tanto, vacío, vale más que el de cualquier otro.

No dejan de ser juglares; payasos de guión estudiado, charlatanes de feria, ultras de chaqueta y corbata. ¡Repugnáis!

Sobre Sebastián Agulló

Matemático y pseudo-filósofo de día. De noche, aficionado a la Semiótica y la Física Teórica. Desde 06/04/1983 buscando algo más que una respuesta: estoy buscando “La Pregunta”. Muy crítico y poco sutil; no del todo mala gente. Y es que nadie es perfecto.

Un comentario

  1. Me ha gustado en particular la definición de ceguera política, y la referencia a los vacíos, cuya comprensión es vital para no dejarse llevar por la estupidez.

¡Comenta!

x

Check Also

Carta a los políticos honrados

Hasta no hace demasiado tiempo tenía la costumbre de enviar, al inicio de cada año, ...

Pobreza franciscana

No puedo creer de quienes disfrutaron tarjetas de consumo lujoso, supongamos que hablamos de los ...

Doctrina y lotería

  Ortega aseveraba con solidez “yo soy yo y mis circunstancias”. Siempre defendí la certidumbre ...