Interacción de la cafeína en el crecimiento del cabello

Según un informe elaborado por la Asociación Nacional del Café en el año 2013, se estimó que el 83% de las personas adultas beben café y una de las principales preocupaciones de quienes lo consumen ha sido siempre conocer cómo interactúa o influye esta sustancia estimulante en la salud, especialmente en el crecimiento del cabello.

cafeina-crecimiento-cabello

¿Afecta el consumo de cafeína en el crecimiento del cabello?

La revista de Dermatología interna realizó un estudio en el que se determinó que la cafeína podría influir directamente en el crecimiento del cabello humano a través de la estimulación de los folículos pilosos. En este estudio, se extrajeron biopsias tomadas del cuero cabelludo de 14 hombres que presentaban estadios iniciales en la pérdida de cabello. Las muestras del folículo se expusieron a diferentes dosis de cafeína, determinando que el cabello alojado en todos los folículos pilosos manifestaban un estímulo positivo de crecimiento durante la aplicación, incluso aquellos folículos que estuvieron expuestos al DHT, la hormona que convierte la testosterona en Dehidroesterona que interfiere en la fase del crecimiento del pelo y miniaturiza el folículo piloso, postulándose como el principal desencadenante de la pérdida de cabello en hombres.

Otro estudio publicado en la misma revista durante el año 2007 liderado por el Dr Tobias Beecher, determinó que las muestras de folículos pilosos que fueron expuestas a diferentes dosis de cafeína, manifestaron una tasa de crecimiento significativo en las 24 horas posteriores a la exposición. Un efecto que se prolongó durante al menos 8 días en un porcentaje estimado del 33% y 40% de los casos.

¿Cuál es la cantidad de cafeína capaz de impactar sobre el crecimiento del cabello o influir directamente en su estimulación?

Las dosis terapéuticas de cafeína empleada en los estudios anteriormente mencionados equivalen a unos 6000 miligramos, ingerir estas dosis por vía oral resulta prácticamente imposible para cualquier persona porque requeriría beber entre 50 y 60 tazas de café diarias, lo cual tendría consecuencias nefastas para la salud y es aquí donde los champús de cafeína o soluciones tópicas basadas en la cafeína desempeñarían un papel fundamental en el tratamiento.

Las soluciones tópicas capilares de cafeína y los champús de cafeína se han popularizado rápidamente en el mercado como tratamientos complementarios en la caída del cabello, pues la cafeína se absorbe rápidamente por vía tópica actuando directamente sobre el folículo piloso y estimulando el crecimiento del cabello sin los efectos secundarios derivados de su ingestión oral, que inciden negativamente en otros aspectos de salud cuando se toma en exceso.

La actuación de la cafeína y su impacto en el crecimiento del cabello vendría determinada por la inhibición de la fosfodiesterasa, que estimula el metabolismo celular de los folículos pilosos contrarrestando la miniaturización inducida por el DHT.

En resumen, la cafeína en presentaciones tópicas como soluciones capilares y champús de cafeína, podrían postularse como un tratamiento coadyuvante complementario para frenar la caída del cabello y contribuir a la estimulación de su crecimiento, especialmente en hombres con susceptibilidad folicular a los efectos del DHT por predisposición genética.