El truco para opositar con éxito sin volvernos locos

Este año que se acerca, 2019, puede que no signifique nada para muchos, pero para otros tantos puede ser el año que cambiará su vida, determinante para aquellos que se enfrentan a las oposiciones de maestro por primera vez, o tan solo un año más, y es que en 2019 habrá muchas plazas y será una buena oportunidad para todos los que sueñan con convertirse en maestros. Si quieres profundizar en esta información, en Opositer se encuentra toda la información que necesitas, completamente actualizada y por comunidades.

Si eres de los que quieren acceder a alguna de estas plazas, tienes que saber que las características que debe cumplir un buen opositor son la dedicación, la constancia y la organización. Quien cumple con estas premisas y no se rinde, acaba aprobando. Algunos de los opositores que ya han conseguido su plaza recomiendan planificarse semana a semana, tomárselo como un trabajo, y practicar deporte para evadirse.

Por supuesto no hay que dejar de lado una parte muy importante de la nota final, el baremo de puntos, donde deberás alcanzar la mejor puntuación y que es posible gracias a los Cursos Homologados para Oposiciones a Educación, ya sea para las oposiciones de maestros de infantil, primaria o secundaria.  Debes tener presente que la información de las oposiciones va cambiando y varía de una comunidad a otra, por lo que debes estar siempre informado y actualizado.

En Opositer te ofrecen toda la información sobre oposiciones a infantil, maestros primara, profesores y además de todas las comunidades, para que tampoco te vuelvas loco consultando una y mil páginas distintas. Aquí, en esta web especializada que además te ofrece los mejores cursos homologados, está todo lo que necesitas saber.

Estas son algunas de las claves para aprobar sin volverse loco.

El estado anímico es crucial para poder mantener la atención y rendir

La mayoría de los opositores se aíslan del mundo durante su periodo de estudio. Intentan evadirse de todo lo que no sea estudiar durante el tiempo que necesitan dedicarle a su máxima prioridad, aprobar la oposición, es tanta la intensidad con la que se entregan a su cometido que no se permiten mantener una vida social, lo cual les lleva a vivir un estado de ansiedad que hace que al final no rindan ni se concentren, algo imprescindible para conseguir su objetivo.

Hay síntomas claros que te permiten identificar la ansiedad para saber si la estás padeciendo y empieces a poner remedio, pues al final es probable que no estés sacando el máximo partido a tu tiempo de estudio y estés poniendo en juego tu salud.

Estos síntomas inequívocos son nerviosismo intenso, acompañado de palpitaciones, tensión muscular, sudoración, trastornos digestivos… pero no solo se producen a nivel físico, como los que acabamos de señalar, sino que también se dan síntomas en el plano mental entre los que se incluyen la aceleración del pensamiento, anticipación de fracasos, bloqueo, que en ocasiones extremas hace que el estudiante no acuda a los exámenes, problemas para dormir e irritabilidad.

Consejos para sobrevivir mentalmente a unas oposiciones según los psicólogos

Hay que ser fuertes para sobrevivir a una oposición sin perder la cabeza y no todo el mundo está capacitado para ello. Hay una serie de consejos, ofrecidos por expertos psicólogos, que es bueno seguir para que el proceso sea más llevadero. De todas formas, cabe señalar que al igual que todos somos diferentes, puede que estos consejos no sean válidos para todos por igual, pero sí es cierto que tienen un efecto positivo en la gran mayoría.

El primero de ellos es no aislarse completamente. Las relaciones sociales favorecen las emociones positivas, aumentan la autoestima y nos reportan apoyo social. Cuando el opositor se aísla su estado anímico empora y con él su rendimiento.

A menudo. Además, solo se relacionan, cuando lo hacen, con otros opositores. Con ellos tienen más en común y comparten sus frustraciones, pero esto hace que no lleguen a desconectar. Es importante conservar sus amistades para entrar en contactos con otros mundos.

El segundo consejo es planificar las horas de estudio incluyendo descansos. A menudo el opositor piensa que cuantas más horas dedique, mejores resultados obtendrá. Sin embargo, sin gratificaciones o premios a corto plazo la mente se bloquea. Por eso es tan importante establecer quedadas con amigos y descansos con un máximo de 90 minutos de intervalo para que la mente no se sature. El deporte, por otro lado, ayuda enormemente a proporcionar esas recompensas diarias, con la liberación de endorfinas y del estrés acumulado.

El tercer consejo es asumir el funcionamiento de la mente humana, y que todo lo que se aprende en un día tiende a olvidarse pasadas 24 horas. Esto provoca una gran frustración en los estudiantes, pero tal vez lo que deben hacer es utilizar otras técnicas de estudio que sean más efectivas, como elaborar test, hacer esquemas… y no solo leer y releer el temario.

Por último, hay que olvidarse de la idea que tenemos del fracaso. Nos han educado a pensar que si no terminamos un periodo de estudio, hemos fracasado. Pero puede llegar un momento en que el opositor se quede sin fuerzas y lo que menos necesita es la presión extra de sentir que ha fracasado. Algunos opositores llegan a tomar ansiolíticos para soportar esa presión y no llegan a solicitar ayuda a un psicoterapeuta, poniendo en serio peligro su salud.

Cargando...
Cargando...
Cargando...

Depresión, soledad y deterioro físico: cómo fueron las últimas horas de Robin Williams antes de su muerte

Las tecnologías al alcance de la ciudadanía