Labrador Retriever, la mascota ideal para los peques

0
9

El Labrador Retriever es el compañero perfecto de los más pequeños de la casa y está considerado como una de las mejores razas para tener como perro de familia por su carácter abierto, extrovertido y juguetón que se muestra muy feliz cuando realiza actividades físicas intensas y al grupo.


Labrador Retriever, adiestramiento y estilo de vida

El Labrador Retriever es un perro muy fácil de entrenar y muy dócil que responde afectivamente a cualquier muestra de cariño. Si se entrenan bien desde cachorro se consiguen educar muy fácilmente cuando el entrenamiento se les presenta en forma de un juego para ellos, pues les encanta jugar y se comprometerán activamente en la participación de todo tipo de actividades.

Hay que tener en cuenta que la fase de cachorro de Labrador Retriever dura aproximadamente un año y medio, aunque pueden seguir creciendo hasta los 2 años y por ello es importante comenzar pronto con los entrenamientos, de lo contrario sería un poco más difícil educarlos en la edad adulta.

Por sus requerimientos de actividad y tamaño, estos perros son ideales para tener en espacios abiertos y no son recomendables como mascotas en apartamentos o pisos pequeños.

El promedio de vida de estos perros oscila entre los 10 y los 14 años, son perros muy sociables que se llevan bien con otros perros y mascotas en general. Los niños son sus compañeros de juegos favoritos, son perros muy dociles y cariñosos.

El general el Labrador Retriever tiene muy buena salud. No obstante, entre sus patologías frecuentes se encuentra la luxación de rótula , la displasia de cadera canina y la osteocondritis disecante ya estás generalmente únicamente se manifiestan en las edades avanzadas. Si no se le somete a la actividad física requerida, también pueden tener cierta tendencia a la obesidad, porque son proclives a comer en exceso o también podrían desarrollar algunos hábitos nerviosos como la masticación excesiva.

A los labradores retriever les encanta la actividad física en general y se adaptan perfectamente a casi cualquier ambiente. No obstante, entre sus actividades recreativas favoritas se encuentran el contacto con el agua, por lo que serán los compañeros perfectos para espacios naturales como playas, ríos o lagos, donde se lo pasarán en grande chapoteando como un miembro más de la familia.

Además de su carácter cariñoso y cercano con la gente, los labradores retriever son muy apreciados como perros de familia porque son fáciles y sencillos de mantener. No tienen requerimientos especiales y su complexión física es robusta y fuerte.

Estos perros también son conocidos popularmente como “perros de agua” por su gran afición a bañarse en cualquier espacio natural que contenga el líquido elemento, pues su cola ancha y gruesa que también se denomina “cola de nutria” contribuye a que sean muy buenos nadadores y puedan mantenerse a flote sin ningún esfuerzo. La doble capa de su piel también sirve como aislante térmico que los mantiene calientes incluso en aguas de baja temperatura.

Entre sus cuidados básicos se destacan el aseo semanal y disponer de varios juguetes y masticadores para evitar la tensión mandibular y la masticación excesiva a la que son propensos cuando se encuentra nerviosos o excitados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here