Poema en el Piso 3

17052010293
Foto: JROG

Las pavesas amenazaron el piso

que hervía cual volcán,

se agita la pluma del Epígrafo,

iracundo

huracán que se agita o tornado.

Los pensamientos atacan al Epígrafo,

y piensa:

“Paramoja:

Una crema boliviana

para la piel

en un envase

verde inglés”.

Se agita la mesa negra junto a la ventana

(ventana frente a La Estación

rigurosamente peligrosa)

pues débilmente sujeta el iracundo fijado

de sucesos apaciguadores o/e imPoesibles.

Un poema en el Piso 3

es un cuerpo destruido en la vereda,

es el cuerpo pavesa de la vida

y es crema

sobre la calle hirviendo cual volcán,

sobre la calle frente a La Estación

rigurosamente peligrosa.