Prestamos Online, financiación de emergencias a tu medida

Los préstamos online han proliferado masivamente los últimos años como una alternativa rápida y eficiente a los préstamos tradicionales. Estos préstamos o microcréditos como también se los denomina dentro del argot ofrece muchas ventajas respecto a los préstamos bancarios de toda la vida por las facilidades que presenta su proceso de tramitación.

Qué son los préstamos online

Los préstamos online como su nombre indica, son préstamos que se gestionan íntegramente a través de Internet mediante una entidad financiera y se diferencian de los préstamos bancarios tradicionales en que su gestión es mucho más rápida y sencilla y se piden menos requisitos.

Otra particularidad de los préstamos online es que inicialmente están pensados para pequeñas cantidades a devolver en un plazo de tiempo concreto. Estos préstamos son ideales para cubrir pequeñas emergencias o imprevistos de última hora, no para utilizarlos como un préstamo personal de manera habitual.

Existen muchas circunstancias en la vida cotidiana en las que pueden presentarse algún imprevisto, tales como emergencias médicas, material escolar, averías del coche, seguros y un amplio etcétera que pueden mermar nuestra economía si no las satisfacemos inmediatamente, pues uno de los aspectos más contraproducentes de los préstamos bancarios tradicionales es el tedioso y largo proceso de solicitud que en muchos casos demoraría demasiado.

Los viajes de ocio y las escapadas también se encuentran entre los motivos habituales de solicitud de un préstamo online, pues en muchos casos no se puede esperar al adelanto de nómina y disponer del dinero justo cuando se necesita supone un gran recurso de alivio para satisfacer todas aquellas actividades que no podríamos abarcar con nuestro sueldo.

Cuáles son los requisitos para un préstamo rápido

Los requisitos necesarios para la concesión de un préstamo rápido dependerá de la entidad financiera que lo conceda. En el mercado existen múltiples financieras para cubrir este tipo de préstamos mucho más flexibles que los bancos. No obstante, en términos generales estos son los requisitos mayormente demandados por las compañías del sector.

El solicitante deberá ser mayor de 18 años.
Deberá  disponer una cuenta bancaria en el territorio español donde recibirá la cantidad solicitada.
El solicitante deberá de tener un buen historial de préstamos.

El tercer requisito para solicitar un préstamo online que consiste en tener un buen historial de préstamos, puede variar de una entidad a otra. Algunas financieras son más flexibles en este punto y se pueden otorgar préstamos incluso cuando el solicitante no tiene un buen historial.

¿Qué se considera tener un buen historial de préstamos?

En la definición de un buen historial de préstamos también encontraremos variedades entre una financiera y otra, mientras que algunas se rigen por la inclusión del solicitante en el ASNEF y otros ficheros de morosos. Otras compañías pueden dar más prioridad al historial de préstamos que tenga o haya tenido el solicitante en el pasado con otras entidades financieras de micro préstamos.

Al igual que las compañías de seguros comparten ficheros y la base de datos para evaluar el potencial de riesgo de un cliente en función de si ha tenido anteriormente siniestros, las compañías de préstamos y micro préstamos igualmente disponen de una base de datos para evaluar el riesgo potencial del solicitante en función de los impagos que haya podido tener anteriormente.

Teniendo en cuenta todos los datos descritos anteriormente se optará por aprobar o denegar la solicitud o en su defecto, aprobar la solicitud con un incremento para compensar el riesgo.

Ventajas de los préstamos online

Como hemos mencionado anteriormente son muchas las ventajas de los préstamos online en comparación con los préstamos tradicionales bancarios. No obstante, vamos a detallar individualmente los aspectos más reseñables que determinan la elección.

Accesibilidad de los préstamos online

La accesibilidad es sin lugar a dudas uno de los aspectos más favorables de los préstamos online respecto a la banca tradicional. Pues al gestionarse íntegramente de forma telemática, es decir, a través de Internet se puede solicitar en cualquier momento y desde cualquier lugar, incluyendo fines de semana y festivos. Cosa que en un banco sería desde luego inviable.

Perfectos para emergencias

Como mencionamos anteriormente, este tipo de préstamos están pensado especialmente para emergencias. Lo mejor de todo es que no es necesario justificar el motivo de la solicitud de la diferencia como sucede en los préstamos bancarios tradicionales. Además, la banca tradicional generalmente no suele cubrir este tipo de préstamos equivalentes en su defecto a los préstamos personales que son de cantidades mucho más elevadas y destinados a otros propósitos o a la compra venta de activos, por lo que las posibilidades son mucho más reducidas.

Sin avales en la mayoría de casos

Al margen de los requisitos individualmente que pueda solicitar cada entidad financiera, los préstamos online se caracterizan en términos generales por no requerir avales. Si bien algunas entidades pueden requerir aval, se trata de un porcentaje muy pequeño en comparación con las que no lo exigen. Por otro lado, las entidades que solicitan los avales tienen un margen de crédito mucho mayor similar a los bancos tradicionales. Pues las entidades de microcrédito han evolucionado en los últimos años ofreciendo cada vez cantidades más grandes. No obstante, los beneficios de los préstamos pequeños en cuanto al papeleo y rapidez en la solicitud se mantendrían igualmente.

Sin nómina

En un banco tradicional un cliente sin nómina habitualmente no puede solicitar ni la hora. No obstante, este no es el caso de los préstamos online, donde es posible solicitar pequeñas cantidades de dinero sin nómina. Al igual que en el apartado anterior, algunas entidades pueden requerir nómina para prestar dinero, pero se trataría de casos en los que las cantidades superan ampliamente el margen promedio acercándose bastante a las cantidades ofrecidas por los bancos tradicionales.

Menos requisitos

Sin lugar a dudas, esta es una de las principales ventajas que presentan los préstamos online respecto a los préstamos tradicionales, ya que se reducen los requisitos al mínimo en comparación con los préstamos bancarios que se caracterizan por ser bastante exigentes en cuanto a éstos incluso para la solicitud de los préstamos más bajos, sin mencionar las pocas posibilidades o nulas que tendrían los clientes con un mal historial de préstamos o puntuaje crediticio negativo que se da por ejemplo entre quiénes están incluidos en el ASNEF u otros registros de morosos.

Con los préstamos rápidos existe al menos la posibilidad de valorar las solicitudes incluso con puntuaje crediticio negativo o mal historial de créditos que no tendrían oportunidad a través de la banca tradicional. Por otro lado, los clientes con un buen historial de préstamos e ingresos comprobables tendrían prácticamente asegurada la aprobación de su solicitud en tiempo récord.

Posibilidad de personalización

Otra de las ventajas que ofrecen los préstamos rápidos es la posibilidad de adaptar las cuotas dentro de los márgenes ofrecidos por la entidad. De esta forma, el solicitante puede elegir la cuantía a devolver que le resulte más cómoda y el plazo estimado en la que se devolverá dentro de los márgenes ofrecidos en cada préstamo.

Las condiciones de la devolución puede variar entre una empresa y otra, aunque por norma general la mayoría de ellas tiene un plazo máximo estimado de unos 30 días.

Algunas entidades de microprestamos tienen un plazo más corto para el primer préstamo no obstante, una vez que se ha satisfecho correctamente los márgenes se amplían concediendo préstamos con las condiciones más ventajosas.

Ahorro de papeleo

Los trámites para la solicitud de un préstamo online son tan rápidos por el consiguiente ahorro de papeleo que supone, ya que únicamente hay que rellenar un formulario online con los datos del solicitante y los datos bancarios de los cuales debe ser titular para procesar la solicitud. Automáticamente una vez recibida, la entidad financiera pasará a estudiar los datos para ofrecer una respuesta a la mayor brevedad.

Para obtener un préstamo online con las mejores condiciones, lo más recomendable es estudiar todas las propuestas de las principales entidades financieras del mercado y en este punto, los comparadores online al igual que sucede con las aseguradoras son una herramienta muy útil para ahorrar tiempo y esfuerzo, ya que en tan solo un par de clics o toques de pantalla podemos obtener una panorámica o cerca de cuál es ofrecer las condiciones más ventajosas adaptables a nuestro plan de préstamos.

Respuesta inmediata

Qué frustrante puede ser haber estado esperando la contestación de un préstamo para una emergencia de cualquier índole, y tras mucho esperar y perder el tiempo resulta que ha sido denegada. Con los préstamos rápidos esto nunca sucederá, porque en el peor de los casos en que la solicitud no sea admitida, la respuesta se producirá en 24 o 48 horas como máximo y en función de la respuesta se puede intentar repetir el proceso con otra entidad financiera.

Transparencia total

La mayoría de las financieras concesiones de préstamos rápidos online, disponen de simuladores web en los que se puede seleccionar la cantidad deseada y los plazos en los que se pagará. Al final del proceso, se obtiene un informe detallado del costes total del préstamo con total transparencia y sin añadidos que pudieran interferir en la cuota final.

Proceso de solicitud para un préstamo online

Como hemos detallado extensamente en los apartados anteriores, los préstamos online se caracterizan por ser muy rápidos respecto a los préstamos convencionales la solicitud se puede llevar a cabo en pocos minutos obteniendo una respuesta en un plazo máximo de 24 y 48 horas. No obstante, vamos a indicar a grandes rasgos cuáles serían los pasos principales en el proceso de tramitación en un préstamo online.

Comprobación de las condiciones

Esto no es un paso específicamente a tramitar en la solicitud de un préstamo online. No obstante, lo hemos incluido el primero de la lista porque comprobar las condiciones ofrecidas por las entidades financieras principales del sector sería una tarea ineludible para los solicitantes de un préstamo online, ya que solamente así podríamos obtener las mejores condiciones, pues se trata de un mercado muy competitivo con muchas opciones a escoger.

Solicitando el préstamo

Una vez elegida la entidad con la que tramitaremos el préstamo rápido, el siguiente paso es acceder a su web vía telemática para iniciar el proceso de solicitud. Previamente deberemos de registrarnos en la página rellenando un breve formulario con nuestros datos personales. El siguiente paso será usar el simulador de préstamos que la mayoría de entidades financieras ofrecen gratuitamente online a sus clientes y futuros clientes para elegir la cantidad deseada y el plazo a devolver.

Añadiendo los datos

Una vez que se ha seleccionado el préstamo y las cantidades a devolver en el simulador del apartado anterior, se procede a procesar la solicitud. Para ello se rellenará un formulario con datos personales en los que se añadirán también los datos bancarios agregando una cuenta que debe pertenecer al titular y situarse en territorio español para la concepción de la solicitud.

Habitualmente con esto suele ser suficiente. No obstante, en aquellas solicitudes que pudieran presentar un perfil de riesgo superior al habitual podrían solicitarse datos adicionales.

Recepción del dinero

Si el proceso se cumplió satisfactoriamente en un plazo de unas 24-48 horas se obtendrá una respuesta satisfactoria y la transferencia de la cantidad acordada en la cuenta del solicitante. El tiempo de aprobación de la solicitud puede variar de una entidad a otra, no obstante por regla general al tratarse de préstamos rápidos el plazo estándar suele estar en 24 o 48 horas, 72H en algunos casos.

Bonos en los préstamos online

A diferencia de los préstamos tradicionales, las microfinanzas ofrecen ciertos márgenes de beneficio en la concesión de microprestamos. Pues cuando un cliente contrata a varios préstamos en la entidad y los satisface correctamente, con el tiempo se van ampliando sus márgenes de solicitud, tanto en lo que refiere a las cantidades solicitadas como los plazos de devolución.

Consejos para no ser estafados con los préstamos rápidos

Debido al éxito que han tenido las compañías y entidades crediticias de préstamos online, muchos ciberdelincuentes han hecho el agosto haciéndose pasar por dichas entidades para engañar a los usuarios. Por ello vamos a indicar algunos consejos prácticos para evitar ser víctimas de phishing y otros ataques similares.

Investigar por internet

Para verificar que la empresa es legítima, basta por hacer una comprobación online para recabar opiniones de otros usuarios.

Evitar la información personal sensible

Una vez solicitado el préstamo, la entidad financiera únicamente solicitará un número de cuenta bancaria para recibir el dinero. En ningún caso, se solicitarán otros datos como tarjetas de crédito, débito y similares para conceder el préstamo. Por lo tanto, si el prestamista solicita sus datos vía correo electrónico en un primer momento desconfíe de que pudiera ser una solicitud fraudulenta.

Jamás pague dinero para que su préstamo sea procesado

Ninguna entidad financiera solicitará dinero por adelantado para que su préstamo sea procesado. Sí bien es cierto que los préstamos tienen una comisión de apertura, ésta se suma a la cuota de abono una vez concedido el préstamo. En ningún caso el solicitante deberá adelantar ningún dinero antes de recibir el préstamo. Por lo tanto si se solicita cualquier tipo de ingreso para justificar los costes de tramitación, desconfíe y busque otras alternativas.

No usar en ningún caso sistemas de pago irrastreables

Las entidades financieras de préstamos rápidos utilizan siempre transacciones telemáticas registradas. Si un prestamista le solicita realizar la transacción a través de Western Union y otras vías no rastreables, probablemente se trate de un engaño.

Analizar la publicidad

A la hora de analizar la publicidad sobre los préstamos rápidos hay que usar sobre todo el sentido común, pues si algo parece demasiado bueno para ser verdad probablemente no lo sea. Y con esto no necesariamente tiene que ser una publicidad fraudulenta o engañosa, sino que puede llevar incluidos algunos costes ocultos o tasas no expuestas a simple vista de las que nos deberemos de cerciorar antes de contratar un préstamo.

Pues hasta aquí nuestra selección de consejos para la solicitud del préstamo online. Esperamos que resulte de vuestro agrado y la utilicéis responsablemente, pues como hemos mencionado a lo largo de todo el artículo, la concesión de estos préstamos tiene como finalidad la de poder sacarnos de algún apuro y por lo tanto en ningún caso deben usarse para gastos de rutina ni mucho menos para atender a otras deudas o préstamos que tuviéramos pendientes, pues el resultado podría ser un mayor endeudamiento del que ya teníamos.