Diez años de injusta Ley de Violencia de Género

LA PERVERSA LEY CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO CUMPLE SU DÉCIMO ANIVERSARIO.

«Son inteligentes las sociedades justas. Y estúpidas las injustas. Puesto que la inteligencia tiene como meta la felicidad —privada o pública—, todo fracaso de la inteligencia entraña desdicha. La desdicha privada es el dolor. La desdicha pública es el mal, es decir, la injusticia.» José Antonio Marina Filósofo y Escritor.

Dentro de pocos días, el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes en el santoral católico, se cumple una década de la aprobación de la ley más perversa, genocida,  de las aprobadas en España, y posiblemente en el mundo occidental en lo que va de siglo XXI.

Una ley que ha conducido a la detención ilegal y al procesamiento, a lo largo de estos diez años de más de un millón quinientos mil varones, por el simple hecho de haber nacido con pene. Más del 15% del total de reclusos en las cárceles españolas lo son por aplicación de la Ley de Violencia de Género. Una norma que ha batido todos los récords de recursos de inconstitucionalidad -promovidos por jueces cuando se han visto obligados a aplicarla- más de dos centenares; una norma que todos los juristas españoles de reconocido prestigio han afirmado que viola el derecho constitucional a la igualdad, el derecho a la presunción de inocencia, a la dignidad de la persona y a la tutela judicial efectiva, y muchas cosas más; cuestiones que a pesar del tiempo transcurrido, salvo los damnificados, sus familiares y amigos; la mayoría de la población española sigue ignorando, o ¿tal vez la mayoría de los españoles desea seguir ignorándolo?, y en tal caso, algo realmente grave, gravísimo está ocurriendo en España.

Estoy hablando de un ámbito en el que aquello de la corrupción, de la que tanto nos hablan los medios de información, un día sí, y el otro también, es lo más común, y para lo cual es imprescindible la entusiasta colaboración de jueces, fiscales, secretarios judiciales, abogados, forenses, psicólogos, y un largo etc. que obtiene pingües beneficios del sufrimiento ajeno, principalmente de cientos de miles de varones, de sus hijos, de sus familias extensas; ya digo, un verdadero genocidio, crímenes de lesa humanidad.

La definición de crimen contra la humanidad, o crimen de lesa humanidad, está recogida en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, y comprende las conductas tipificadas como asesinato, exterminio, apartheid, deportación o desplazamiento forzoso, tortura, violación, prostitución forzada, esclavitud sexual, esterilización forzada y encarcelación o persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos, de orientación sexual u otros definidos expresamente, desaparición forzada, secuestro o cualquier acto inhumano que cause graves sufrimientos o atente contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque… Ni que decir tiene que en algún momento habrá que solicitar que se cree un tribunal del tipo del  Tribunal de Núremberg, para juzgar las responsabilidades de todos los implicados, empezando por los diputados y senadores que dieron su voto afirmativo a finales de diciembre de 2004…

En España una de cada cuatro separaciones matrimoniales, o de pareja, va acompañada de denuncia por «malos tratos».

Según la legislación aprobada en la última década, relativa a separaciones, divorcios, relaciones interpersonales, de pareja, etc. los varones españoles nacen “culpables” (algo así como el pecado original del que hablan los católicos) y se les somete a una sistemática discriminación en sus derechos esenciales, discriminación amparada en la denominada «perspectiva de género». Un nuevo fundamentalismo fanático, violento, el feminismo «de género» aliado con el poder político, está en el origen de todo ello, y el retroceso al que asistimos respecto de derechos fundamentales no tiene comparación posible en nuestro entorno cultural.

En junio de 2005 entraba en vigor en España la Ley Orgánica 1/2004, denominada «Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género», —más conocida como Ley de Violencia de Género—, tras los preceptivos seis meses desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Una Ley sin precedentes en nuestro entorno democrático occidental, que legalizaba el linchamiento, la vejación sistemática, el escarnio y la condena de los varones, «por el hecho de serlo», en el ámbito de la pareja. Una perversa e injusta ley que impone penas distintas a hombres y mujeres por los mismos hechos, obviamente más duras y severas a los primeros que a las segundas; una ley en la que está implícita la presunción de culpabilidad para los varones españoles.

La Ley de Violencia de Género ha creado unos tribunales de excepción, encargados de juzgar a los hombres que son denunciados por las mujeres.

Estamos hablando de una ley que determina que en la práctica, todo, o casi todo es calificable como delito de «maltrato», si el sujeto activo es varón.

Todo al fin y al cabo, pues la perversa y sexista ley invierte la carga de la prueba, y presupone la culpabilidad masculina; cuando un varón es acusado estará siempre obligado a demostrar, si es que puede, su inocencia; mientras tanto será considerado culpable. Una Ley absolutamente injusta que no ha acabado resolviendo nada, todo lo contrario ha acabado mayores y más problemas que los que supuestamente pretendía resolver, y que está causando ingentes dosis tanto de desdicha privada —de dolor— como de desdicha pública: injusticia.

Una Ley que culmina el largo proceso de discriminación masculina «por cuestión de sexo» promovido por el feminismo radical en nuestro país. Porque hoy, para el aparato del Estado, el varón es un ciudadano de segunda en muchos aspectos de su vida. Hasta el extremo de negársele la propia condición de ciudadano, con la supresión de derechos fundamentales, como el derecho a la igualdad de trato o a la presunción de inocencia.

La primera cuestión de inconstitucionalidad a la Ley de Violencia de Género (de las más de 200 que se llegaron a presentar, algo único en la historia de la democracia española) la planteó en julio de 2005 una mujer, la magistrada de Murcia, María Pozas, al verse en la situación de tener que mandar a un hombre a la cárcel tras discutir con su esposa. La magistrada afirmaba que la imposición de penas distintas en función del sexo del agresor es clarísimamente inconstitucional, sin duda de ningún tipo, porque genera una situación de desigualdad penal por el mero hecho de ser hombre…

Foto: lncognito

Foto: lncognito

También los Fiscales de Violencia doméstica fueron muy críticos con la Ley, afirmando que en la «Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género» no debería incluir ninguna mención a la denominada «discriminación positiva» (…) por entender que ello implica la violación del art. 14 de nuestra Constitución: ya que la perversa ley, ante un mismo comportamiento, el hombre comete un delito y la mujer una falta (amenazas y coacciones) o, de ser delito para ambos (en los demás supuestos), al hombre se le impondrá un mayor castigo, lo que constituye una clara discriminación por razón de sexo, y una vuelta al derecho de autor a la manera de la Alemania Hitleriana. Todo ello siguiendo la línea de los pronunciamientos hasta entonces del Consejo General del Poder Judicial.

También, el Consejo General del Poder Judicial emitió un informe demoledor en contra del proyecto de Ley de Violencia de Género. Cualquiera que lea este texto, lo primero que se preguntará, será que ¿Cómo el Congreso de los Diputados pudo aprobar semejante engendro, conociendo el contenido del informe del Consejo General del Poder Judicial?

Pues existen poderosas “razones”, sorprendentes “razones” que lo explican.

Ninguna de las contundentes críticas, las advertencias, los rechazos, las opiniones contrarias a la Ley, provenientes de los organismos y personas más cualificadas de España en la materia, y también más directamente implicados con su realidad diaria, pareció afectar a los políticos, enzarzados en su particular lucha por conseguir el voto femenino.

La Ley de Violencia de Género fue una promesa electoral de Zapatero, pero lo que más llama la atención es la actitud del Partido Popular de traición a sus electores, que votó a favor en el Congreso, pese a que se opusiera a su contenido durante la tramitación. En el Senado, antes de la aprobación definitiva de la Ley, tras una complicada votación de enmiendas, donde el PP volvió a insistir sin éxito en la necesidad de modificar la ley para proteger a todas las víctimas de la violencia doméstica, y no solo a la mujer, todos los senadores acabaron apoyando el texto.

Ya, por entonces, existían mecanismos legales específicos contra los denominados «malos tratos en el ámbito doméstico» Sin embargo, la Ley de Violencia de Género surgió como respuesta política a los grupos de presión más influyentes, o a los que los políticos no deseaban contradecir, so pena de ser tildados de falócratas, machistas, misóginos, cómplices de los maltratadores, y lindezas por el estilo y “suicidarse” políticamente… Estamos hablando del feminismo de género, también llamado “feminazismo”.

La Ley de Violencia de Género es punta de lanza del fanatismo feminista, y un claro ejemplo del denominado «relativismo jurídico», cuando el Derecho no es un límite del ejercicio del poder, sino coartada para la acción política.

La Ley de Violencia de Género es una norma que aleja de la Constitución según las opiniones más cualificadas, pese a que el Tribunal Constitucional haya acabado avalando su aplicación, como no podía ser de otra forma. Porque un Tribunal Constitucional cuyos miembros son nombrados por el poder político –aplicando el sistema de cuotas- pierde la que debe ser su cualidad fundamental: la independencia. La Constitución debería estar por encima de cualquier pacto político que acabe traduciéndose en ley, incluso si tiene detrás un amplio consenso parlamentario, como el que se exige para aprobar una Ley Orgánica. Pero para que nadie pueda poner en duda la autonomía del máximo intérprete de la Constitución es imprescindible, también, que este último no dé la impresión, una vez más, de ser una mera institución comparsa de los partidos políticos y la infinita capacidad de éstos de generar polémica informativa y división social.

Una vez «legitimada» la Ley por parte del Tribunal Constitucional, por el estrecho margen de siete votos contra cinco, ya tendría vía libre para ser usada. A partir de entonces se pusieron en marcha los mecanismos penales del Estado, sin garantizar el respeto a los derechos fundamentales de la mitad de la población española. La Ley de Violencia de Género implica la posibilidad de ejercer violencia «legal» contra los varones, desde la total impunidad: no ha habido –que se sepa- hasta ahora ninguna mujer castigada con pena de prisión por denuncia falsa de maltrato contra su marido, novio, compañero… Impunidad, y también merma, desaparición de facto de la presunción de inocencia con rango de Ley, en la misma dirección que la “doctrina” del Tribunal Supremo, que ya en el año 2000, en una sentencia de sus sentencias acababa «de un plumazo» con la presunción de inocencia recogida en el artículo 24 de la Constitución:

En una sentencia sobre malos tratos, el Tribunal Supremo decidía que «basta el testimonio de la víctima aunque no haya otros testigos del hecho para fundamentar la condena contra el marido».

Desde entonces son –somos- cientos de miles los afectados.

Como algunos decían por entonces, la Ley de Violencia de Género era un texto «llamado a marcar una época». Y sin duda, desgraciadamente así ha sido. Una época que comienza con su aprobación en el Congreso de los Diputados en diciembre de 2004, y que continúa con los insólitos resultados de su aplicación, que marcarán un antes y un después no solo en el ámbito legislativo y judicial español sino, sobre todo, en el ámbito de las relaciones de pareja, es decir, de toda la sociedad.

Cualquiera que esté en contacto con la terrible realidad de las rupturas matrimoniales, los pleitos de divorcio, los pleitos por la custodia de los menores, los pleitos por la liquidación del régimen económico de gananciales, sabe hasta qué extremos la ley ha envilecido cualquier afecto conyugal.

Como ya apuntaba con anterioridad, alrededor del 15% de la población reclusa española sufre pena de prisión por aplicación de la Ley de Violencia de Género; por supuesto, todos varones, por definición de la propia Ley, que está incrementando de forma alarmante la cifra de personas privadas de libertad en un país donde tenemos, como triste récord, el índice de penados más alto de Europa. Aunque no seamos los peores, ni mucho menos. Tanto el índice español de delitos violentos como el de criminalidad «de género» se encuentran, con diferencia, entre los más bajos de Europa.

Desde la entrada en vigor de la Ley de Violencia de Género, hasta la actualidad, han sido procesados en España más de 1.500.000 hombres denunciados «malos tratos», de las que alrededor del 85% son denuncias falsas o abusivas, según el estudio llevado a cabo por el ex magistrado Francisco Serrano y algunos juristas de reconocido prestigio. En aplicación de la perversa ley, hasta la fecha es posible que se haya rebasado ya la cifra de 200.000 hombres condenados a algún tipo de medida penal. Y la mayoría de los denunciados sometidos al protocolo de detención «obligatoria» (incumpliéndose de forma sistemática el derecho constitucional al recurso de habeas corpus) ante la mera denuncia, y a una serie de medidas cautelares desproporcionadas, que van desde la orden de alejamiento a la salida inmediata del domicilio, la suspensión del régimen de comunicación y estancias con sus hijos, o la anotación de sus nombres en un registro central de maltratadores. Todo esto antes de haber sido juzgados y, generalmente, antes de haber sido siquiera escuchados.

Una vez calificado un varón como «maltratador», como delincuente, antes o después de ser juzgado, es susceptible de ser imputado por otros delitos de consecuencias mucho más graves, típicamente delitos contra la libertad sexual en el ámbito de la pareja o sobre los menores, e instruidos también por los juzgados de Violencia de Género, llegando así a ser víctima de un doble quebranto en su derecho constitucional a la presunción de inocencia. La presunción de veracidad que se otorga a la mujer lo convierte en presunto delincuente, con la mera acusación; y, de nuevo, se puede usar y abusar de esa presunción de veracidad. El «maltratador», pues, se convierte en presunto culpable de cualquier otro delito que se le desee imputar. Lo que puede conducir a una persona inocente a su destrucción como ciudadano y como individuo. Hasta tal punto alcanza la inseguridad jurídica que la Ley de Violencia de Género y la doctrina que la acompaña genera sobre la población masculina española, que algunos letrados han acabado denominando como «asesinato civil».

Pero, más allá de su realidad penal, la Ley de Violencia de Género también configura la realidad de la convivencia marital en España. Hoy, la regulación de las separaciones y divorcios está marcada, en una sociedad nihilista del «todo vale», por una Ley que bien parece dar respaldo legal a esta amoralidad. Las acusaciones por «malos tratos» planean sobre la mayoría de los procesos de separación, y muchos abogados se han especializado en introducirlos como elemento de presión. Con una simple denuncia, el expediente de separación pasa del Juzgado de Familia, civil, a Violencia de Género, penal.

Incluso sin denuncia, el uso torticero de esta Ley como instrumento de coacción influye, de manera determinante, en muchos de los acuerdos que se adoptan. El simple hecho de que exista la perversa y sexista Ley de Violencia de Género, genera una grave situación de desigualdad, y también de injusticia, un terrible drama, de enorme magnitud, cientos de miles de casos concretos, con nombres y apellidos.

Otro aspecto no menos grave, y de especial transcendencia e que la Ley de Violencia de Género también «regula» las relaciones de intimidad, introduciendo un factor de distorsión que desnaturaliza el sentido mismo del vocablo intimidad. Un concepto que solo puede existir si se fundamenta en la igualdad, la reciprocidad y la libertad de ambas partes.

Por otra parte, no cabe duda de que la ley no está funcionando. Tras casi diez años de aplicación la cifra de muertes de mujeres se sigue manteniendo en el mismo tono que el de los años previos a su aprobación y puesta en práctica.

Es importante señalar que la frase tantas veces repetida de, “no para de aumentar el número de mujeres muertas” y cosas por el estilo (amplificada hasta la saciedad por los diversos medios de información…) es una absoluta falsedad, pues como demuestran las estadísticas del Ministerio del Interior (y de la Asociación Unificada de la Guardia Civil, y del Instituto Nacional de Estadística…) el número de mujeres y hombres muertos en el ámbito familiar, se mantiene más o menos estable…

La teoría en la que se inspira la fracasada ley es que la violencia contra la mujer, los feminicidios, es la respuesta del “macho dominante” a los deseos de emancipación y libertad de la mujer. El varón apegado a formas de conducta ya periclitadas, el varón educado en la familia y la religión judeocristianas, en el patriarcado, que niega la autonomía de su pareja y a partir de un determinado límite resuelve el conflicto matándola.

Naturalmente, dado que es una ideología bastante chapucera, no existen datos que corroboren o apoyen tales hipótesis. Todo lo contrario. Si la hipótesis de la “perspectiva de género” fuera verdad, la violencia y, sobre todo, los asesinatos se darían en mayor medida en las personas educadas de forma más tradicional que en las personas jóvenes. Sin embargo, la tozuda realidad demuestra que las cosas no son así: la inmensa mayoría de homicidas son menores de 40 años, y el veinte por ciento menores de 30. Las homicidas mayores de 50 años, el grupo en teoría más peligroso por su supuesto “patriarcalismo”, apenas representan el 40 por ciento de los casos.

Si la teoría fuera cierta, las personas con mentalidad tradicional deberían cometer más homicidios que las más “liberales” o “progres”. Pero no es así. Las personas unidas por matrimonio religioso presentan una menor tendencia al homicidio que las unidas por matrimonio civil, y a su vez, éstas muchísimo menos que las que viven como pareja de hecho. Casualmente, las estadísticas demuestran que existen 10 veces más posibilidades de homicidio en una relación de pareja de hecho.

Si las afirmaciones de la perspectiva de género, que inspiran la ley fueran ciertas, los países “más liberales”, con una mayor tradición de emancipación de la mujer, como los países nórdicos y anglosajones, deberían poseer una incidencia mucho menor que los países de raíz tradicional y católica, como Portugal, España, Italia, Grecia (ortodoxa), incluso Irlanda. Pero no es así, sino todo lo contrario. Suecia tiene el dudoso honor de liderar el ranking junto con Gran Bretaña y los Países del Norte de Europa, mientras que la cola corresponde precisamente a los países mediterráneos e Irlanda.

El tópico-estereotipo de un presunto “macho violento” de pelo en pecho, color cetrino y mirada cejijunta frente a un rosado nórdico, de ojos azules y actitudes liberales, es falsa: el nórdico estadísticamente presenta una mayor tasa de feminicidios y, no sólo esto, sino también de violaciones.

La ley falla porque no ve que el origen de la violencia intrafamiliar está en la ruptura de pareja.

Existen tres factores (que a menudo se olvidan) que guardan una íntima relación con los feminicidios. Uno ya ha sido señalado, las parejas de hecho; el segundo es la inmigración desestructurada, sin familia (que no la inmigración a secas) y el tercero son los procesos de ruptura de pareja.

Pero en realidad estos tres factores se pueden resumir en un único factor: el que ya hemos nombrado de las rupturas, porque la inmigración desestructurada suele derivar en parejas de hecho y éstas presentan un grado de inestabilidad, de ruptura, por consiguiente, muchísimo más elevado que los matrimonios. De ahí también, que el aumento del número de divorcios tienda a presionar al alza el número de homicidios.

Pero la ley no quería abordar en profundidad el asunto porque resulta social y políticamente incorrecto señalar la ruptura como el factor de riesgo, porque lo importante era criminalizar al hombre-varón, y no buscar la causa real del por qué en unos casos concretos la violencia estalla mientras que en la mayoría no. Para la ideología de género es necesario que la violencia contra la mujer sea inherente al sistema y el feminicidio su corolario.

Y ¿qué hacer ante semejante panorama, por cierto nada halagüeño? Pues sencillamente, “más mediación familiar y menos policía, suprimir los juzgados de violencia de género y devolver al ámbito de la jurisdicción civil y penal este tipo de conflictos, tal como estaba antes.

Y ya para terminar: estamos hablando de un salvaje retroceso en lo que respecta a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Española de 1978, de la que hace pocos días celebrábamos su trigésimo sexto aniversario, que todos los días se le niega a la mitad de la población por haber nacido con pene; circunstancia que no es algo casual. La liberticida y totalitaria Ley de Violencia de Género es la culminación de una ideología que se ha acabado instalando en la sociedad y goza de omnipresencia en las instituciones del Estado de Derecho. Una ideología que se llama feminismo de género, o feminazismo. Un régimen político, al fin y al cabo, que solo la “sociedad civil” puede derrocar, pues cualquiera que esté bien informado debe de  tener en cuenta que las soluciones no vendrán desde la esfera política. Solo la sociedad civil, con su reacción, puede impedir que lo «inverosímil» se adueñe definitivamente de nuestras vidas.

Sobre Carlos Aurelio Caldito Aunión

Carlos Aurelio Caldito Aunión
Carlos Aurelio Caldito Aunión (Badajoz, 1957), un histórico 'discrepante' (utilícese ésta o cualquiera de sus formas equivalentes, tales como 'discordante', 'divergente' o 'disconforme', por ejemplo) de la sociedad pacense,..Yo soy un tanto apátrida y constantemente he cambiado de residencia, primero debido a la profesión de mi padre (Guardia Civil) y después por propia iniciativa... He trabajado en múltiples cosas, aunque la mayor parte de mi vida profesional la he ocupado en lo que más me ha gustado: ser profesor -de Educación Física- hasta que una severa sordera me impidió seguir haciéndolo... En estos momentos, estoy "jubilarmente jubilado"... «Cuando me separé, descubrí que en Extremadura no existía ninguna organización que estuviera por impulsar un cambio en el derecho de familia y del actual modelo de ruptura de la pareja». Así que promoví la Asociación de Padres y Madres Separados de Extremadura... Llegué a ocupar la Secretaría de Organización de la Federación de Asociaciones por la Custodia Compartida, «en la época en que el señor Zapatero, a la vuelta de las vacaciones del 2004, nos sorprendió con la noticia de que iba a reformar de la Ley de Divorcio del año 1981» Una temporada de continuos viajes a Madrid, y de entrevistas «con políticos de todo pelaje» para proponer 'mejoras' al proyecto gubernamental... «Pero, al final, no logramos arrancar ningún compromiso». «Con la Ley de Divorcio de 2005, la custodia compartida de los hijos es una insalvable carrera de obstáculos que condena a los menores a una orfandad estúpida y cruel». Es por ello que hemos decidido crear un partido político: Custodia Compartida, Padres y Madres en Igualdad,

37 comentarios

  1. La gente en general desconoce que a la mitad de la población se le han retirado los derechos fundamentales y basta la palabra de la otra mitad,para encárcelarte, entrar en una lista de maltratadores, perder la custodia de tus hijos etcétera. Es la ley de violencia de género y su nueva reforma, La mujer ya ni siquiera tiene que declarar solo decirlo y automáticamente pondrá contra ti todo el estado de derecho. Serás juzgado por tribunales especiales de violencia de género y que no son en absoluto imparciales. Si la denunciante lo hace en falso no tiene ninguna repercusión para ella. Si el denunciado es inocente y quiere demostrar su inocencia lo tendrá muy difícil porque a la mujer le ampara absolutamente la gratuidad completa tiene cientos de abogadas feministas, el enorme poder de los medios de comunicación a su favor y de las masas, absolutamente todos los partidos políticos por el miedo a ser políticamente incorrectos, todo el poder del Estado de derecho, que lo primero que le aconsejan es que denuncie, presuntamente para así engrosar las subvenciones y poder esgrimir este dato de que tienen tantas víctimas y tantas miles de denuncias, cuantas más mejor, La mujer siempre tiene la razón por ser mujer y el hombre la culpabilidad por ser hombre. Ya incluso en la nueva ley se ha incluido una fórmula para evitar que nadie se pueda postular en contra de esta Ley para que no pueda haber disidencia.El hombre tiene presunción de culpabilidad y si quiere intentar demostrar su inocencia tendrá que pagarse por separado cada cosa de la que ha sido acusado no toda la gente tiene dinero y es una lucha contra un gigante. Verdaderamente es una ley de la Inquisición. Parece ser que las muertes de los atentados vienen perpetrados por musulmanes. Pero a nadie se le ocurre quitar todos los derechos fundamentales a los musulmanes en general, como la presuncion de inocencia y la no discriminación por razón de raza o religión, sino que se castiga a los culpables con firmeza, pero no se criminaliza a una raza o a una religión. Pero aquí nada a nadie le escandaliza que se haya criminalizado al género masculino en general. Esto parece increíble que sea verdad y la realidad la conoces cuando le toca a un familiar o amigos cercanos,o incluso a ti mismo. Y lo verdaderamente triste de esta Ley es que no ha conseguido proteger a las víctimas,y sus efectos colaterales son aterradores en el día a día de los miles de hombres que han sido víctimas a pie de calle de esta Ley los cuales callan, por su indefensión o por el bien de sus hijos,o se les silencia.

  2. Sobre la Ley de Violencia de Género nadie se atreve a hablar si no es para hacerlo a favor de la poderosa corriente popular. Es un tema incómodo y difícil de tratar. Nadie se atreve a admitir que tiene errores importantes y que realmente no está protegiendo eficazmente a las víctimas Al contrario está generando malos usos y un terrible problema añadido. Un tema tabú es la situacion en la que queda el hombre. El hombre que no es maltratador.El hombre que es pacífico y bueno.Situación en la que este queda de absoluta y total indefension.Se le retiran derechos constitucionales cómo es la no discriminación por razón de su sexo y la presunción de inocencia,si es señalado por una hipotetica mujer sin escrupulos.Hay hombres malos y hay mujeres malas.Estas medidas y retiradas de derechos constitucionales fundamentales al hombre,merecerían la pena si sirvieran para evitar la lacra de los crímenes, de hombres sobre mujeres, qué son los que se producen con mucha más frecuencia.Pero no es así, desgraciadamente siguen ocurriendo.
    Normalmente la gente cree que la ley de la violencia de género sirve para proteger a las víctimas sea hombre o mujer y que si hay un solo hombre entre 30 mujeres maltratadas este hombre también va a tener cobertura legal y amparo en esta ley, pero no es así. Esta ley discriminatoria sólo se ha hecho para mujeres, a golpe de clamor popular. Está hecha por políticos visiblemente machistas, los cuales ante la presión popular y los grupos feministas más influyentes y por una cobardía institucional sin precedentes,son incapaces de desarrollar una ley justa que realmente sirva y funcione. Aquí cabe mencionar a Ciudadanos que se dejó llevar por estas corrientes y renunció a sus ideales por cobardía y porque estas corrientes iban nutridas de votos.Los políticos todos aceptan que hay que discriminar positivamente a la mujer y esto en el fondo es una expresión de machismo. Pero,es que acaso la mujer es inferior al hombre?Desgraciadamente la mujer ha estado discriminada muchos años,incluso no ha tenido derecho a voto hasta hace relativamente poco. Pero cuando se corrigió esta terrible y vergonzosa injusticia, no se les quitó el voto a los hombres para dárselo a las mujeres, sino que se les equiparó en esta cuestión en concreto.
    Un hombre puede ser forzado hacer todo lo que se le diga en un caso de ruptura sentimental por una denuncia,no importa si esta es cierta o es falsa,automáticamente es detenido. Sería una manera de evitar que se pudiera producir una agresion preventivamente. Es evidente que no puede haber estadísticas reales de denuncias falsas porque la ley se podría decir que ya establece el culpable por razón de sexo, y al amparar le una ley menor tendría que pagar su defensa para demostrar que no es culpable.Al estar desprovisto el hombre de sus derechos fundamentales, también puede ser presionado a hacer cuánto se le diga bajo la amenaza de ponerle esta denuncia que automáticamente otorga un poder absolutista, y no haber necesidad de denunciar.También están las denuncias falsas que se hacen para obtener ayudas económicas, dar un escarmiento a la pareja, tu ex pareja o incluso parece ser que en la nueva ley ya a cualquier hombre fuera de una relación sentimental. A estas personas se las estigmatiza se les destroza la vida,se les marca. Todo esto merecería la pena si sirviera para evitar los crímenes,se pagaría este precio a pesar que pueda parecer una ley de la Inquisición en plena era moderna. Yo soy un hombre y mi pareja es una mujer licenciada en Derecho,y opina que esta ley es un esperpento injusto que incita al odio por el simple hecho de ser injusta.Las mujeres que son madres y tienen hijos e hijas no querran que nadie vea discriminado injustamente por razón de su sexo. En cuanto a la violencia psicológica puede alguien creer que no existe ninguna mujer que la ejerza,en el sentido de querer “domar” al varón, cambiarlo en su forma de ser o querer tenerlo controlado bajo su yugo?.Invitar a cualquiera, hombre o mujer a trabajar por una ley justa que de verdad proteja a las victimas indistintamente de su sexo y, dentro del marco Constitucional. Tener la valentía, especialmente los políticos a la hora de decir que algo no está bien hecho en esta Ley que intenta solucionar un problema, no lo consigue,pero a la vez genera una terrible injusticia,a la cual nadie es capaz de dar visibilidad,sino que hay que silenciar. Todos ellos se han felicitado,queriendo para sí la autoría de la nueva reforma de la ley, y nadie ha sido capaz ni tan siquiera de plantear este problema terrible,que tambien es una lacra,una injusticia terrible,y que deja a muchos  hombres,al borde del suicidio,y que, quizas, su único delito a sido querer poner voz y voto en el proceso de separacion.Hay abogados sin escrúpulos  que aconsejan: quieres tener todo ganado,pues denuncia por maltrato.
    Buscar,la muy poca información,objetiva,imparcial y valiente de profesionales juristas etcétera, pero sobre todo de casos reales a pie de calle que quedan silenciados por las razones anteriores,pues en el desconocimiento e ignorar la realidad de las cosas es donde el populismo, del que todos se hablan,hace el daño.Es loable la intención de esta Ley, pero por su falta de inteligencia no protege a las víctimas. Se podría decir que es una ley genocida Una caza y captura contra el hombre por el simple hecho de ser hombre. Es exactamente igual que hacer una ley contra los negros, o contra los blancos.No todos los hombres son maltratadores. No todos los hombres son machistas no todos los hombres son malos. Pero están todos metidos en el mismo saco. Quiero que me devuelvan mis derechos fundamentales. El no más rotundo a la violencia. Ya es hora de que el hombre normal,injustamente acusado,en vez de quejarse en silencio, aprenda a decir basta,publica y pacíficamente

  3. ¿No presumen todos los estamentos oficiales de que todos somos iguales ante la ley? PUES ESTA LEY ES LA PRUEBA MÁS PALPABLE DE LA GRAN MENTIRA DE TODOS ESTOS ESTAMENTOS OFICIALES. Como se puede presumir de semejante falacia cuando hasta tenemos por ley una de las mayores injusticias y que se aplica contra la mitad de la población y concretamente contra los hombres. Que la derogen o dejen de presumir de igualdad de derechos pues sencillamente MIENTEN. Dando campo abierto para que las mujeres puedan convertir a los hombres en sus auténticos bufones de sus caprichos más rastreros. Endurezcan si quieren las penas para todos por igual hombres y mujeres que no respeten y practiquen el maltrato en el ámbito doméstico. Pero no prejuzguen a los hombres por una LEY TAN INJUSTA COMO IRRACIONAL, pues de todo hay en la vida del señor y las mujeres en el aspecto del maltrato no se quedan mancas a la hora de practicarlo. Menos mal que la mayoría de hombres y mujeres en sus relaciones tienen más juicio y más capacidad de diálogo que está ley, pues más injusta no puede ser.

  4. angel luis fernandez

    totalmente de acuerdo con el articulo.el feminismo se ha convertido en un negocio del que se lucra mucha gente con el sufrimiento de los demas.

  5. Mlra os habla una chica de 27 años que actualmente vive con su maltratadorny que se siente desprotegida x esta mierda de leyes que hay que si tu maltratador no te parte un hueso o lo que sea no entra a la carcel. Cuanto mas voy a tener que aguantar? Que denuncio le detienen y sale del calabozo a los 3 dias o como mucho le ponen una orden de alejamiento que se saltara y me hara algo horrible a mi o a mis padres o a mi hermano pequeño, dicho por el. Y que hace esta ley? Una mierda! Y el lleva beneficiandose años con mas parejas no solo yo.
    Y si la ley es desigual para hombres q para mujeres os dire q si nosotras tuvieramos la misma fuerza de un varon la cosa cambiaria, no necesitariamos de la ley, xq lo arreglariamos con nuestras manos, pero como somos mas debiles fisicamente es logico q se nos proteja mas, no es feminismo es comun .. Pero ni x esas, lanley no funciona, parece ser q te tienen q matar para q encarcelen al maltratador.

  6. jajajajjaja … si claro … MALÍSIMA POSTURA… Jajajjaa que otro cuento más de las “sacralísimas” leyes de género nos dirás Verónica

    • RafikiEscribe

      Es la norma a esta altura, no esgrimir otro argumento que “ningún argumento”, apelar a la histeria, la victimización y la reducción del diálogo y con el mismo, la búsqueda de la verdad, a escombros.

  7. Otra vez han vuelto a engañar a la mujer haciéndola creer que sale beneficiada con esta absurda e injusta ley. Dentro de unos años se verá el resultado: mujeres solteras, mujeres mayores solas y sin pensión, mujeres despreciadas por familia e hijos por haber destrozado sus familias…todo para que ? Por falsas promesas de libertinaje, falso protagonismo, falsa autorrealizacion…pero eso sí para el pago de pensiones de jubilación al Estado le va a venir muy bien

  8. Las feminazis de la igualdad comentan sin exponer nada,es mejor ignorarlas,artículo buenisimo y acertado,mismas leyes para todos,no esta si y esta no,como hacen las feminazis

  9. No acabo de entender este párrafo. ¿Es correcto o tiene alguna errata?

    la inmensa mayoría de homicidas son menores de 40 años, y el veinte por ciento menores de 30. Las homicidas (¿?) mayores de 50 años, el grupo en teoría más peligroso por su supuesto “patriarcalismo”, apenas representan el 40 (¿?) por ciento de los casos.

    • Significa q la mujer aguanta mucho y cuando llega a una edad no lo soporta mas y se acaba cargando a su maltratador q lleva toda una vida amargándola, desde los 20-30 años. Es asi d facil.

  10. El propio ministro de Justicia López Aguilar, del PSOE, que promulgó esta infame ley en 2004, se ha comido su ley con patatas con una denuncia falsa de su ex-mujer y ha tenido que pedir (o más bien le han obligado) a pedir la suspensión cautelar de militancia de su partido. TOMA YA.

    Ciudadanos es el único partido que lleva en su programa eliminar el diferente trato judicial de los hombres respecto a las mujeres que propugna esta infame ley. En Europa y en la ONU se rien, por no llorar, de que en España tengamos una ley que discrime por sexo. La igualdad por sexo no sólo está en nuestra Constitución, es que está en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas.
    Y tenemos los mismo casos de muertes de mujeres que antes de la ley, pero, eso sí, los juzgados están llenos con pilas de expedientes de denuncias falsas. Según los datos del 85% de denuncias falsas sobre un total de 1.500.000 denuncias suponen 1.275.000 denuncias falsas, 1.275.000 expedientes judiciales por denuncias falsas, 1.275.000 hombres inocentes denunciados por denuncias falsas, 1.275.000 casos de mujeres que han cometido un delito -injurias- al imputar a hombres inocentes y encima ellas quedan impunes y encima beneficias en sentecias de divorcio (25% de los cuales van con denuncia) Con estos datos 1 de cada 5 divorcios va con una denunca falsa de regalo, que además conlleva que le den a la madre acusadora la custodia de los hijos, más la casa, más la pensión de alimentos (y esto ocurre en el 84% de los divorcios otra gran desigualdad)… UNA VERGÜENZA. Los hombres de España queremos justicia, queremos igualdad, nuestros hijos se merecen que su padre tenga derecho a ser igual, no menos, que cualquier mujer.

  11. Después de mucho pensar solo hay una solución.
    Y lo he pensado mucho.
    Tengo mujer e hija.
    Sin embargo no voy a dejar que el gobierno sea del color que sea me diga como tengo que respirar.
    Me condenan por ser hombre.
    Bien
    Quieren que contrate mujeres y les pague igual o mas que a los hombres.
    Mal
    Si creeis que vais a maltratarme y luego me pedís ayuda.
    Solución no contrato mujeres. y no soy sexista simplemente hago lo mismo que ellos. No quiero problemas ni con las mujeres ni con el gobierno.
    Cuando los empresarios hagamos eso veremos que solución le dan tanto unas como otros.

  12. Observando el ultimo estudio del Consejo General del Poder Judicial puede verse que esta ley no ha ayudado en nada a la mujer.

    -En el año 2004 murieron 72 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, al año siguiente 57 ¿Posible mejoría? Evidentemente no porque al siguiente fueron 69 y al siguiente 71, en 2008 fueron 76, al año siguiente 56 y al siguiente 73… No hay un solo patrón de mejoría.

    -1/3 del total de las sentencias sobre violencia de genero acaban siendo absolutorias porque no hay suficiente prueba de que el hombre sea culpable (más del 49% de las sentencias en los juzgados de lo penal, casi el 26% en los de violencia de genero y el 21% en las audiencias provinciales)

    Estos datos entre otras lindeces ¿Como es posible que una ley tan prometedora y proteccionista despues de millon y medio de casos juzgados haya sido tan espectacularmente incapaz de mejorar en el numero de mujeres asesinadas? Mucho me temo que mientras esto no cambie cada vez habrá más injusticia, resentimiento y muertes…

  13. …/…
    Me siento profundamente solidarizado por todos aquellos que sufren que ya superan con creces el millón de hombres injustamente sometidos e injustamente llevados a la ruina personal, económica, a los niños que sufren como consecuencia de esta aberrante actuación por parte del estado en estos órganos de destrucción de seres humanos. Es aberrante como protegen los datos contradictorios, como se enriquecen muchos y varios sectores y todos con el silencio de la población y el jaleo continuo de los medios y los interesados en seguir con este monstruo del siglo XXI que antes no existía, y obedece a intereses y objetivos oscuros y nada sacros, todo desde la aberración más absolutista y fascista degenerada. Auténtico peligro mundial.
    Invoco a los poderes divinos y supremos ante esta LEY SEXISTA Y GENOCIDA Y ACONSTITUCIONAL en derecho y fuero, para que esto termine. “Nuestro mundo no es peligroso por lo que hacen los malos, sino por que otros no los detienen “. Y dijo nuestra misión es amonestar, en este caso de manera firme a aquellos que están actuando perversamente, y muchos de los actores de esta Ley e implicados no deben de ser conscientes pues es imposible que esta vejación exista; pues una vez amonestados no hay excusa. Si estos no cambian perderán su alma, pero si uno sabiéndolo no amonestase, perderá la suya, pero si amonestase y aunque no rectifiquen, el que amoneste salvara su alma. Dignidad por el ser humano clamo y exijo. Legislar para el amor y la paz, no para el odio la guerra y la deconstrucción. No dejemos que nuestros hijos convivan con esta aberración.
    Seguiremos en contacto sino censuran la VERDAD. Todos aquellos que han sido perjudicados a por motivos de esta ley homicida, y quien precise información para desmontar esta farsa pueden escribir a denunciadoperjudicadoviolenciadegenero@hotmail.com. Escuchad españoles y no os dejéis que manipulen a la población con este asunto que clama al cielo y donde miles y miles de personas que ya no están entre nosotros siguen clamando Justicia, no legalidad ante una aberrante Ley. MUJERES INFORMAROS DE LA REALIDAD, POR VUESTROS PADRES, HERMANOS, HIJOS Y LOS DESCENCIENTES DE TUS DESCENDIENTES INFORMA Y NO DEJEIS QUE ESTO CONTINUE. Existen leyes fuera de esta aberración donde todo ya está reglado de una manera coherente y humana en igualdad de condiciones. Suplico a Dios Padre.
    Un denunciado, España (perjudicado directo e inocente a los ojos de la Justicia). Defensor de la constitución y del Derecho, la libertad de expresión, la libertad sexual, el derecho a definirse en conciencia, y propulsor a la insumisión de Género fascista y opresora, etc. Dios salve la dignidad de España y su ciudadanía. INFORMENSE DE LA VERDAD DE MANERA LIBRE.
    La verdad saldrá a la Luz, este tema se estudiara en todas las universidades precisamente para saber qué es lo que no hay que hacer. Se solidaria y solidario por el bien de los ciudadanos.
    https://www.youtube.com/watch?v=F-7x9nzqTsQ
    https://www.youtube.com/watch?v=QLbEi2Fo3ZA

  14. ABRAN LOS OJOS MUJERES Y HOMBRES DE ESTE PAIS.

    Me indigna tremendamente como ser humano y español la opinión pública generada con el tema del maltrato de violencia doméstica. Estamos ante la industria del maltrato más grande que nunca nadie hubiera imaginado totalmente mercantilizada e instaurada de manera vejatoria donde la realidad supera a la ficción. No se cómo los españoles nos podemos dejar manipular por el discurso continuamente en los medios de manera más que interesada en seguir deconstruyendo a la sociedad usando la vejación contra el hombre. Es un drama la injusticia creada por la aberrante ley integral 1/2004,28.12 y toda su aplicación, donde no hay escrúpulos en destruir. Esta Ley bastarda de Satán no ha originado en España sino un drama de consecuencias gravísimas para la población que lo vive desde el engaño mediático e incluso institucional. Veremos quien indemniza tantas muertes y perjuicios. La realidad es otra totalmente diferente a la que nos muestran, y aquí quisieron tapar un agujero y produjeron mil, pero ante el negocio millonario que resulta ser esta industria de exterminio se continua promocionando para conseguir encima subvenciones (ojo que no llegan a los objetivos, seguirán publicitando incitando y comiendo el cerebro a las mujeres). Muchos son los fundamentos para derogar totalmente y absolutamente esta Ley vejatoria, se irán dando a conocer conforme dejen los medios y los poderes facticos del mal. Las hordas zapateriles y el mismo Zapatero tendrán que ser juzgados por un tribunal internacional por genocidio contra la población española, donde se persigue al hombre por ser hombre y por ser español, y donde el fundamento de esta ley es generar odio entre las familias para su destrucción. El que cae en esto, está perdido y puede caer cualquiera, absolutamente cualquiera. Pero no quedan ahí las consecuencias destructivas, los perjuicios a menores, en muchos casos a la propia mujer, a la familia, a los valores nobles, etc. Es lastimero como usan unas pocas muertes de mujeres y la desgracia de las familias o parejas para inducir que esto continúe. Además de todo esto se ha hecho por exportar esta auténtica aberración del ser a otros países para extender el germen y el negocio multinacional a otros países de nuestro entorno. El peligro de esta herramienta de la ideología de género es un peligro latente para el mundo y su población, a parte del daño ya originado. La ideología de género es un sistema cerrado y opresivo contra los principios de la propia Constitución y del Derecho haciéndose valer por medio de la mentira y la falsedad del entorno, incluso modificando y obviando datos que se camuflan vejatoriamente pues instan a ello a los actores, donde no se puede alegar nada y todo es por imposición para destruir todos los valores de la sociedad, usando muy sutilmente para extenderse los buenos valores de los derechos de las mujeres, que por otro lado ya tienen reconocidos hace tiempo en España y en muchos otros países en igualdad jurídica, de normas y de personas igual al hombre. Esta idea fuertemente promovida por las feminazis y su entorno comprado con miles de millones de euros de subvenciones por mantener una estructura despiadada de opresión y deconstrucción. El conocimiento y el saber que podría hacer que esto cambiase o esta comprado o esta destituido o simplemente ante tal aberración han optado por retirarse de este perversa injusticia. Es esto Justicia?. Que venga Dios y lo vea.
    …/….

  15. Tengo tanto que hablar que LES INVITO A LEER MI LIBRO Y ANALISIS DE LA REALIDAD DE LA MALA BESTIA QUE HAN CREADO Y HA DESARROLADO. Todo el mundo que lo sepa debe de extender este tipo de información. Estamos ante un peligro social tan aberrante que hay que parar esto de inmediato.

    Me parece una aberración mental digna de personas miserables de corazón que los medios solo muestren la opinión política e interesada y deseen confundir a la opinión pública. Que tendrá que ver el tocino con la velocidad. Ahí están los oportunistas de género, partidos políticos que creen vivir de ello para hipócritamente tratar de ganar votos, aparte de, si no se sabe si también participan en este gran negocio genocida en España de la industria del maltrato.
    Yo lo que deseo es manifestar mi repulsa total y absoluta a la Ley 1/2004, 28,12 por Ley sexista, genocida y maltratadora. No pongan el grito en el cielo e infórmense de que hay tras toda esta trama de la aberrante herramienta impuesta por la ideología de género en España. Zapatero y sus secuaces tendrán que responder por ello ante un tribunal constituido en La haya o donde proceda para juzgar este Genocidio en pleno siglo XXI, y el único que se ha producido y se produce hoy en día en un País en tiempos de Paz y con democracia. Sólo es cuestión de tiempo que la verdad sea desvelada. No se dejen inducir por la opinión pública trastocada de la realidad para mostrarla como una realidad virtual para seguir con esta aberración brutal.
    Aunque no tiene que ver una cosa con la otra, ya ven Vds. Como lo mezclan para justificar sus mentes obtusas y sus políticas adoctrinadas en la maldad, en la perversión y el gran montaje de negocio con todo esto. Alguien tiene que hablar y parar toda esta aberración de psicosis colectiva que ha generado esta gente y sobre el que la gente no está realmente informada. Es más, está totalmente transmutada por la cantidad de dinero y recursos y mentes vejatorias que difunden una mentira social insostenible en la realidad humana.
    Pronto, se ira desvelando de la verdad de todo esto y quedara expuesta la realidad de lo que conlleva esta maldita Ley y qué interés tiene y bajo qué prismas se mueve. “El mundo no es peligroso porque haya malos, sino por los que no los detienen (Einstein)”.
    VERDADERAMENTE MI MAS SENTIDAS CONDOLENCIAS UNA VEZ MÁS. Sólo el que sufre ese tipo de aberraciones es capaz de sentirlo. PERO ESTA MUY FEO QUE TRATEN INTERESADAMENTE DE MEZCLARLO CON UNA LEY QUE DESCUBRIRAN LO QUE ES (QUE SOLO LOS AFECTADOS LO SABEN Y LAS MILES DE VÍCTIMAS VARONES, NIÑOS, FAMILIAS, E INCLUSO MUJERES ORIGINA AÑO TRAS AÑO.
    ESTA LEY 1/2004,28.12 Y SU APLICACIÓN SERÁ ESTUDIADA EN TODAS LAS UNIVERSIDADES DEL MUNDO PARA SABER EXACTAMENTE LO QUE NO HAY QUE HACER.
    Ha Dios invoco para que interceda .
    “Aquel que veje un sólo pelo de uno de mis protegidos, tendrá que asumir sus penas”.

  16. “Se puede entender una madre que mata a sus hijos, NO!, pues tampoco se puede entender que la representación más alta de nuestro gobierno mate a sus ciudadanos” (As de oros, 12.08.2015)

  17. I’m agree. For some additional info see “The War Against Boys” from Christina Hoff Sommers

  18. La actual Ley de violencia de género discrimina totalmente al varón, me atrevería a decir que mas del 70% de las denuncias son falsas ya que las feminazis saben que la actual Ley esta de su parte, además desde que se aprobó esta injusta Ley que los casos de asesinato no hacen mas que aumentar, todos los españoles deberíamos de salir a protestar ante esta injusta Ley.

  19. Totalmente cierto, yo en mis propias carnes estoy sufriendo actualmente el despecho de mi expareja en forma de una denuncia falsa.

  20. Rafael Fernández-Cotta Jiménez

    ¿Como es posible que en la España del siglo XXI se dicrimine por razon de sexo? Mas de un millon de denuncias, apenas 3.000 condenados por violencia con lesiones. 2.000 suicidios al año de personas denunciadas. Todo por dinero. Generosos presupuestos POR SÓLO PRESENTAR DENUNCIAS.

  21. Nadie elabora porqué se critica negativamente el artículo. Si van a criticar argumenten para que se entienda cual es el problema o si no están haciendo el ridículo y parecen sexistas “feminazis”

  22. Estoy completamente de acuerdo con este artículo. La Ley de Violencia de Género es absolutamente injusta y criminaliza a todos los hombres por el mero hecho de serlo, eso es anticonstitucional.

  23. Totalmente de acuerdo con este articulo. Es una pena que tantos hombres sean enjuiciados y encarcelados injustamente por tanta despechada ridícula y las feminazis para colmo no solo ignoren esta realidad, sino que se sigan quejando de todo lo que consideren machista” (por que claro, cuando algo es hembrista aquellas que “buscan la igualdad” no hacen nada, pero si es machista OH DIOS, SE ACABA EL MUNDO)

  24. Artículo vomitivo. Es cansino que un machito acomplejado nos llame feminazis. Háztelo mirar.

    • Totalmente de acuerdo contigo. Increíble que todavía haya hombres con posturas de este tipo. Claramente la violencia de género está vinculada al sexismo y a la discriminación que sufrimos las mujeres por ser “el sexo débil”.

      • No existe sexo débil ni fuerte!! es la ley más absurda que vi, lamentó mucho por el pueblo español si en mi país promulgarían una ley de ese tipo, daría mi vida sin remordimiento alguno por librar a mi pueblo de semejante injusticia.

    • Descalificación genérica, sin argumentos
      Puras consignas

    • Artículo impecable. Por cierto, nadie te ha llamado feminazi, te has dado tú por aludida, dando a entender entonces que eres de las que apoyan esta ley asquerosa y aberrante, un engendro creado gracias a personas como tú y la que te apoya, políticos mediocres y otros personajes sin escrúpulos. Por cierto, se habla mucho del maltrato físico, algo contra lo que hay que luchar, sin lugar a dudas. Pero curiosamente no se habla nada, o muy poco, del maltrato psicológico, otro tipo de maltrato igualmente detestable, al que se ven sometidos los hombres cuando, tras el divorcio, se ven fuera de sus casas, apartados de sus hijos y expoliados económicamente. Qué razón cuando el autor hace alusión al grave problema que tenemos en este país de pandereta…

    • Qué tal si se anulara a la mujer en España la presunción de inocencia, se crearan Tribunales compuestos por hombres exclusivamente, se les condenara con la sola prueba de cargo del marido o pareja, y se les aplicara a la mujer penas más severas sólo por ser mujeres ¿Te lo tragarías o dirías que es una discriminación brutal?

    • Esta ley asquerosa me ha hecho ayer a mi pasar en el calabozo un dia entero y ser juzgado de instancia a previo jucio posterior por la denuncia falsa y vezquina de una chica que llevaba 1 mes y medio conociendola y no eramos pareja estable ni conviviamos.

      Para más índole mi cumpleaños es hoy día 6 de agosto y la muy sin vergüenza queria joderme de tal manera que pasara sabado y domingo en el calabozo y joderme el cumpleaños.

      Y todo siendo INOCENTE INOCENTE porque no la coaccione nada solo le mande unos whatsapp pidiendo quedar a bien y como amigos.

      Así que las mujeres que ha nposteado por aquí, a ver si os metéis la lengua en culo, porque vuestras congerneres no todas son buenas, al contrario aprobechan esta ley para joder a hobmres que precisamente luchamos pro la igualdad y estamos en contra de todo tipo de discriminacion y machismo y maltrato.

      Me enfrento a un delito leve pero que ya me vale para no poder realizar mi sueño de ser funcionario del estado, todo ello si no quedo absuelto que ojalá sea así porque no me lo merezco. Ahora la sensacion de delincuente en un calabozo y de asco y trsiteza por saber que ahí estuvieron asesinos, violadores, ladrones, maltratadores reales y un largo etc de gentuza, espero que ustedes mujeres la vivais en vuestras carnes y luego me decis si sigue siendo justa esta ley o no..

      ZP fue y será basura pero el PP demuestra que la misma mierda es. Me da asco el que en 2004 yo vote al psoe y me da asco todo esto porque como dije antes lucho contra la violencia y a favor de la igualdad y soy de izquierdas.

  25. El artículo tiene muchas imprecisiones respecto al Derecho Constitucional, no muestra un entendimiento sobre los conceptos de ponderación de derechos, ni igualdad material. Tampoco está bien citado. Muy flojo.

  26. Carlos Aurelio

    ¿Debemos, Verónica, entender por tus “reflexiones” que estás de acuerdo con que se haya eliminado la presunción de inocencia para los varones en España, y que estás de acuerdo, también, en que se les condene sin pruebas (con la versión de la mujer supuestamente maltratada como única prueba) y que se les sancione más duramente que a las mujeres en caso de cometer las mismas acciones cuando sean ilícitas; debemos entender que consideras justo que se les detenga ilegalmente, se les prive de su derecho a un juicio justo, con plenas garantías legales, y un largo etc.? ¿De qué “géneros” hablas Verónica? En español, en castellano, “género” es un accidente gramatical que guarda relación con el artículo, determinante, que acompaña al sustantivo, sea “el” o “la” que no guarda relación con el sexo de lo que se nombra; así, por ejemplo “casa” no tiene sexo, y es de “género femenino”, y “edificio” no tiene sexo, y es de “género masculino”… Hablar de “género” referido a los humanos es absurdo, los humanos tenemos “sexo”, no tenemos género….

  27. Me quedé a medias con este artículo. Malísima presentación de la postura. Creo que me equivoqué siguiendo este sitio. Simplemente decir que hay que madurar, evolucionar y avanzar con este tema que a penas está a medio camino de ser solucionado, para todos los géneros.

¡Comenta!

x

Check Also

El Tribunal Supremo no debería tener que decir lo que es delito contra la seguridad vial.

El artículo 384 del Código Penal establece que será castigado con la pena de prisión ...

La interpretación popular de Eloy Velasco.

  Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con ...

Venezuela

Este no es otro articulo más sobre Venezuela,es un articulo sobre la dignidad de los ...