¿Tu aire acondicionado está a punto para el verano?

Bien porque te hayas dormido en los laureles, bien porque hasta ahora habías aguantado bien el calor, es posible que todavía no hayas puesto en marcha tu equipo de aire acondicionado. La cuestión es que, en pleno mes de julio, la mayoría de los aparatos ya están a pleno funcionamiento, y todavía les quedan bastantes semanas para seguir proporcionándonos ese aire fresco tan solicitado en verano.

Si eres de los que ha esperado hasta el último momento para encender su aire acondicionado, en este post daremos algunos consejos a los rezagados para que puedan disfrutar del confort en su hogar sin ningún tipo de problema. ¡Mejor tarde que nunca!

En primer lugar, debes saber que es imprescindible revisar el equipo antes de ponerlo en marcha; lo primero que deberás hacer es realizar una buena limpieza de los filtros de la unidad interior, incluso aunque al finalizar la temporada anterior ya los limpiaras. Tienes que tener en cuenta lo importante que es no pasar esto por alto, ya que ésta es la barrera protectora principal de tu unidad y la que atrapa la mayor parte de las partículas que se encuentran en el aire. Si no realizas este procedimiento, es posible que experimentes una menor calidad del aire que respiras, ya que el filtro no podrá seguir actuando como barrera. Limpiarlos es muy sencillo; tan sólo tienes que retirarlos con cuidado y utilizar agua y jabón. Cuando se sequen bien, podrás volver a colocarlos.

La limpieza también incluye tanto la batería como el ventilador de la unidad exterior; de esta manera, podrás eliminar todos los residuos que se hayan adherido por culpa de condiciones climáticas como la lluvia. Revisa que la unidad no esté obstruida y que no se hayan colado elementos como hojas o suciedad, ya que reduciría en gran medida la efectividad de su funcionamiento. El ventilador de la unidad interior también debe ser revisado para evitar fallas en el sistema, así como aumentos innecesarios del gasto en consumo eléctrico.

Otro de los aspectos que deberás comprobar es que los desagües no estén atorados para así garantizar la correcta evacuación del agua que se genera durante el uso continuado del aire acondicionado. Finalmente, otra de las comprobaciones básicas y que también constituye una medida de seguridad esencial consiste en asegurarse que las conexiones eléctricas están en buen estado. De esta manera evitaremos problemas de gravedad como posibles cortocircuitos, al mismo tiempo que garantizamos el buen uso y rendimiento del equipo.

La mayor parte de las tareas de mantenimiento podemos realizarlas nosotros mismos, aunque existen otras tales como comprobar los niveles de presión del circuito o ajustar las temperaturas que es mejor delegar. Si detectas cualquier aspecto inusual en el funcionamiento de tu aparato de aire acondicionado, lo mejor es contactar con el equipo técnico para que te resuelvan todas las dudas y puedan manipular el sistema de forma segura y efectiva.

Sobre S3L3N1TY

¡Comenta!

x

Check Also

Montevideo es el sitio que te interesa para vivir

¿Necesitas cambiar de casa o estás buscando un nuevo territorio para mudarte allí a vivir? ...

¿Qué ingredientes debe tener un buen café?

El café tostado natural es siempre preferible al torrefacto, pero eso sólo no garantiza que ...

Tantra, el mejor camino para el autoconocimiento

El Tantra propone el camino hacia la iluminación,pues se trata de una disciplina surgida en ...