Dinero rápido y urgente para tus apuros económicos

1
7
prestamos-rapidos

Existen muchas situaciones en la vida cotidiana en las que podemos necesitar dinero rápido y urgente para pequeños apuros económicos o situaciones que no esperábamos, como, por ejemplo, reparaciones del vehículo, tratamientos médicos, pago de seguros, material escolar para los niños, sin contar aquellas situaciones en las que podemos necesitar algo de liquidez adicional para satisfacer otros asuntos relacionados con el ocio como por ejemplo, un viaje o la compra de algún capricho.

 

prestamos-rapidos

En los últimos años han proliferado las compañías de créditos rápidos a través de Internet porque presentan múltiples ventajas respecto a la solicitud de préstamos por el procedimiento habitual. De esta forma, evitamos pasar por el sector bancario, el cual está sujeto a múltiples requisitos y papeleos y, por consiguiente, demoras y tiempos de espera innecesarios para algo que necesitamos con urgencia inmediatamente para una acción puntual.

¿Qué son los préstamos rápidos y para qué se usan?

Los préstamos rápidos se diferencian básicamente de los préstamos personales u otro tipo de préstamos, en que se solicitan pequeñas cuantías para ser devueltas en un corto periodo de tiempo. El propósito de la solicitud de un préstamo rápido es evitar el papeleo y las demoras innecesarias para obtener la cantidad que se necesita lo antes posible y satisfacer unos pagos puntuales o gastos inesperados.

¿Qué necesito para conseguir un préstamo rápido?

En términos generales dependerá de cada entidad de préstamos rápidos los requisitos a solicitar a cada usuario. No obstante, estos préstamos se caracterizan por reducir y simplificar al máximo el procedimiento de solicitud respecto al trámite de un préstamo tradicional.

El solicitante obviamente deberá ser mayor de edad, deberá disponer de una cuenta bancaria a su nombre en España donde recibirá la cantidad solicitada y conservar un buen historial de créditos. ¿Qué quiere decir esto? El historial de créditos hace referencia a posibles préstamos anteriores con el mismo solicitante y la satisfacción de la cantidad adeudada en tiempo y forma.

El proceso de solicitud es muy sencillo. Tan sólo consiste en rellenar un formulario de contacto introduciendo:

– Los datos personales

– Los datos bancarios con el número de cuenta a nombre del solicitante

Tras esto, se recibe la cantidad solicitada en dicha cuenta en un tiempo de unos 15 minutos.

Una de las principales ventajas de solicitar un préstamo rápido es que se puede realizar directamente desde Internet sin intermediarios con el consiguiente ahorro de tiempo y desplazamientos que el procedimiento original requiere. Tras la aprobación de la solicitud realizada previamente vía telemática siguiendo los pasos anteriormente mencionados, el transcurso de tiempo en el cual se aprueba o desestima la petición es muy breve y como máximo en 15 minutos tendría el dinero en la cuenta.

Los préstamos rápidos son sumamente flexibles a las necesidades del usuario porque se pueden elegir el plazo de la devolución del préstamo en función de la cantidad solicitada. Una vez satisfecho el préstamo, cada cliente pondrá su contador a cero para volver a solicitar un nuevo préstamo cuando lo necesite y así disponer de dinero rápido y urgente para la mayoría de los apuros económicos que todos tenemos en el desarrollo de nuestras actividades y quehaceres diarios.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here